Julio César Castro fue suspendido en su cargo tras la denuncia de su ex pareja
El fiscal sobre delitos sexuales juzgado por abuso

En el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°8 se realizó la segunda jornada del juicio al fiscal general y ex titular de la Unidad de Investigación de Delitos Sexuales (Ufisex) Julio César Castro, acusado por los delitos de abuso con acceso carnal reiterado y lesiones leves agravadas por violencia de género, supuestamente cometidos contra su ex pareja en octubre de 2016 y en enero de 2017. El acusado, que se encuentra suspendido de su cargo y embargado, está, además, sometido a un proceso ante la Secretaría Disciplinaria y Técnica de la Procuración General de la Nación. En la primera jornada, la víctima, quien renunció a su rol de querellante por la angustia y el estrés que le generaba la situación, había pedido que Castro no estuviera presente durante su declaración. Las audiencias continuarán el miércoles y jueves de la semana próxima.

El debate oral, a puerta cerrada para el público por tratarse de un delito de índole privada, arrancó el miércoles con la lectura de la acusación y la declaración de la víctima ante el tribunal presidido por el juez Alejandro Sañudo y los magistrados Fernando Larrán y Fátima Ruiz López.

Al representante del Ministerio Público Fiscal ante los tribunales orales porteños, se le imputan dos hechos de violación y lesiones leves agravadas por haber sido cometidas contra una mujer y en un contexto de violencia de género reiterado.

En el pedido de elevación a juicio de la causa se constató que el relato de la mujer, que presenta signos de ansiedad, depresión y una autoestima lesionada por un maltrato verbal y un trato denigrante, "se encuentra integrado con precisiones y detalles de los episodios violentos que vivenció y a los que fue sometida".

Castro, de 57 años, a quien el Senado de la Nación le rechazó por unanimidad su pliego para convertirse en juez de Cámara, está acusado de haber "zamarreado" y "lesionado" un brazo de la joven que era su pareja, en un contexto de maltrato psicológico y verbal, donde los insultos eran moneda corriente. Y de obligarla por la fuerza a tener relaciones en dos ocasiones: una, durante un viaje a Mar del Plata, en octubre de 2016, y otra, el 24 de enero de 2017, en el departamento del fiscal, al volver de un viaje que hicieron a Tailandia.

Sin embargo, y aunque no serán materia de este juicio, estas no son las únicas denuncias que arrastra el fiscal. Fue denunciado por una de las empleadas de la Fiscalía General N°15 por acoso sexual y laboral, que ocurrieron incluso cuando la empleada estuvo embarazada. En ese sentido, el requerimiento de elevación a juicio sostiene que "debe ponderarse también la existencia de varios sumarios administrativos contra Castro en los que la fiscal federal Laura Mazzaferri, a cargo de la pesquisa, consideró probados cinco casos de acoso sexual revelando 'la existencia de un patrón de conducta por parte del fiscal respecto de empleadas o funcionarias mujeres'".

En la investigación intervinieron, además de la fiscal María Luz Castany, a cargo de la Fiscalía General 30, personal de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC) y la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP).

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ