De cara a visitar a Arsenal por la Superliga y a Boca Juniors por las semifinales de la Copa Libertadores 
River Plate comenzó una semana decisiva
Pinola, Scocco y Nacho Fernández, durante la práctica en el River Camp.Pinola, Scocco y Nacho Fernández, durante la práctica en el River Camp.Pinola, Scocco y Nacho Fernández, durante la práctica en el River Camp.Pinola, Scocco y Nacho Fernández, durante la práctica en el River Camp.Pinola, Scocco y Nacho Fernández, durante la práctica en el River Camp.
Pinola, Scocco y Nacho Fernández, durante la práctica en el River Camp. 
Imagen: Prensa River

Este lunes no hubo feriado para el plantel de River Plate, que ya entró en una semana verdaderamente decisiva en la que asoma primero el choque de este viernes ante Arsenal por la Superliga y luego el decisivo desquite contra Boca Juniors por semifinales de la Copa Libertadores. De tal forma que el DT Marcelo Gallardo volvió a encontrarse con sus jugadores en el predio de Ezeiza con dos buenas nuevas: el regreso anticipado de Paulo Díaz luego de su citación a Chile y la vuelta de Jorge Carrascal de su convocatoria a la Sub 23 de Colombia.

En el primer entrenamiento de la semanal, el plantel millonario solamente realizó ejercicios físicos de capacidad aeróbica y trabajos de fuerza en el gimnasio del River Camp. 

De cara al duelo con Arsenal en Sarandí, el DT Gallardo podría disponer de Díaz, quien venía de jugar los 90 minutos en el empate de Chile ante Colombia en Alicante y el DT Reinaldo Rueda, pese a que el seleccionado trasandino debe jugar este martes ante Guinea su segundo partido de la fecha FIFA, autorizó al defensor a regresar de manera anticipada.

De igual modo, el regreso del mediocampista Carrascalque sumó 65 minutos en el triunfo 1-0 del Sub 23 de Colombia ante Perú, no deja de ser importante, sobre todo porque es otro de los que podría arrancar como titular en el equipo alternativo que Gallardo piensa poner en el Viaducto.

Otro de los que parecía tener un lugar en el once titular para jugar contra el conjunto de Sergio Rondina era Leonardo Ponzio, quien volvió a las canchas después de más de dos meses, tras superar una lesión en el tendón de su aductor derecho. Pero el capitán debe presentarse el próximo miércoles en España en la última instancia de respuesta sobre el juicio que se sigue para probar el amaño del partido entre Zaragoza y Levante del año 2011. El fiscal de la causa insiste en que Zaragoza, donde entonces jugaba Ponzio, compró el partido para lograr conservar la categoría y advirtió que el club aragonés necesitó de la colaboración de sus jugadores. De este modo, aunque la sentencia llegará recién a mediados de diciembre, la presencia del experimentado volante está en duda para la revancha copera del Superclásico. 

A diferencia del partido de ida de la serie semifinal, Gallardo ya podría contar con los servicios del volante Juan Fernando Quintero, aunque el Muñeco ya avisó que el talentoso colombiano, que volvió a las canchas en buena forma el último viernes por la Copa Argentina tras seis meses de inactividad, no estaba en condiciones de jugar de entrada. 

Así las cosas, en el horizonte de River Plate primero está Arsenal por el torneo doméstico. Pero el partido que todos esperan es la revancha del martes 22 de octubre por un lugar en la final de la Copa Libertadores. El Millonario ganó 2-0 -y bien- en el Monumental. Pero ahora debe ir a la Bombonera ante un Boca Juniors herido en su orgullo. Y en una instancia decisiva como ésta, cualquier cosa puede pasar. 


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ