Versiones que sospechan que lo mataron por sus vínculos
¿Jeffrein Epstein se suicidó o fue asesinado?
En las redes que había organizado el empresario estadounidense aparecían personalidades como Trump, Clinton y el príncipe Andrés, de Inglaterra.
Los reclamos contra Jeffrey Epstein ante la justicia.Los reclamos contra Jeffrey Epstein ante la justicia.Los reclamos contra Jeffrey Epstein ante la justicia.Los reclamos contra Jeffrey Epstein ante la justicia.Los reclamos contra Jeffrey Epstein ante la justicia.
Los reclamos contra Jeffrey Epstein ante la justicia. 
Imagen: AFP

La muerte del empresario estadounidense, Jeffrey Epstein, siembra cada vez más dudas. El millonario, que se encontraba preso desde principios de julio, fue encontrado muerto el sábado en su celda en lo que aparentaba ser un suicidio. Sin embargo, existen teorías que sospechan que Epstein habría sido asesinado por sus vínculos con empresarios y políticos como el presidente Donald Trump y el exprimer mandatario, Bill Clinton.

Luego de la muerte de Epstein, William Barr, el fiscal general de los Estados Unidos, anunció que se abrieron dos investigaciones para esclarecer el caso, una por el FBI y otra conducida por los servicios del Departamento de Justicia.

El millonario, de 66 años, fue detenido el 6 de julio, acusado de hacer que decenas de jóvenes menores de edad fueran a sus casas en Manhattan y en Palm Beach, Florida, donde las obligaba a practicarle masajes y después las forzaba a tener sexo. Los agentes del FBI que detuvieron a Epstein encontraron en su casa una caja fuerte con un CD con fotos de sus víctimas.

Epstein intentó suicidarse el 23 de julio en su celda en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan. Después de ese intento fallido, las normas de la prisión exigían que Esptein tuviera un régimen de vigilancia especial -un funcionario de la cárcel debía pasar cada 30 minutos por la celda para ver cómo estaba- y que se le retiraran todos los elementos que podían servir para un nuevo intento de suicidio.

A pesar de la existencia de estas normas, funcionarios del Centro Correccional citados de forma anónima por The New York Times admitieron que no se respetaron. Al momento de su muerte, Epstein incluso estaba solo en su celda, dijeron los funcionarios, cuando debía compartir el espacio con otro recluso.

El empresario norteamericano solía celebrar lujosas fiestas de las que participaron figuras como Donald Trump, Bill Clinton y el príncipe Andrés de Inglaterra. Las teorías conspirativas afirman que, durante el juicio a Epstein, podría haber salido a la luz información sobre alguna de estas personas y, por eso, habría sido asesinado.

El presidente norteamericano respaldó estas teorías y apuntó contra Clinton. En su cuenta de Twitter escribió con el hashtag #EpsteinMurder (asesinato de Epstein) asegurando que el millonario "tenía información sobre (el expresidente) Bill Clinton" y sugirió que eso estaría relacionado con su muerte.

"Lo que (Trump) hace es peligroso: no sólo da vida a las teorías de conspiración, sino que también hace que la gente se enoje contra algunas personas", dijo el senador de Nueva Jersey, Cory Booker. Mientras que la congresista demócrata de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, sostuvo que necesitan “respuestas, muchas”.

Sin embargo, las teorías sobre la muerte de Epstein también apuntan contra el actual mandatario norteamericano. Trump fue amigo del fallecido empresario y participó de sus fiestas. Incluso Epstein afirmaba que había sido él quien le presentó al mandatario a su actual esposa y primera dama, Melania. Pero desde que fue detenido, Trump negó el vínculo y sostuvo que “lo conocía como lo conocían todos en Palm Beach”.

El viernes, antes de la muerte de Epstein, se conocieron documentos que detallan las acusaciones de una mujer llamada Virginia Giuffre contra el empresario. Según la mujer, Epstein la había obligado a mantener relaciones sexuales con varios políticos.

Por su parte, el exsecretario adjunto de Justicia, Rod Rosenstein, opinó que era probable la hipótesis de suicidio. "Los pedófilos acusados de delitos federales tienen un alto riesgo de suicidio", señaló y, además, aseguró que suelen requerir “atención especial”.

Asimismo, expertos en el sistema de justicia norteamericanos afirmaron que los suicidios de reclusos son un problema creciente en las cárceles estadounidenses, pero que existe poca información sobre el tema. En 2014, el último año del que se disponen datos, se suicidaron 249 personas en prisiones federales y estatales.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ