Churchill y Fleming 

El periodista, docente y doctor en Matemática por la UBA Adrián Paenza es el autor de Matemática… ¿Estás ahí? Sobre números, personajes, problemas y curiosidades (2005). Allí figura el relato “Fleming y Churchill”, en el que cuenta que el padre del inventor de la penicilina, un granjero pobre, le salvó la vida al pequeño hijo del noble Randolph Churchill cuando había caído a un pantano.

El padre del futuro primer ministro británico quiso recompensar al granjero por esa acción, pero este rechazó el ofrecimiento. Entonces, le propuso pagarle los estudios al pequeño Fleming. Alexander fue a las mejores instituciones y luego de un tiempo se graduó en la Escuela Médica de Saint Mary’s Hospital, de Londres.

Ese texto de Paenza, más allá de la controversia sobre la veracidad de la anécdota, le sirvió al rector de la Universidad de Avellaneda (UNDAV), Jorge Calzoni, como ejemplo de países y momentos históricos en que los hijos de los pobres no podían, o no pueden, cursar estudios superiores.

Por eso cerró su participación en el foro “A setenta años de la gratuidad de la educación superior. Homenaje y enseñanzas” con una enfática defensa de la universidad sin aranceles: “Hay un señor que hizo estudiar a los hijos de los obreros y ese señor fue Juan Domingo Perón”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ