ENTREVISTA A LA ACTRIZ TRANS JAPONESA-BRASILERA JULIA KATHARINE

VIDA DE PELICULA

Llega una nueva edición del Festival Internacional de Cine Documental de Buenos Aires, y dentro de la competencia LGBTIQ se destaca una película que veníamos esperando hace tiempo: "Lembro mais dos Corvos". El último film del director brasilero Gustavo Vinagre, que viene desarmando corazones desde el  Festival Internacional de Mar del Plata, es un retrato intimista de  Julia Katharine. SOY dialogó con ella.

Con un título que denota un presente emancipado de un pasado de dolores y luchas por la supervivencia, "Lembro mais dos Corvos" (algo así como “recuerdo más de los cuervos”) se presenta el último film del director Gustavo Vinagre, una de las nuevas voces más fuertes del cine brasileño que ya incomodó a más de unx cuando estrenó en un Bafici su "Nova Dubai", donde presenta una banda de chongos haciendo maratones de sexo grupal en las locaciones edilicias más caras de su barrio, acabando, literalmente, con la especulación inmobiliaria. En esta oportunidad, el Festival Internacional de Cine Documental de Buenos Aires proyecta su obra más reciente: un retrato íntimo, atmosférico, pausado y en primera persona sobre Julia Katharine, actriz trans y directora, activista por los derechos de la comunidad lgbtiq+ de su país y protagonista de una vida cargada de historias, emociones y aventuras que parecen salidas de las películas de las grandes divas de Hollywood y las telenovelas que tanto ama y admira. Durante una noche, una de las tantas que Julia pasa en vela a causa de su recurrente insomnio, la protagonista revisita los desamores y amores de su pasado, los abusos intrafamiliares y la violencia transfóbica de su entorno, pero siempre desde un enfoque analítico y redentor, ajena a toda victimización o sentimiento de padecimiento frente a cámara, en la que las referencias al cine y a las telenovelas se convierten en su propia carne y personalidad, en la historia que la recorren en su devenir hasta el punto de haberse bautizado a sí misma en honor a la máxima estrella y referente de su trabajo: la actriz estadounidense Katharine Hepburn. 

¿Cuáles son tus modelos cinematográficos?

Katharine Hepburn, Jessica Lange, Meryl Streep, Gilda Nomacce, Malu Galli, Helena Ignez, mujeres de personalidades fuertes que imprimen eso que ellas son en sus propios personajes. Actrices que aman el oficio y no tanto el éxito o la fama que él les trae. El prestigio y el reconocimiento artístico importa más que la fama y el éxito.

¿El cine y las actrices que admirás funcionaron como una catarsis de las terribles situaciones que viviste en el pasado?

No lo sé, reconozco que tengo una preferencia por las comedias románticas y dramas intimistas porque se relacionan mucho con lo que yo quiero, y con quién soy.

EN PRIMERA PERSONA

Julia, con su largo cabello de sirena, fue la musa de Gustavo Vinagre en varios cortometrajes, relatos breves en donde el director descubrió que ella merecía su propia película, ser por 85 minutos la Katharine Hepburn que hoy el público quiere ver y escuchar en pantalla grande. "Lembro mais dos Corvos" le brindó presencia en diversos países, incontables festivales internacionales en donde Julia le puso el cuerpo a su historia, al mismo tiempo que podía alzar la voz en representación de la comunidad trans. El mayor reconocimiento lo recibió en enero de 2018, cuando ganó el Premio Helena Ignez, en la 21ª edición de la Muestra de Cine Tiradentes: "Este premio es un gesto de amor a las mujeres trans, a las travestis y a las mujeres cis. Somos todas una sola, somos todas mujeres", afirmó conmovida al levantar la estatuilla.

 ¿Cómo fue ese paso de la ficción a la realidad?

Desde que empezamos a trabajar juntos Gustavo siempre me decía que mis historias de vida daban muy película y luego cuando me contó su deseo de que su primer largometraje fuera sobre mi vida y mis historias, me sentí muy honrada y feliz. Conversamos mucho sobre cómo sería ese film y fue quizás nuestro trabajo más cómplice.

¿Cómo fue el proceso de estar tanto tiempo y tan presente frente a cámara?

Fue todo un desafío hablar sobre temas tan delicados, tan personales. Me sentí muy expuesta y al mismo tiempo muy feliz, fue como una sesión de terapia para mí. Cuando terminamos de filmar, me llevé a mis sesiones de terapia todas las situaciones del film y las emociones que me trajo. Todavía estoy lidiando con eso.

Ahí dejás ver tu relación tan cercana y vivencial con el cine. ¿Qué papel juegan en tu vida las películas y telenovelas que admirás?

Las películas y las novelas tuvieron una inmensa influencia en quien soy yo hoy, o mejor dicho, en quien fui hasta hace poco tiempo. El cine americano me hizo creer en “happy endings”, en eso de que todo es posible, y las novelas también. Siempre idealizo y romantizo mucho a las situaciones y a las personas, y eso creo que tiene que ver con mi amor por el cine y las novelas. Hoy no veo más novelas, no me gusta cómo se están escribiendo, son muy cínicas y realistas.

Sos una fiel luchadora de la visibilidad trans en la cultura, el cine, el teatro y la televisión. ¿Cómo ves la representación trans en el cine comercial (Hollywood y sus derivados) en el presente?

Tenemos un gran número de personas transexuales que son actrices y actores. Puedo citar algunos nombres como Renata Carvalho, Leona Jhovs, Renata Peron, Maria Clara Spinelli, Wallace Ruy o Leo Moreira. Somos muchos, muchas y hemos conquistado muchos espacios cada día, pero aún no tenemos las mismas posibilidades que los actores y actrices cis en el mercado laboral.

¿En dónde se marca más esa situación?

La industria piensa que es posible que un actor o actriz cis haga un personaje trans pero nunca lo contrario, lo cual no es verdad. La visibilidad de las personas trans que actuamos es importante para nuestra lucha, sin duda. Y también porque tenemos que pensar en el empleo. Somos personas comunes que tienen cuentas a pagar, que comen, que se visten y que queremos vivir con dignidad. Creo que dar trabajo a personas trans actores y actrices en este momento es un posicionamiento político, un reconocimiento de que existimos y de que tenemos valor. Somos tan profesionales como lo es cualquier persona. Quiero poder representar a mi población, pero también todo lo que quiera.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Voy a comenzar a trabajar en un documental que se llama "Lo importante es que las mujeres sobrevivan" y estoy trabajando en dos guiones de largometrajes, pero no puedo hablar mucho sobre eso aún. Lembro mais dos corvos me trajo muchas alegrías y me abrió muchas puertas. Espero tener sabiduría y hacer un buen trabajo con todas las oportunidades que me está dando. No quiero hacer otra cosa en la vida además de trabajar en cine.

Y hablando del futuro, ¿cómo sigue a partir de ahora la vida en Brasil para las personas lgbti con Jair Bolsonaro en el poder?

Necesitamos estar atentos y ser fuertes, crear redes de apoyo y acogida. Necesitamos unirnos más que nunca y mantener una resistencia. No va a ser fácil, pero para la población lgbtqi+ nunca nada es fácil.

Proyección "Lembro Mais dos Corvos": domingo 8 de septiembre a las 18 en Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, Av. del Libertador 8151. Toda la info en fidba.com.ar/2019

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ