¡Lo vi en Instagram!
Por qué seguimos a @LOVE.WATTS
Una cuenta de IG que  nuclea el arte contemporáneo más contemporáneo y más queer que se pueda imaginar.
Un mural de Mister Achilles, artistx regularmente posteadx en @love.wattsUn mural de Mister Achilles, artistx regularmente posteadx en @love.wattsUn mural de Mister Achilles, artistx regularmente posteadx en @love.wattsUn mural de Mister Achilles, artistx regularmente posteadx en @love.wattsUn mural de Mister Achilles, artistx regularmente posteadx en @love.watts
Un mural de Mister Achilles, artistx regularmente posteadx en @love.watts 

Si todavía alguien asociaba al arte contemporáneo con la solemnidad, el último respiro de esa potencial visión casi casi que se desmaterializa cuando decidimos empezar a seguir la cuenta @love.watts. Ya tiene casi dos millones de seguidores y no es casualidad ya que, en la humilde opinión de quien suscribe, seguirla es estar al día en casi todo lo que vale la pena en el mundo del arte visual actual. Lo más importante, y lo que define el punto distintivo de esta cuenta es su sentido del humor a veces oscuro, a veces absurdo pero que nunca nos deja indiferentes. Con entre 3 y 6 re-posteos diarios en la actualidad, al cierre de esta nota la cuenta lleva más de 15mil publicaciones. Los dos dueños de la cuenta, Aureta Thomollari & Jordan "Watts" Watson, se declaran odiadores seriales de las selfies, sin embargo dicen que les gusta postear una cada vez que se acumulan 100 o 300 posteos en su cuenta estrella. Encontrarse con una, sería algo así como cantar línea en el bingo entonces.

Hacemos un deep-like en la imagen publicada el día 7 de julio, corresponde a la cuenta @mister.achilles (perteneciente al artistx de muralismo griegx) y muestra una foto aparentemente de toma directa en la que vemos un hogar a leña en el cual el lugar del fuego encendido se corresponde perfectamente con el clítoris prendido fuego de cierta feminidad abierta de piernas representada en un mural de pared más que inquietante. Es interesante ver la diferencia entre los un poco menos de 13mil likes que acumuló el posteo original en la cuenta del artistx y los más de 82mil que la misma foto tiene en el re-posteo de @love.watts. Estamos hablando de una vidriera más que interesante para el mundo del arte visual de nuestros días.

Yendo aún un poco más profundo, el re-posteo de la cuenta @mariussperlich del día 31 de mayo pasado no puede ser más característico de aquello que les gusta mostrar en esta cuenta. Los elementos que conforman la foto están dispuestos en un plano cerrado. Hay una boca de la que sale una lengua hacia el horizonte superior del cuadro siendo esta última coronada por una frambuesa. Hasta acá, sin ver la imagen en cuestión, nos imaginamos una situación erótica, pero por cierto efecto del encuadre, de la disposición y (por sobre todo) de la textura de los elementos en juego lo que vemos es un miembro masculino erecto, recién al segundo o tercer vistazo y volviendo a mirar entendemos qué estamos viendo realmente. @love.watts ama este tipo de imágenes y sin dudarlo las fagocita para su angurriento público ávido de imágenes desafiantes y disidentes.

Otra imagen de la fotógrafa Marius Sperlich en la que el tema sigue siendo la deconstrucción del desnudo.

LA NUEVA MODA

Pero no sólo de arte contemporáneo se alimenta esta cuenta y la moda más extrema también tiene su lugar aquí. Así es que un breve video, que muestra el globo humano que se transforma en un vestido del increíble diseñador Fredrik Tjærandsen, no pudo quedar fuera de los elegidos de esta cuenta.

Los globos humanos del diseñador Fredrik Tjærandsen fueron compartidos en la cuenta.

Cuando algunos años atrás a los creadores de este IG les preguntaban, en conversación con la revista W, si Instagram había cambiado el mundo de las artes visuales para mejor o para peor, ellos decían: “Creo que ha hecho un gran trabajo haciendo que el arte se acerque a la gran mayoría. Ya no existe el factor intimidante de acercarse físicamente a un espacio de arte. Y el talento viene de todas partes del globo. Ahora alguien en Singapur o en Uganda puede fácilmente acceder a un artista de L.A.”, decía Aureta. Por su parte Jordan agregaba: “Puede ser muy incómodo para una persona que entra a una galería ver colgado un cartel con un precio de 50mil dólares al lado de una obra y caminar libremente sabiendo que nunca van a poder comprarla. Siento que Instagram eliminó este sentimiento. Ahora te podés tirar en tu sillón y mirar las obras sin ningún tipo de presión.”

Quien suscribe no estaría tan de acuerdo con este idea de que la experiencia mediatizada por una cuenta de IG reemplazaría la experiencia real de ver una obra en vivo. Sí, pensamos que puede funcionar como la extensión de esa experiencia y sobre todo generar canon, lo que claramente hace la cuenta que nos ocupa. Da una pauta de cierto tipo de gusto y lo legitima, como en los tempranos años 2000 lo pudieron hacer los libros con orden alfabético de artistas contemporáneos que editaban editoriales cool como Taschen o Phaidon.

Al cierre de esta edición y apenas a ocho horas de ser re-posteado, el hermoso video que muestra vergas-calamar nadando en un mar rosa al ritmo cansino de la balada trap “Alone” del artista Lund (originalmente perteneciente a la cuenta @bangeroo) cuenta con más de 100mil visualizaciones.

Jordan

Pero sigamos bajando en el scroll, en marzo en la cuenta compartieron una pintura de @artneverlieschico en la que con una tipografía sobria de un rosa sufrido sobre fondo verde leemos: “¿Qué harías si no estuvieses asustado?” Durante marzo también compartieron la hermosa orgía sexual equina pintada por @thisisnotscott, pero en Soy nos ocupamos de ir bien abajo y nos sacamos la grande: encontramos una selfie de @love.watts, por si les interesa, la publicó el 11 de diciembre del año pasado y lo vemos en cueros. Bingo.

https://www.instagram.com/love.watts/

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ