Economistas heterodoxos y ortodoxos debaten el tipo de cambio
¿Dólar a 60 es de equilibrio?
Vanoli, D'Attellis, Ferreres y Caamaño analizan la afirmación de Alberto Fernández. El traslado a precios de la devaluación abre interrogantes. 
"No hay argumentos para que el dólar siga aumentando", fue la definición de Fernández."No hay argumentos para que el dólar siga aumentando", fue la definición de Fernández."No hay argumentos para que el dólar siga aumentando", fue la definición de Fernández."No hay argumentos para que el dólar siga aumentando", fue la definición de Fernández."No hay argumentos para que el dólar siga aumentando", fue la definición de Fernández.
"No hay argumentos para que el dólar siga aumentando", fue la definición de Fernández. 

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró que el dólar a 60 pesos “está en un valor razonable”. “No hay argumentos para que siga aumentando”, resaltó. De esta forma, confirmó las palabras de uno de los economistas de su espacio, Emanuel Alvarez Agis, quien la noche anterior había afirmado en la Bolsa de Comercio: “El tipo de cambio real a 60 pesos es de recontra equilibrio de la balanza de pagos”. Economistas de distintas vertientes ideológicas, desde Orlando Ferreres hasta Alejandro Vanoli, coinciden con las palabras de Fernández y opinan que las declaraciones aportar estabilidad a los mercados. Sin embargo, adelantan que esa competitividad podría perderse con el traslado a precios y que la estabilidad va a depender de las señales políticas tanto de la oposición como del oficialismo.

Agustín D´Attellis, director de Agora Consultores y docente de la UBA, coincidió con la mirada de Fernández y Alvarez Agis. “El análisis sobre el tipo de cambio real que hacemos los economistas es básico. Más allá de alguna diferencia, coincidimos que arriba de 55 pesos es un tipo de cambio de equilibrio. Ya no hay atraso cambiario, como sí había con el dólar a 45 pesos de la semana pasada”, dijo a PáginaI12.

Para D´Attellis, la estabilidad llega a raíz de un “shock de confianza” que genera que haya un canal de comunicación entre Mauricio Macri y Alberto Fernández. Pero además, por la normativa del Banco Central que obliga a los bancos a reducir posiciones en dólares y así incrementar la oferta. El economista prevé que habrá mucha volatilidad durante la transición hasta las elecciones: “Estás en una situación en que tenés un presidente en retirada pero a la vez otro que solo ganó una primaria”. Sin embargo, considera que para mantener el tipo de cambio en 60 pesos serán claves las señales políticas tanto de la oposición como del oficialismo: “El diálogo entre los candidatos y todas las afirmaciones de eliminar los fantasmas del default por parte del Frente de Todos son señales para recuperar la confianza”, agregó.

Con esa lectura coincide Alejandro Vanoli, ex presidente del Banco Central durante el segundo mandato de Cristina Kirchner. “Desde lo técnico, lo que dice Alberto Fernández es cierto: un dólar a 60 pesos es un valor razonable para permitir el equilibrio del sector externo. El dólar a 45 estaba ajustado artificialmente por las tasas de interés y la especulación”. Además, opinó que las declaraciones de Fernández contribuyen a la estabilidad cambiaria, desde una “posición compleja” que es la de ser solamente un candidato, y no un presidente electo, más allá de la abultada diferencia en las primarias del domingo pasado.

Sin embargo, Vanoli adelanta que las declaraciones sobre el tipo de cambio de equilibrio esconden un riesgo: “Es un tipo de cambio competitivo con la foto de los precios de hoy. Pero puede dejar de serlo si el Gobierno no toma medidas en estos 4 meses para evitar el traslado a precios”. Por eso, considera que hay diversas variables que podrían permitir que se sostenga. En primer lugar, lo que pase con los otros precios de la economía, que dependerá de las medidas que tome el Gobierno. En segundo lugar, con las posibles intervenciones del Banco Central: “El lunes no hubo ninguna señal contundente de que no se iba a convalidar una devaluación. Se tomaron 3 horas para intervenir”, explicó. En tercer lugar, que el Gobierno deje de decir que Alberto Fernández representa el caos. “Macri demonizó a la oposición y esto le explotó porque el mercado compró ese discurso y tardó en discernir que Alberto va a poder generar confianza, con un acuerdo social y un programa de crecimiento”. Y por último, también va a depender de factores externos, que nada tienen que ver con la economía doméstica. “Argentina quedó en una posición muy frágil por el déficit externo de cuenta corriente, impactado por los intereses de la deuda”, agregó. Ya lo había anticipado Bloomberg: Argentina es la economía más vulnerable de los emergentes.

El mismo lunes después de las primarias, el economista Orlando Ferreres había afirmado que el dólar a 57 pesos es “el precio correcto” de la divisa. Y dijo a PáginaI12 que fue él, junto a otros analistas, quienes le acercaron estas proyecciones a Alberto Fernández. “Esta devaluación iba a pasar en algún momento, ahora el dólar tiene el precio que tiene que tener para mantener el equilibrio de la balanza de pago de largo plazo”, interpretó.

Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma, se mostró escéptico acerca de si el tipo de cambio de equilibrio será 60 pesos, por el traslado a precios que pueda generar la devaluación. “Alberto Fernández buscó ponerle un techo al dólar, sin desdecirse de lo que había dicho antes sobre el atraso”, dijo en declaraciones a este diario. Sobre el futuro del dólar, para él la variable que será determinante es la política. “Sabremos cuál será el tipo de cambio real al que deberá ir Argentina cuando sepamos las precisiones del equipo y el programa económico de Fernández”, concluyó. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ