Una alianza para visibilizar la producción familiar y solidaria  
Comunicación pública para otra economía
Imagen: Bernardino Avila

La economía social, solidaria y popular (ESSyP) y la agricultura familiar tienen ideas, trabajos, productos y experiencias para aportar a la solución de los graves problemas de alimentación, pobreza y desempleo que afectan a la Argentina. Según la Unión de Trabajadores de la Tierra, los productores de la agricultura familiar y la economía popular generan alrededor del 60% de los alimentos que se consumen en el país, con solo el 13% de la superficie cultivable. Y datos oficiales dan cuenta que 17.818.197 personas se encuentran asociadas a cooperativas y 10.129.547 a mutuales; y en 455 departamentos/partidos de los 514 que conforman el país, hay por lo menos una cooperativa o una mutual.

Pese a estos números, la ESSyP aún presenta bajos niveles de comunicabilidad y visibilidad. Más allá de generar políticas estatales que fortalezcan la producción, comercialización y distribución de los proyectos y experiencias de ESSyP que se vienen llevando adelante en todo el país, es necesario hacerlo de la mano de la comunicación pública de esos procesos.

En primer lugar, hacen falta políticas públicas universales en su alcance y participativas en su modo de gestión (multiactorales y multisectoriales); con organismos de gestión asociada que generen ámbitos de colaboración entre el Estado y la sociedad civil. En ese esquema, la comunicación es un componente fundamental, que debe ser contemplado desde el diseño y formulación de tales políticas y en todas las etapas de implementación.

Una estrategia de comunicación debe contemplar, por un lado, la creación de campañas destinadas a instalar los valores y la trascendencia de la ESSyP para el conjunto de la sociedad. Esta tarea requiere de una labor específica destinada a la producción de contenidos de comunicación propios de la ESSyP.

También hace falta implementar mecanismos de comunicación para el fortalecimiento de la comercialización de las producciones de la ESSyP, mediante la promoción y ampliación de los canales existentes, que incluyan desarrollos tecnológicos, plataformas y dispositivos comunicacionales. Un antecedente en ese sentido es www.essapp.coop , que fue desarrollado de forma conjunta por organizaciones de la ESSyP y universidades públicas.

Otro eje pasa por la consolidación de los equipos de comunicación de las propias organizaciones. Deben destinarse fondos estatales a la inversión en equipos, capacitación en planificación y creación de estrategias de comunicación y fomento de las producciones comunicacionales. De forma paralela, deben promoverse los medios comunitarios y proyectos periodísticos que trabajan la comunicación de la ESSyP, mediante un fondo de sostenibilidad para programas de radio y TV, medios web y secciones en medios gráficos. Este trípo de debe complementarse con alianzas con las universidades para investigar y generar contribuciones teóricas y, sobre todo, operativas en este sentido.

En un nuevo y esperado camino para las políticas públicas destinadas a la ESSyP, la comunicación jugará un rol clave si es entendida como una instancia que integra y a la vez desborda lo mediático; y busca interpelar a la sociedad, generar sentidos, apoyar la comercialización, formar equipos técnicos, crear dispositivos tecnológicos y generar conocimiento. Porque la economía social, solidaria y popular debe ser un actor central en la puesta en marcha del modelo de desarrollo igualitario que necesita la Argentina.

* Comunicadores. Cooperativa de Comunicación Huvaití.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ