Un caso que reavivó el debate racial en Estados Unidos
Diez años de cárcel a mujer policía que mató a su vecino
Guyger, de vestido azul, en una audiencia del juicio. Guyger, de vestido azul, en una audiencia del juicio. Guyger, de vestido azul, en una audiencia del juicio. Guyger, de vestido azul, en una audiencia del juicio. Guyger, de vestido azul, en una audiencia del juicio. 
Guyger, de vestido azul, en una audiencia del juicio.  
Imagen: Twitter

Una mujer policía fue condenada en Dallas a diez de años de prisión por el crimen de su vecino. El caso provocó conmoción: la agente Amber Guyger ingresó a la cada de horario de servicio sin denuncia previa ni permiso judicial en septiembre de 2018 y mató a Botham Shem Jean. Ella es blanca, él era negro.

Justamente, el componente racial generó una enorme atención durante el año transcurrido desde el asesinato hasta el juicio, que concluyó con el veredicto de culpable por parte del jurado y la sentencia de cárcel.

La defensa de Guyger alegó que entró a a su departamento por error, creyendo que estaba ingresando a su propio departamento. Ella disparó al ver al hombre, y se dio cuenta de quién era la víctima al encender la luz. Jean, de 26 años, no tenía antecedentes penales.

Por su parte, la fiscalía expuso pruebas que mostraban que no había posibilidad de confusión al ingresar al departamento. Por ejemplo, una alfombra de color rojo en la entrada, además que el piso es de color diferente en ambos departamentos.

La mujer, de 31 años, dijo que llegó al edificio luego de una jornada laboral de 15 horas y que vio la puerta entreabierta en lo que suponía su departamento. Al ingresar, percibió una sombra y pensó que se trataba de un ladrón. Afirmó que gritó dos veces y que como no obtuvo respuesta, procedió a disparar.

Llamó a emergencias luego de abatir al hombre y luego prendió la luz. Su departamento era el 1378, y estaba dentro del 1478. Había subido un piso de más.

"Tenía miedo de que quienquiera que estuviera dentro de mi departamento me matara. Ningún agente de policía querría lastimar a una persona inocente", declaró en el juicio. La grabación del 911 mostró que la mujer estaba conmocionada por lo ocurrido y le pedía perdón a su víctima.

En el juicio, la familia de Jean contrató al abogado Benjamin Crump, que trabajó en el caso de dos jóvenes negros muertos uno a manos de un vigilante vecinal y el otro, a manos de un policía. Ambos estaban desarmados. “Los negros en Estados Unidos han sido asesinados por la policía de las formas más insólitas”, sostuvo el letrado.

"Ustedes saben, al conducir un auto siendo negros, al caminar por nuestros barrios siendo negros... y ahora nos están matando al estar viviendo en nuestros apartamentos siendo negros", añadió.

La familia de la víctima criticó que Guyger no fuera detenida de inmediato tras el crimen. "No queremos que nadie obvie el hecho de que, si hubiera sido un ciudadano cualquiera, ella nunca habría podido irse de la escena del crimen”, declaró un abogado de la querella. Guyger estuvo libre durante el proceso luego de pagar una fianza de 300 mil dólares.

Jean era oriundo de la isla caribeña de Santa Lucía y se había graduado en la Universidad de Arkansas. Trabajaba en la consultora PricewaterhouseCoopers, que definió lo ocurrido como “una terrible tragedia”. El primer ministro de Santa Lucía, Allen Chastanet, viajó a Dallas para presenciar el juicio. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ