La UCR empezó el año gobernando 10, cierra con 5 
La caída del radicalismo en las capitales provinciales
En 2019 la Unión Cívica Radical perdió seis de las 10 capitales que tenía. Con el triunfo del domingo pasado en Rawson y La Rioja atenuó la debacle. 

El radicalismo cierra un año electoral con un balance negativo. Si bien mantuvo la gobernación en las provincias de Mendoza y Jujuy, en 2019 perdió seis de las 10 capitales que tenía a principio de año. Sin embargo, con el triunfo del domingo pasado en Rawson y La Rioja la derrota no queda tan expuesta dentro de la alianza de Juntos por el Cambio y las autoridades del partido centenario apuntan a tener mayor participación en el sector opositor a nivel nacional. "Este es otro ciclo para la coalición, tenemos que ir a una conducción más horizontal", explican desde el partido centenario a Página 12

A principios de año, la UCR gobernaba tres ciudades claves en el armado electoral por el caudal de votos: Córdoba, Santa Fe y Mendoza. De estás, solo tendrá bajo su ala en los próximos cuatro años a la provincia andina, donde Ulpiano Suarez fue electo intendente y Rodolfo Suarez, su antecesor, será el próximo gobernador. En Córdoba, el diputado nacional Martín Llaryora, del peronismo, ganó la Ciudad con el 37 por ciento de los votos al radical Luis Juez que solo tuvo el 20 por ciento. Así, la UCR perdió un distrito clave en su armado territorial, que gobernaba desde 2003. Incluso, en la pelea por la gobernación de la provincia los dirigentes radicales Mario Negri y Luis Juez no pudieron dirimir sus diferencias en una interna y compitieron por separado. De esta manera, el actual mandatario Juan Schiaretti logró una histórica reelección con el 54 por ciento de los votos, el segundo quedó a 36 de diferencia. La Ciudad de Santa Fe será gobernada por el radical José Manuel Corral hasta el 10 de diciembre. Su candidato a sucederlo, Albor Ángel "Niky" Cantard, perdió por más de 25 puntos contra el dirigente del Frente Progresista, Emilio Jatón.

Entre las que retuvo están San Salvador de Jujuy, donde el gobernador de la UCR, Gerardo Morales, y el intendente capitalino Raúl “Chuli” Jorge fueron reelectos, el segundo por cuarta vez consecutiva. En esta ocasión las listas colectoras en distintos departamentos fueron clave para empujar a un nuevo ciclo radical. Otra que no perdió es Corrientes, que como primera autoridad tiene Gustavo Valdés, del partido centenario y en la Ciudad de Corrientes a Eduardo Tassano, del mismo partido. Sin embargo, esta provincia no eligió autoridades este año. Lo hará recién en 2021.

A la par de la elección presidencial, las intendencias de Rawson y La Rioja eligieron sus autoridades el domingo pasado. En esta ocasión el radicalismo sí se atribuye una importante victoria terriotiral. Damián Biss (UCR) remplazará a la concejal Araceli Di Filippo, que asumió lugar de Rossana Artero que dejó la intendencia en agosto pasado. En La Rioja la senadora Inés Brizuela y Doria (UCR) quedó por encima de la candidata peronista Teresita Madera, con muy pocos votos de diferencia: 34% a 32%. 

Además, el radicalismo perdió las intendencias de Río Gallegos, Viedma, Santa Rosa, Paraná y Neuquén. Tanto en la capital de Santa Cruz, como en la de La Pampa, la intendencia quedó en manos de dos dirigentes cercanos a la ex presidenta Cristina Kirchner, Pablo Grasso y Luciano Di Nappoli. Solo falta cerrar la provincia de Salta, donde el radicalismo va con muy pocas chances de ganar. La UCR se encamina a cerrar el año gobernando cinco capitales de provincias, cuando arrancó con 10.

Informe: Antonio Riccobene

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ