Breves

BANCO DE LEVADURA EN LA PLATA

Investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata trabajan en la creación de un banco local de levaduras líquidas para la fabricación de cerveza. Permitiría así disponer de mayor cantidad de variedades y disminuir costos, ya que la levadura debe importarse. La iniciativa del Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos que nuclea también al CONICET busca sumar innovación productiva y tecnológica en el proceso de fermentación para la obtención de cerveza diversificando la matriz productiva. También prevén la reutilización de un subproducto de la elaboración para ser aprovechado como alimento probiótico para aves.

QUESO TIPO ROQUEFORT CON LECHE DE CABRA 

El Laboratorio de Microbiología y Biotecnología de Aguas y Alimentos de la Facultad de Ciencias de la Alimentación de la Universidad Nacional de Entre Ríos y la Escuela Manuel María Calderón elaboraron una variedad de queso azul de estilo roquefort con queso de cabra. El proyecto, que será presentado en la Exposición Rural de Concordia, fue elaborado a partir de la inquietud de los estudiantes Germán Vianna y Facundo Debona de obtener el hongo Penicillium roqueforti -necesario para la elaboración del queso azul- y con el asesoramiento de las cátedras Proyectos III y Microbiología General.

ANTEOJOS ESPECIALES PARA NO VIDENTES

Científicos de la Universidad Nacional de San Luis trabajan en la creación de anteojos indicadores de obstáculos para personas con ceguera parcial o total. Los expertos en ingeniería electrónica, junto a fonoaudiólogos y psicólogos llevan adelante el proyecto que permitiría que mediante un dispositivo formado por un par de lentes con una cámara incorporada le indique al usuario la existencia de obstáculos mediante señales auditivas. La iniciativa consiste en un sistema de procesamiento de imágenes que puede indicar al usuario la existencia de diferentes obstáculos, a través de auriculares que transfieren la información sobre el entorno. 

FERTILIZANTE CON RESIDUOS ORGÁNICOS

Con economía de recursos, un docente y un alumno de Posgrado del Departamento de Agronomía de la Universidad Nacional del Sur obtuvieron un biofertilizante apto para ser distribuido en predios deportivos con maquinarias comunes de fertilización. A partir de residuos agropecuarios y agroindustriales, el producto se obtiene mediante el compostaje de residuos locales que se compactan y se distribuyen en las canchas de forma mecanizada. El procedimiento ya fue utilizado en una cancha auxiliar del club San Lorenzo de Almagro. “El objetivo es contribuir al acondicionamiento del suelo en espacios que, por el corte de césped y el uso constante, requieren de una reposición más rápida de nutrientes”, agregó el investigador Luciano Orden.

 

 

 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ