El alero habló luego del triunfo de Argentina ante Polonia en el Mundial
Patricio Garino: "Somos exigentes y queremos más"
El marplatense fue clave en defensa y marcando nueve puntos en un momento bisagra del encuentro. El rival por los cuartos de final será Serbia, el martes por la mañana, en la ciudad de Dongguan.
Garino penetra entre los polacos para convertir un doble.Garino penetra entre los polacos para convertir un doble.Garino penetra entre los polacos para convertir un doble.Garino penetra entre los polacos para convertir un doble.Garino penetra entre los polacos para convertir un doble.
Garino penetra entre los polacos para convertir un doble. 
Imagen: AFP

Desde Foshan

Argentina terminó invicta en su grupo. Le ganó a Polonia con un contundente 91-65. Enfrentará por los cuartos de final a uno de los favoritos, Serbia, que perdió su invicto frente a España 81-69. El encuentro se disputará en la ciudad de Dongguan, provincia de Canton, el martes a las 8 de la mañana.

Defender, correr, tirar, lucirse. Esas fueron las premisas del seleccionado en este partido. Cerró los circuitos de juego de Polonia. Le obligó a tomar tiros incómodos. Le provocó 23 perdidas, de las cuales 16 fueron por robo. Se podría decir, que Argentina casi no tuvo errores.

Otra vez el líder en la defensa fue Patricio Garino. El sumó nueve puntos al equipo, cuatro de ellos fundamentales para el quiebre. El marplatense no se conforma con un muy buen partido del equipo: “Somos muy exigentes con nosotros mismos. Siempre queremos más”. Según el alero del Baskonia, todavía quedan cosas para mejorar. El jugador dijo que pretenden “mejorar el tiro de tres puntos, bajar las pérdidas, algunas distracciones defensivas”. A minutos de haber terminado el encuentro, Garino ya piensa en lo que viene. Considera que son "partidos muy importantes y difíciles. Deseo jugar como hoy (ayer) y mejor todavía”.

Nuevamente, Marcos Delía dominó el juego interior. Se anotó 12 puntos, cinco rebotes y un bloqueo. Estuvo muy afianzado en defensa, saltó bien en las ayudas y defendió los tiros de Slaughter cuando le tocó en el cambio de marca. El jugador de Fuerza Regia sostuvo que los polacos “jugaron todo el partido incómodo. Les cortamos las principales vías de gol”. Y coincidió con Garino en la exigencia de este conjunto: “Siempre nos quedamos con algunas cosas que podemos corregir”.

Delía consideró al partido como “el mejor que se tuvo en el Mundial”. En el análisis de la ofensiva, según Delía, la clave estuvo en haber estudiado la defensa de los dirigidos por el estadounidense Mike Taylor. “Empezamos castigando la pintura, y después castigamos con nuestros tiradores”, fue su argumento de la ofensiva argentina.

Se puede decir también que Gabriel Deck es otro de los pilares del plantel de Sergio Hernández. El alero del Madrid provocó cuatro robos, anotó nueve puntos y consiguió tres rebotes. Para el santiagueño, el principal punto del seleccionado es la concentración desde el primer minuto. “Jugamos muy concentrados y con intensidad”, indicó.

Argentina consiguió la máxima diferencia de 31 puntos (70-39), cuando faltaban 28 segundos para finalizar el tercer cuarto. Para Deck lo importante fue conseguir "una brecha amplia. La pudimos mantener hasta el final”. El jugador ya piensa en lo que viene: “Esto es pasado, hay que descansar”. Y sobre el invicto de Argentina consideró que “es algo asombroso”.

Máximo Fjellerup es uno de los debutante en el Mundial. Contra Polonia, estuvo 13 minutos en la cancha y los aprovechó bien. Su efectividad fue muy buena, con cuatro aciertos sobre cinco tiros de cancha, anotando nueve puntos. El jugador de San Lorenzo pudo soltarse y consideró: "Tuve un poco de protagonismo y lo necesitaba. El objetivo es ser lo más competitivo posible y estar a la altura de cualquier rival”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ