El riesgo país sube 14 por ciento, hasta 1897 puntos
Derrumbe de bonos y acciones
Títulos públicos y ADR de empresas argentinas en Nueva York arrancaron la semana con fuertes caídas, muestra de la crisis de confianza en el gobierno nacional.

Los bonos de la deuda argentina iniciaron la semana con caídas de hasta 9 por ciento y el riesgo país se dispara 14 por ciento, para alcanzar los 1897 puntos. La rebaja en la calificación de riesgo dispuesta por Fitch y Standard & Poor’s y la renuncia de Nicolás Dujovne al Ministerio de Hacienda arrastraron el lunes las cotizaciones en la apertura de los mercados internacionales. Con ese diagnóstico, el riesgo país continuó su escalada. El Bonar 2024, uno de los títulos en dólares más demandados, encabeza el desplome con una caída que hacia el mediodía del lunes alcanza al 8,4 por ciento. La principal baja al comienzo de la jornada la registra el Discount 2033 en pesos, con un retroceso del 9,2 por ciento. El mismo sendero se observa en las acciones de las empresas que operan en el mercado bursátil estadounidense. Los papeles del Galicia caen 11,3 por ciento, Banco Macro cede 10,1 por ciento y Loma Negra retrocede un 8,8 por ciento. Las firmas energéticas también acusan un fuerte recorte de precios, liderado por Transportadora Gas del Sur y Pampa Energía con mermas del 8,1 y 7,8 por ciento, respectivamente.

Sin operaciones en el tensionado mercado cambiario por el feriado en Argentina, las operaciones financieras están concentradas en los títulos públicos. El creciente riesgo de default se traduce en la renovada caída del precio de los bonos y un incremento en la rentabilidad que ofrecen esos títulos. La atención en los mercados está puesta sobre la misión del Fondo Monetario Internacional que arribará a Buenos Aires en el transcurso de los próximos diez días. El objetivo de la visita es evaluar la marcha del programa de ajuste fiscal comprometido por el Gobierno de Mauricio Macri.

El cumplimiento de esas metas es condición necesaria para el desembolso del próximo tramo del crédito stand-by por 5400 millones de dólares previsto para septiembre. La fecha de la visita todavía no fue confirmada. Los técnicos del organismo se verán con el nuevo titular del Palacio de Hacienda, Hernán Lacunza, quien el domingo reemplazó al desplazado Nicolás Dujovne. Tras el fracaso del programa pactado con el Fondo hace un año, el encuentro abrirá la puerta para una nueva reformulación de las pautas fiscales previstas en el acuerdo ante la imposibilidad de alcanzar el objetivo de déficit primario cero. El flamante ministro se encuentra reunido con el presidente Macri.

El índice riesgo país que marca la diferencia entre las tasas de interés que pagan los títulos argentinos y los activos norteamericanos avanza un 127 por ciento en el mes, mientras que registra una escalada del 118 por ciento en doce meses. Entre los títulos públicos en dólares que registran caídas este lunes también figuran los Discount 2033 y 2022 en dólares, que ceden 3,6 y 1,9 por ciento, respectivamente. También baja el bono a cien años emitido en 2017 un 1,8 por ciento. Por su parte, los bonos Par 2038 marcan un desplome de 4,4 por ciento. A las presiones que experimenta el Banco Central se sumará en los próximos días obligaciones vinculadas a los préstamos de corto plazo solicitados a un grupo de bancos extranjeros. La volatilidad observada en el mercado financiero tras la contundente derrota de la fórmula Macri-Pichetto en las PASO, obligará a la autoridad monetaria a realizar una serie de desembolsos vinculados a esa operación denominada REPO.

El viernes pasado la empresa calificadora de riesgo Fitch rebajó la evaluación crediticia de los bonos emitidos por Argentina. La firma hizo un recorte abrupto: en su último informe redujo la nota de la deuda de B a CCC, una calificación que refleja el desorden económico y la probabilidad de una cesación de la deuda. “El recorte de la nota de Argentina refleja una elevada incertidumbre política después de las elecciones primarias del 11 de agosto, un severo endurecimiento de las condiciones financieras y el esperado deterioro del ambiente macroeconómico que aumenta la posibilidad de un default de la deuda soberana o de una restructuración de algún tipo”, reportó la firma al anunciar el recorte en la calificación que el lunes tuvo su correlato en el precio de los bonos.

La calificadora Standard & Poor´s anunció, por su parte, una reducción en la calificación de largo plazo de Argentina de "B" a "-B". La empresa informó que "la pronunciada turbulencia del mercado financiero, con una depreciación significativa del peso argentino y un repunte en las tasas de interés, tras las elecciones primarias del domingo pasado en Argentina, ha debilitado significativamente el ya vulnerable perfil financiero del soberano". 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ