Descuentos indiscriminados, movilización y represión
Se profundiza el conflicto en Chubut
El titular del gremio docente provincial fue detenido y golpeado. Renunció el funcionario que se había jactado de los descuentos. 
La detención y golpiza a Goodman generó repudio en todo el país. La detención y golpiza a Goodman generó repudio en todo el país. La detención y golpiza a Goodman generó repudio en todo el país. La detención y golpiza a Goodman generó repudio en todo el país. La detención y golpiza a Goodman generó repudio en todo el país. 
La detención y golpiza a Goodman generó repudio en todo el país.  
Imagen: Ctera

Las represalias económicas que adoptó el gobierno de Chubut agudizaron aún más el conflicto que mantiene con los trabajadores estatales, y especialmente con los docentes, en medio de la crisis económica provincial. El descuento de los días de huelga y retención de tareas a los maestros chubutenses, en un conflicto que lleva más de cien días, desató una nueva extensión del paro por 144 horas. Los docentes calificaron la medida como “irregular, arbitraria e ilegal” y se movilizaron ayer hasta la casa de gobierno en Rawson, donde la golpiza y la detención que sufrió el secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (Atech), Santiago Goodman, indignó a los manifestantes que fueron reprimidos con balas de goma, gases lacrimógenos y gas pimienta. “Habrá quienes no cobren ni un centavo”, se había jactado el ministro coordinador de Gabinete Federico Massoni al anunciar los descuentos. Finalmente el funcionario terminó renunciando, y el propio gobernador, Mariano Arcioni, lo anunció en la noche por televisión, "en razón de mantener la paz social". Dijo además que dio instrucciones a su gabinete para convocar a una reunión a los gremios docentes.

Docentes y estales se habían movilizado durante el día en otros puntos de la provincia, como Comodoro Rivadavia y El Hoyo, hasta que Goodman fue liberado. La Ctera convocó a un paro nacional de 24 horas para hoy en repudio a la represión a los maestros (ver aparte). El gobierno de Chubut ya había lanzado en varias oportunidades la amenaza de los descuentos por los días de paro y Massoni la había ejecutado esta semana, luego de la movilización que docentes y trabajadores de la salud realizaron ante la Legislatura provincial, en el quinto mes de retraso en el pago de los salarios. El recorte, que no alcanza a la policía provincial ni a los empleados judiciales (donde el Superior Tribunal de Justicia se negó a implementarlos en medio de una discusión pública con Massoni), pegó de lleno a los docentes.

Las planillas salariales que llegaron a las escuelas mostraron la ejecución de los descuentos a los docentes. Con los recortes salariales, en algunos casos, "los maestros cobran de bolsillo 1400 pesos", explicó Daniel Murphy, secretario de Atech de Comodoro Rivadavia, a este diario. Desde hace meses, los maestros chubutenses cobran sus sueldos a lo largo del mes: los que tienen un rango salarial menor a 40 mil pesos son los primeros en la lista, el resto, recibe sus salarios en otras tres fechas escalonadas. Para los últimos, el cobro se estira en el calendario hasta casi el fin de mes.

Atech denuncia que los descuentos fueron sin lógica cierta, sin ni siquiera discriminar quienes adhirieron o no a las medidas de fuerzas. Incluso alcanzaron a los docentes que están con licencias por enfermedad o embarazo. “El descuento es irregular, arbitrario e ilegal”, afirman desde el gremio docente.

Con esos datos, los maestros se movilizaron ayer hasta la casa de gobierno provincial en Rawson, donde los frenaron las vallas y una impresionante operativo policial. Cuando estuvieron cara a cara, la policía desató la represión cuando las vallas ya no contenían la presión de los docentes. La Guardia de Infantería provincial lanzó gas pimienta y gases lacrimógenos a los manifestantes, y hasta tiró las vallas en un intento por detenerlos. Los maestros enfrentaron a los policías, que respondieron con balas de goma.

Goodman buscó sortear las vallas para llegar a la sede gubernamental en busca de interlocutores para frenar la represión. Pero la policía se le abalanzó, lo tiró al piso, lo esposó con la manos atrás y le cubrió la cabeza con la camisa que le habían arrancado y se lo llevó a la rastra, como muestran numerosas fotografías y filmaciones. El dirigente gremial estuvo incomunicado hasta su liberación.

La noticia de la detención y la golpiza a Goodman recorrió la provincia. Mientras legisladores y abogados se acercaban a la sede policial y a los tribunales para reclamar su liberación, docentes se manifestaban en otras ciudades y pueblos de Chubut. 

En Comodoro Rivadavia, los docentes se agrupaban en la plaza frente a la escuela 83 y anunciaron que irían a cortar la ruta 3. "Vamos a ir hasta la ruta y nos vamos a quedar en la ruta hasta que lo liberen" dijo Murphy, titular de ATECh regional sur. La ruta estuvo cortada en sus dos manos hasta que liberaron a Goodman. En la localidad cordillerana de El Hoyo, un grupo de docentes salió a la ruta para repudiar la represión en Rawson y exigir la inmediata liberación de Goodman. En Esquel, los docentes de Atech se movilizaron para presentar una denuncia penal contra Massoni “por abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

Desde Santa Cruz, el gremio docente de Adosac repudio “la represión del gobierno de Arcioni en Chubut sobre el sector docente, en donde sufrió la detención el secretario general de ATECH Santiago Goodman”. En Buenos Aires, Ctera anunciaba un paro nacional (ver aparte).

Goodman fue liberado por el juez de garantías Sergio Piñeda, tras más de tres horas de detención. Se dirigió hasta el Hospital Rawson para un chequeo médico y dejar registrados los golpes y raspones que recibió en su detención. De todas maneras el dirigente sindical quedará ligado a la causa penal “por atentado y resistencia a la autoridad”. La denuncia fue presentada por el jefe de la policía de Chubut, comisario Miguel Gómez, quien participó de la detención de Goodman junto a un nutrido grupo policial.

Gómez también está en la mira de los docentes. Desde Atech, sostienen que el jefe policial “ha tenido una actitud despectiva y provocativa de violencia contra los docentes”, y no solo en la manifestación de ayer.

Antes del anuncio del gobernador, docentes y estatales habían lanzado una gran movilización para la semana próxima en la provincia, en la que pedirían la renuncia del ministro Massoni, que ya se hizo efectiva. Pero también la del comisario Gómez. Aunque el eje central sigue puesto en la anulación de los descuentos a los docentes –que también alcanzarían a los trabajadores de la salud—. Y en llegar a un acuerdo mínimo y urgente que permita retomar las clases en la provincia. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ