Con sedes en todo el país
Comienza el festival Guitarras del Mundo
El encuentro dirigido por Juan Falú llega a su 25ª edición con una programación cada vez más amplia y más sólida. Hoy arranca en CABA y Rosario.
Angeleri y su cuarteto de tango tocarán el 8 en la sede de Morón. Angeleri y su cuarteto de tango tocarán el 8 en la sede de Morón. Angeleri y su cuarteto de tango tocarán el 8 en la sede de Morón. Angeleri y su cuarteto de tango tocarán el 8 en la sede de Morón. Angeleri y su cuarteto de tango tocarán el 8 en la sede de Morón. 
Angeleri y su cuarteto de tango tocarán el 8 en la sede de Morón.  

Hacia el crepúsculo, hoy, estarán sonando los primeros arpegios de la 25ª edición del Festival Guitarras del Mundo. Las notal iniciales le tocaron en suerte a la argentina Silvana Saldaña, al francoargento Roberto Aussel y al uruguayo Eduardo Fernández (los tres en UOCRA Cultura de CABA). Y a Mario Yaniquini, crédito local que compartirá escena con los cubanos Eduardo y Galy Martín (padre e hija) en Rosario. Parece bastante ya, pero es poco ante la intensa agenda que se ha propuesto el encuentro, esta vez. Con sedes a lo largo y ancho del país -en el cabal sentido de la expresión- múltiples y variados recitales se extenderán entre esta tarde-noche y la del domingo 13 de octubre, fecha de cierre en el Centro Cultural Kirchner. “Esta edición es propicia para reflexionar sobre modelos de gestión cultural que debemos considerar con mayor atención. La clave pasa por un contenido claramente vinculado a un símbolo fuerte de la cultura, y por la adopción del proyecto por parte de guitarristas y público”, enmarca Juan Falú, ideólogo y factótum principal del encuentro.

Las sedes, subdivididas en circuitos regionales de todas las provincias argentinas, recibirán guitarristas de 17 países. Entre ellos y ellas (consultar la agenda completa acá ) se encuentran Elís Esper, violero sirio que lucirá sus espesuras flamencas este viernes junto a Julián Midón en Bragado; la excelsa bielorrusa Natallia Lipnitskaya, que se presentará en Ushuaia el viernes 11; y Yasuaki Hiura, convidado para hacer sonar músicas clásicas japonesas en las sedes bonaerenses de Junín y Ezeiza, el martes 8, junto a Falú. A tal rica alquimia cultural se refiere uno de los guitarristas argentinos que más participó del encuentro: Carlos Moscardini. “El Guitarras del Mundo establece vínculos entre diversas culturas, a través de la guitarra como símbolo cabal de reunión”, señala el músico bonaerense, cuyas presentaciones serán mañana miércoles junto a Falú, Carlos Martínez y el dúo Piscitelli-Gómez Saavedra, en UOCRA; y el jueves junto a Diego Jasca, en Ingeniero Maschwitz.

Yasuaki Hiura.

“La impronta del festival siempre ha sido la de abrir espacio a genuinas propuestas artísticas, donde el virtuosismo ocupa el lugar de herramienta y no de sustancia. Tuve el honor y el gusto de participar casi desde el comienzo, compartiendo viajes, charlas, conciertos e infinitas guitarreadas con grandes maestros a los que siempre estaré agradecido”, evoca Moscardini. En tanto, Berta Rojas, eximia guitarrista paraguaya nominada a tres Grammy, pondrá sus cuerdas a disposición de un intenso raid cuyano (San Juan, Mendoza, San Luis, 8, 9 y 11 de octubre) y tiene la mejor de las expectativas: “Cada visita al Festival nos hace afirmarnos en la certeza de que la guitarra latinoamericana tiene vida, tiene resto y mucho para aportar. Es maravilloso que exista”, se entusiasma Rojas, que también tocará el 12 de octubre en Córdoba.

Otro partícipe, el experimentado César Angeleri, hará lo propio con su cuarteto de tango el 9 de octubre en Morón. “Cada año es una instancia para ofrecer, aprender y reconfirmar la multiplicidad de voces que pueden surgir de este instrumento”, sostiene. “Digo instrumento para no decir que en estas regiones la guitarra representan un modo de interpretar nuestro mundo. Por otra parte, estoy esperando el encuentro con lo nuevo, lo indiscutible y lo sorprendente, algo que se renueva gracias a la claridad de alguien como Falú que entiende el punto justo entre la tradición y la innovación”.

En algo similar piensa el mismo Falú cuando habla de dar la cara a una etapa de recuperación de la patria entregada, con los guitarristas adentro, por supuesto. “Las políticas culturales adquieren una dimensión estratégica y el Estado puede asumirlas convocando a sindicatos, universidades y organizaciones comunitarias a integrarse a programas culturales basados, antes que en el espectáculo o el entretenimiento, en el fortalecimiento de la memoria colectiva, el pensamiento crítico y la libertad creativa”, asume el guitarrista tucumano, que dedica el encuentro a varios colegas que ya no están: Francisco Estrada Gómez, Juanjo Domínguez, Agustín Pereyra Lucena y Nini Flores “cuya presencia vistiera de fiesta tantísimas ediciones del festival”. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ