Una obra sujeta al juego con el espectador
Roly Arias presenta Mundu
El artista plástico salteño presenta una nueva muestra de dibujos en donde la distancia, el amor, el exilio y Juan Gelman reflejan la travesía que realizó durante dos años al viejo continente. 
Roly AriasRoly AriasRoly AriasRoly AriasRoly Arias
Roly Arias 

Rolando Jesús Arias, más conocido por Roly Arias, llega con una nueva muestra: Mundu. Esta obra se exhibirá desde el miércoles 9 hasta el 31 de diciembre en las instalaciones de Fundación OSDE. 

El autor contó que la distancia, el amor y el exilio, estarán presentes en la serie de treinta obras. Esta presentación viene después de cuatros viajes que realizó a España, Francia, Suiza, Alemania e Italia durante los últimos dos años. 

Arias resaltó que Mundu tiene “un antes”. “Creo que el origen de esta serie está vinculada a los viajes y a la lectura de Gelman”, contó. El artista, de 51 años, tomó la obra Dibaxu del poeta argentino como fuente de inspiración. Los viajes y Gelman representaron “el caldo” del que surgieron los dibujos.

El artista destacó que varios de los poemas presentes en Dibaxu estarán acompañando los dibujos. “De uno de los poemas es que saco la palabra mundu, que es mundo en ladino”. Este libro de poesía de Gelman fue escrito de manera bilingüe, respetando el idioma ladino como eje. “Es la lengua que mantuvieron los judíos cuando se fueron a España, pero que siguieron manteniendo a pesar de la transformación y que después quedó desfasado”, relató el premiado artista salteño.

La obra está “sujeta al juego con el espectador”, indicó. “Que piensen lo que quieran, que interpreten lo que crean y que se lo apropien”, dijo entusiasmado Roly Arias, quien tiene obras que forman parte de las colecciones públicas del Museo de Bellas Artes Castagnino de Rosario, el Museo de Arte Contemporáneo de Salta (MAC), el Museo de Bellas Artes de Salta (MBAS), el Museo de Arte Contemporáneo de Jataí (Brasil) y la Biblioteca Comunale di Solviate Arno (Italia).

Mundu es una serie que estará plasmada de rostros. “La presencia más fuerte son caras formadas a su vez, con muchas caras y estas con el mundo”, explicó. Recalcó que una de las características del arte en sí, es la apertura a la interpretación. “No cerrar los sentidos y que quede abierto para que los espectadores sean más libres de cualquier interpretación”.

En su paso por el viejo continente organizó muestras en la ciudad italiana de Varese. “Es el lugar donde hice muestras y generé vínculos de amistad”, dijo Arias, quien confesó que la ciudad italiana lo conmovió en reiteradas oportunidades

Dos modos de trabajos distintos

La diferencia de esta obra con Simplicito, hace que sean “incompatibles”, dijo el artista. “Hay más sentidos”, señaló marcando la diferencia con el personaje que lo llevó a instalarse en las redes sociales y a editar dos libros en 2018 y 2019.

Simplicito surgió en un momento de ocio y literalmente en una servilleta. El personaje es un ser sensible, que encaja una frase para cada situación. El autor fue animado a subirlo a las redes sociales y de allí la visibilización, y nacieron dos libros que recrean la simpleza de las cotidianeidades humanas. “De Simplicito me interesa mucho la claridad, trato de evitar equívocos y que el mensaje llegue con la menor interferencia al lector”, confesó.

En cambio, con Mundu se hace presente “la confusión, el equívoco y la ambigüedad”, que son “valores que pretenden muchos más sentidos”, dijo Arias. “Son dos trabajos muy distintos”, insistió.

“Tan apasionantes los dos, pero por lo general incompatibles”, enfatizó.

Arias detalló que cuando pone el foco en una obra no puede realizar la otra. “En este último tiempo que estuve terminando los dibujos de esta serie no pude desarrollarlo a Simplicito porque no podía trabajar esos dos modos. Nunca los puedo integrar”, finalizó.

Mundu será presentada el miércoles 9 a las 19 en Fundación OSDE, en Vicente López 585. La obra estará en exposición hasta el 31 de diciembre y podrá ser visitada de 9 a 17.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ