Hay 289 medios, la mayoría son radios 
Comunicación comunitaria e indígena, el mapa relevado

En el marco del Encuentro de Carreras de comunicación social de la Argentina nucleadas en RedCom, realizado en Salta el 16, 17 y 18 de octubre, se presentaron los resultados del Relevamiento de servicios de comunicación audiovisual comunitarios, populares, alternativos, cooperativos y de pueblos originarios de Argentina . Esta investigación fue realizada desde la Red Interuniversitaria de Comunicación Comunitaria, Popular y Alternativa, más conocida como RICCAP. Un panel que contó con la participación de investigadores e investigadoras de diferentes universidades del país.

Este relevamiento fue fruto de un proceso colaborativo entre 11 universidades nacionales, tras el objetivo de generar una base empírica y un insumo clave para el diseño de políticas públicas

Se pretende así apoyar y visibilizar el sector de medios sin fines de lucro e indígenas, que desde la ley 26.522, que recientemente cumplió 10 años de ser promulgada, impactó fuertemente en la pluralidad de voces y el derecho a la comunicación.

En diferentes instancias y ciudades se vienen presentando los resultados de este relevamiento. No solo en Argentina sino también en congresos y reuniones internacionales con una muy buena recepción. Este primer informe contiene datos relevantes vinculados a las características técnicas, legales, organizativas, de acceso a las políticas públicas y la sustentabilidad, sin descuidar información pertinente a la producción de contenidos de 289 radios y televisoras de todo el territorio nacional.

Una de las primeras acciones del macrismo en el gobierno fue la intervención de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (diciembre 2015), con lo cual “se avanzó en iniciativas y decisiones que tendieron a profundizar la concentración de las comunicaciones en nuestro país”, según el informe.

A partir de allí menciona que “en el contexto político argentino actual, en el que las transformaciones en el plano normativo, político, económico y tecnológico inciden en las condiciones de sostenimiento y continuidad de las emisoras sin fines de lucro, así como en sus posibilidades de crecimiento, este tipo de información se vuelve fundamental para reconocer el estado de situación y los recorridos en las más diversas geografías y comunidades, donde estos medios ocupan un lugar destacado en los procesos organizativos y los derechos ciudadanos".

Algunos datos

De los 289 medios, el 89,6% son radios, mientras que el 10,4% son emisoras o señales de TV. La auto percepción indica que fundamentalmente las radios se reconocen comunitarias, ya que el 82% del total se autonombró desde esta categoría, mientras que las que se reconocen como populares corresponden al 27%, y como alternativas otro 21%.

En cuanto a las televisoras, la principal autopercepción es sentirse cooperativas, sumando el 66,7% de los casos. El 43,3% se definen comunitarias, el 23,3% como populares y 16,7% prefirió nombrarse alternativas. Un dato muy importante para la región NOA por la diversidad cultural que nos caracteriza, es que un 11,8% de los medios se definen indígenas. Se trata de 34 medios en total: 32 radios y 2 televisoras” según detalla el informe. 

Esto habla de la importancia del reconocimiento a estas comunidades en la Ley y desde el Estado, otorgándoles en general una autorización y no solo una licencia. Lo que significa que no tiene fecha de vencimiento y fue apoyada de líneas específicas de fomento.

Si bien el 90% de los medios relevados cuenta con conectividad a Internet y utilizan aplicaciones digitales para compartir contenidos y comunicarse con sus audiencias, sigue siendo una deuda importante y significativa este punto ya que el otro 10% no cuenta con ese acceso por falta de infraestructura en sus localidades o porque los costos les resultan privativo.

El informe da cuenta de un mapa en el cual se puede advertir la concentración de estos medios en zonas urbanas, ya que el 57% de las emisoras transmiten en las mismas, el 31% en zonas urbanas/rurales y un 10,5% en zonas rurales. Si se suman estos últimos dos, las emisiones que tiene alcance en las zonas rurales ronda en el 41,5%. Y son en términos generales las que se encuentran con mayor dificultad para acceder a la conectividad. El enorme incremento en los costos de los servicios, como la luz, generó un golpe duro para estos sectores en todos los rincones del país.

“Legalicenlá”

Las características legales de estos medios presentan situaciones diversas, con predominio de personas jurídicas sin fines de lucro, que representan el 75,8% del sector. A su vez, en el estudio se destaca que el 83,7% del sector cuenta con algún tipo de persona jurídica legalmente constituida y reconocida por el Estado nacional.

“La LSCA establece que los prestadores de servicios de comunicación podrán operar como tales a través de una licencia o autorización -según el caso del que se trae- concedida por el Estado nacional. Entre los medios CPACyPO (servicios de comunicación audiovisual comunitarios, populares, alternativos, cooperativos y de pueblos originarios) consultados, el 64% cuenta con algún tipo de reconocimiento ante el organismo que regula actualmente el espectro

No obstante, en la mayoría de los casos se trata de reconocimientos precarios. Es fundamental resaltar que el 31% se encuentra en condición de plena legalidad. Asimismo, 23,2% cuenta con un reconocimiento precario que no habilita a transmitir, mientras que un 11,1% cuenta con reconocimientos precarios que sí habilitan a transmitir. Finalmente, un 30% no cuenta con ningún tipo de reconocimiento”, detalla este primer documento.

“Entre los medios que cuentan con reconocimiento legal, el 19% de los medios tiene licencia obtenida por concurso o por el artículo 49 de la LSCA, el 9,5% posee autorización por pueblo originario y el 2,8% con autorización a demanda para TV por cable”.

¿Dónde están?

Si nos preguntamos donde están, podemos decir que las provincias que tienen mayor presencia de estos medios son Buenos Aires y Córdoba. Al analizar la distribución del sector por regiones geográficas “podemos observar una fuerte concentración en el Centro del país y Buenos Aires/CABA, ya que en esas dos regiones se concentra el 57,8% de los medios.

Le sigue el NOA. Entre Cuyo, NEA y Patagonia se distribuyen el porcentaje restante de manera equilibrada. En cuanto a las televisoras, están ubicadas en Córdoba, Buenos Aires, CABA, Río Negro y Misiones; mientras que las radios se distribuyen en casi todas las provincias, exceptuando el caso de Santa Cruz.

En cuanto a las características tecnológicas, las radios transmiten principalmente a través de la señal analógica pero las televisoras combinan diversas modalidades de transmisión: señal analógica (33%), digital (27%) y cable (73%).

En relación a las características organizacionales, el 94,8% de los medios radiales CPACyPO relevados considera que no tiene fines de lucro, mientras que en el caso de las televisoras alcanzan el 93,3%. El 73% de las radios y televisoras consultadas participa de alguna red de medios de comunicación.

Respecto del acceso a las políticas públicas y formas de sustentabilidad del sector, se advierte que entre 2016 y 2018 desciende la presentación de este tipo de medios al Fondo de Fomento Concursable de Comunicación Audiovisual (FOMECA) y se incrementa la distancia entre los que se presentan y efectivamente han obtenido el subsidio garantizado en la Ley aún vigente aunque fuertemente mutilada.

Las dificultades de sustentabilidad, sin embargo, no dan cuenta de la importancia de los medios para y en sus contextos, ya que cuentan con una elevada transmisión de contenidos locales. El 82% de los medios CPACyPO transmite más de 12 horas diarias, “el 33% de los medios al menos 12 horas de producción local diaria y poco más del 32% transmite entre 6 y 11 horas diarias de este tipo de programación. Luego, el 22% produce entre 12 y 17 hs. de contenidos locales”, detalla el informe.

Un dato fundamental para esta sostenibilidad es el acceso, o más bien las enormes dificultades para el acceso, a la publicidad del Estado. En muchas provincias básicamente inexistente desde estados municipales, provinciales y/o nacionales. Uno de los casos que sí pudo acceder es Buenos Aires con un 55,9% de medios que contaron en algún punto con este apoyo. Con el correr de los últimos años fuertemente restringido. “El 2014 marca el mayor porcentaje de medios que lograron acceder a este tipo de recursos era el 9,7%. Este porcentaje va a disminuir de manera abrupta a partir del año 2017, alcanzando el 2,1% de los medios en 2018”, según el relevamiento.

El equipo

La investigación contó con la participación de 59 investigadores de 11 universidades nacionales: Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), Universidad de Buenos Aires (UBA), Universidad Nacional de Chilecito (UNDeC), Universidad Nacional del Comahue (UNCOMA), Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Universidad Nacional de La Plata (UNLP), Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), Universidad Nacional de Salta (UNSA) y Universidad Nacional de Tucumán (UNT).

Para acceder al estudio completo hacer clikaquí.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ