Christine Koch y Jessica Meir realizaron reparaciones en la Estación Espacial Internacional
La primera caminata espacial ciento por ciento de mujeres
Imagen: NASA

En marzo, la NASA suspendió el primer paseo espacial protagonizado exclusivamente por mujeres astronautas porque no disponía de dos trajes de los talles adecuados. La misión se hizo pero, como muchas otras veces, fueron una mujer y un hombre. 

Este viernes, las astronautas estadounidenses Christina Koch y Jessica Meir realizaron juntas una caminata espacial histórica, la primera realizada por un equipo completamente femenino. Por primera vez hubo una mujer flotando en el espacio sin un hombre al lado.

"Christina, puedes salir de la cámara de despresurización", dijo la también astronauta Stephanie Wilson desde el control de la misión en Houston, según imágenes transmitidas en vivo por el canal de la agencia espacial estadounidense.

Luego de controles de seguridad de rutina sobre trajes y amarras, la caminata fuera de la Estación Espacial Internacional comenzó oficialmente a las 11.38 GMT. Durante unas cinco horas y media Koch y Meir trabajaron en el exterior de la EEI, una estructura que viaja a más de 27.000 kilómetros por hora a unos 485 kilómetros de la Tierra.

Koch y Meir trabajaron en el reemplazo de una unidad de carga y descarga de baterías que dejó de funcionar el fin de semana pasado. Paneles fotovoltaicos convierten la luz del sol en energía eléctrica para la EEI, pero durante su órbita la estación pasa gran parte del tiempo sin recibir luz directamente, y es en esos períodos que aprovecha la energía almacenada en las baterías.

La maniobra de este viernes había sido anunciada por la NASA el lunes y es parte de un proceso más amplio que está en marcha para sustituir viejas baterías de níquel-hidrógeno por nuevas unidades de ion de litio, que tienen mayor capacidad.

Koch, una ingeniera eléctrica que con ésta llegó a su cuarta caminata espacial, lo que también se conoce como "actividad extravehicular", lideró a Meir, doctorada en biología marina, quien realizó su primera experiencia fuera de la estación.

La primera salida conjunta de dos mujeres astronautas, que incluía a Koch y Anne McClain, estaba prevista para marzo, pero la NASA tuvo que cancelarla cuatro días antes porque no tenían dos trajes preparados de las tallas adecuadas.

"Queremos asegurarnos que el espacio está disponible para todas las personas, y éste es otro hito en esa evolución", dijo el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, en una conversación con la prensa pocos minutos antes de que Koch y Meir iniciaran su histórica misión. "Tengo una hija de 11 años, quiero que se vea a sí misma como poseedora de las mismas oportunidades que yo tuve cuando estaba creciendo", agregó.

"Aptitudes diferentes"

La NASA, tradicionalmente dominada por hombres, recibió desde varios frentes críticas luego de la misión femenina fallida de marzo, que para esas voces representaba una prueba del sexismo implícito en la cultura de la agencia espacial estadounidense.

Ken Bowersox, viceadministrador en funciones de la NASA, dijo que espera que una caminata espacial realizada solo por mujeres se convierta pronto en un asunto de "rutina" y no requiera de una celebración.

Consultado sobre por qué llevó tanto tiempo organizar una actividad extravehicular completamente femenina, Bowersox dijo que la mayor altura de los hombres era una ventaja. "Hombres muy altos son los que han podido hacer el trabajo porque podían alcanzar y hacer las cosas más fácilmente", dijo. "Pero también incorporamos mujeres a los equipos, por sus cerebros", agregó. "Ellas traen aptitudes diferentes, piensan de otra manera".

En 1983, Sally Ride se convirtió en la primera mujer estadounidense en viajar al espacio, como integrante de la séptima misión del transbordador espacial. Hoy, el número de astronautas mujeres de origen estadounidense supera al de cualquier otro país.

Pero quien ostenta el récord de haber sido la primera mujer en el espacio es la cosmonauta Valentina Tereshkova, de la Unión Soviética, en 1963, quien fue seguida por su compatriota Svetlana Savitskaya en 1982, quien dos años después sería la primera mujer en realizar una caminata espacial.

2024, año lunar

Estados Unidos está actualmente desarrollando una misión llamada Artemis, la hermana melliza de Apolo en la mitología griega, con la que pretende regresar a la Luna después de más de 50 años de la primera misión tripulada al satélite, en 1969. Artemis incluirá mujeres en sus equipos de astronautas, y posiblemente comprenda también una misión integrada solo por mujeres.

La fecha prevista para el primero de estos nuevos alunizajes, considerada por varios expertos como improbable, es el año 2024. Se espera que Artemis funcione además como la primera etapa de una futura expedición que lleve humanos a Marte, en la década de 2030. 



Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ