En Chile impidieron asistir a un manifestante que luego murió
Reprimen hasta a los enfermeros
Ya suman 24 los muertos desde el inicio del estallido. Médicos del servicio estatal denunciaron que mientras intentaban reanimar a un hombre carabineros los reprimió lanzando gases y balas de goma. Tras conocerse su muerte recrudecieron los pedidos de renuncia contra el presidente de Chile Sebastián Piñera
En las calles de Santiago la represión no para.En las calles de Santiago la represión no para.En las calles de Santiago la represión no para.En las calles de Santiago la represión no para.En las calles de Santiago la represión no para.
En las calles de Santiago la represión no para. 
Imagen: AFP

Tras conocerse la muerte de otro manifestante los pedidos de renuncia contra el presidente de Chile Sebastián Piñera recrudecieron en todo Chile. Durante la noche del viernes, en la céntrica Plaza Italia de Santiago, médicos del servicio estatal denunciaron que mientras intentaban reanimar a un hombre carabineros los reprimió lanzando gases y balas de goma. El joven tuvo que ser trasladado a un hospital donde horas más tarde murió de un paro cardíaco. De esta manera ya suman 23 los muertos durante las jornadas de protestas. En medio de las discusiones por la letra chica del acuerdo de Reforma Constitucional alcanzado el jueves, la oposición inició una investigación para avanzar en un juicio político contra Piñera. También pidieron la renuncia del jefe de Carabineros.

Abel Acuña, de 29 años, participaba en una concentración en Plaza Italia, epicentro de las protestas en Santiago. Fue asistido en el lugar por personal del Servicio de Atención Metropolitano (SAMU) y trasladado a un hospital cercano, donde murió. Desde el SAMU emitieron un duro comunicado donde acusan a los carabineros de impedir la atención de Acuña. Según los médicos la policía chilena les lanzó agua, disparó perdigones y gases lacrimógenos mientras el manifestante era atendido. Incluso denuncian que una de sus profesionales fue herida, lo que también mostraron varios vídeos subidos en las redes sociales. “Esta agresión impidió dar los cuidados necesarios al paciente, debiendo retrasarse la reanimación y forzando su evacuación, debido a la inseguridad de la escena (...) Como funcionarios de salud no podemos tolerar el actuar de la fuerza policial”, afirmó el servicio de emergencias. Las protestas del viernes dejaron un total de 268 personas detenidas y 26 manifestantes heridos, que se suman a los miles registrados durante este mes de convulsión social.

El Instituto de Derechos Humanos de Chile (INDH), que viene llevando a cabo un control exhaustivo de las fuerzas de seguridad, anunció que interpondrá una nueva demanda judicial contra carabineros. “La dirección del INDH presentará una querella por homicidio por interrupción de acción de salvamento (...) puesto que la policía tiene la posición de garante por ley y tiene la obligación de resguardar a manifestantes y a personal médico que se encuentra realizando sus labores", manifestaron desde el Instituto. Lejos de cumplir con su función, la policía habría ejercido violencia en contra del personal médico y sin esas acciones, podría haber mejorado el pronóstico vital de la víctima, denunció el personal del SAMU, según informa el INDH. En los 30 días que van de manifestaciones, el INDH ya presentó 346 acciones judiciales contra las fuerzas de seguridad.

Luego de conocerse la muerte de Acuña sectores de la oposición pidieron iniciar un proceso de juicio político contra Piñera. En Chile este procedimiento se conoce como Acusación Constitucional. Para iniciarlo la cámara de diputados debe presentar una denuncia. Desde el Partido Comunista (PC) de Chile informaron que están elaborando el documento. “Necesitamos que contenga toda la información necesaria y los elementos para que sea un texto serio y responsable en lo jurídico y político”, informó Camila Vallejo (PC). Otros sectores de la oposición reclamaron la renuncia del director general de carabineros, Mario Rozas. "Le estamos exigiendo que renuncie porque no garantiza el cumplimiento y el respeto a los Derechos Humanos de los manifestantes, que en su mayoría están pacíficamente reclamando", dijo Diego Ibáñez de Construyendo Socialismo.

El histórico acuerdo anunciado el jueves por el gobierno y la oposición para redactar una nueva constitución no logró aplacar las manifestaciones. Los manifestantes reunidos en Plaza Italia, rebautizada Plaza de la Dignidad, responsabilizaron a Piñera por la muerte de Acuña. En varios lugares de Santiago los ciudadanos siguieron reunidos en asambleas. También hubo decenas de jornadas culturales en plazas. El pueblo chileno parece decidido a ir por todo y dejar atrás los resabios de la dictadura de Pinochet.


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ