EDITORIAL
Educación superiorpara transformar la realidad

Hace unos meses y como resultado del trabajo acumulado por años se concretó la declaración del partido de General San Martín como Territorio Educativo. Se propone reconocer y profundizar las experiencias de trabajo, formación, organización y producción de conocimiento llevadas a cabo en conjunto por la UNSAM y diversas organizaciones sociales y civiles, educativas, religiosas, empresarias, ONGs, etc. de San Martín. Se trata de una construcción colectiva en la que saberes populares y académicos se funden agregando valor a la vida universitaria y a la vida de la comunidad, basada en un espíritu de igualdad y complementariedad de saberes.

Se acuerda continuar una agenda de acciones a futuro que promuevan una experiencia común del saber comprometida con las problemáticas de la comunidad y capaz de generar resultados transformadores concretos y medibles.

Asumimos con esta declaración el desafío universitario de producir un conocimiento válido que responda tanto a estándares científicos como a las necesidades y demandas de la comunidad. En este quehacer nos sentimos interpelados por el llamado a dar cumplimiento efectivo al ideal de la educación superior como derecho fundamental para la transformación social. Desafío que nos incita a construir y desplegar una imaginación social situada y comprometida con el principio de justicia social, pilar de nuestra identidad institucional que reviste la misma importancia que el de innovación tecnológica, investigación y desarrollo.

Desde su fundación en 1992, la UNSAM se propuso una convergencia con el territorio y sus experiencias. Son destacables, entre tantos, algunos hitos:

1) 2008: se crea el Centro Universitario San Martín (CUSAM) ubicado en la Unidad Penal Nro. 48 de José León Suárez.

2) 2012: Asesoramiento a trabajadores locales de reciclado de residuos que redundó en un piso salarial, la denominada “conquista de la tonelada”.

3) 2014: se pone en funcionamiento la Escuela Secundaria Técnica de la UNSAM.

4) 2014: se dictó la Tecnicatura en Desarrollo y Socialización de la Primera Infancia, en conjunto con la Asociación de Mujeres “La Colmena”, como una convergencia de saberes.

Este proyecto de encuentro de saberes implica pensar la producción de conocimiento y sus alcances sociales de modo estratégico (a largo plazo), pero también táctico (situado).

Un modo de relación que busca concebirse como productor de comunidad, así como también disputar los criterios más eficientistas preestablecidos de productividad de saber.

Se funda en el entendimiento de la educación pública, gratuita y de calidad como un derecho fundamental que, como tal, debe ser disputado y defendido de modo permanente. El cumplimiento de ese derecho debe volverse una prioridad política, una tarea ineludible y un compromiso público con el presente y futuro del desarrollo local y nacional. Desde donde la gratuidad ya no es solo un derecho, sino que debe reconfigurarse como el conjunto de dispositivos pedagógicos, didácticos, materiales, organizativos que garanticen la mayor movilidad social ascendente y el desarrollo sustentable del país.

El Territorio Educativo, en este sentido, plantea un desafío epistemológico a la Universidad: la sitúa ante la demanda de imaginar un nuevo modo de producción de conocimiento, pero también ante el interrogante: ¿para quiénes y con quiénes hacemos Universidad? Una Universidad integrada, inclusiva, de calidad y excelencia, en el ejercicio de una autonomía responsable.

Carlos Greco: Rector de la Universidad Nacional de San Martín.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ