Descartan una "invasión" de ratas
Hantavirus: desmentida de las intendencias de Villa La Angostura y San Martín de Los Andes

Luego de la amplia difusión que tuvo un video donde se observaban decenas de ratas muertas en las orillas y lagos en algunos de los espejos de agua que comprenden el corredor de los 7 Lagos, Neuquén, el municipio de San Martín de Los Andes salió a desmentir que exista una invasión de ratas, mientras que el intendente del Parque Nacional Nahuel Huapi, Diego Cannestraci, consideró que el foco de roedores aparecidos por la floración de la caña colihue se resolverá en "dos o tres semanas". 

La aparición masiva de roedores es un fenómeno que ocurre a lo largo de la Patagonia, cada vez, que la caña colihue entra en floración, aportando abundante alimento a los animales. La floración ocurre cada 50 o 60 años, pero a lo largo de la región ocurre en distintos momentos. Los videos que circularon por los medios de comunicación correspondía a un sector de la zona de 7 Lagos, pero las autoridades descartaron que se trate de una "invasión" y confiaron en que se resolverá antes del inicio de la temporada. 

"Estamos ante una etapa muy avanzada de la floración, por lo que ha disminuido el alimento. Y también se detectaron una menor cantidad de ejemplares preñados", detalló Cannestrasi para explicar por qué vaticinó que el fenómeno registrado quedará resuelto en "dos o tres semanas". 

"Tanto San Martín de Los Andes como Villa La Angostura operan con normalidad", destacó el municipio de San Martín para "desmentir las versiones erróneas que, desde hace unos días atrás, los medios de comunicación dan a conocer". 

Es que los sectores que se vieron afectados por precaución fueron las playas del Lago Espejo y los senderos Última Esperanza, Cascada Ñivinco, Correntoso Espejo, Totoral, Aguada del Burro, Rincón–Panguinal, Lagunas desde 7 lagos y Camino Viejo. O sea, un sector del corredor de los 7 Lagos, que une Villa La Angostura con San Martín de Los Andes. 

Cannestrasi explicó que los animales muertos que se vieron en los videos se debían a que "se van acabando las semillas de la floración y los roedores se pelean entre sí para obtener mayor alimento, y el otro motivo es el exceso de ingesta". De todas maneras, como entre los roedores hay presencia de colilargos —portadores del virus de Hanta—informó que "Brigadas de Riesgo Especiales de la Policía Federal y personal de Gendarmería están retirando las ratas muertas para juntarlas y quemarlas de modo de evitar infecciones".

Por su parte, en diálogo con Télam, el presidente de la Asociación Amigos de Parques Nacionales, Norberto Ovando, recordó lo ocurrido entre diciembre de 2018 y febrero de 2019 en la localidad de Epuyén —donde la infección con hantavirus provocó 11 muertes y 34 contagios— se debió a dos factores. 

"Una fue la floración, pero también faltaban los controladores naturales que son las especies que controlan al ratón cuando lo utilizan como alimento, como los zorros, pumas y aves rapaces como búhos, lechuzas, águilas, caranchos, y aguiluchos", detalló. 

Ovando resaltó que la falta de los animales que actúan como controladores naturales se debe a la falta de control sobre "la caza de estas especies y el envenanamiento de las aves rapaces para prevenir la caza de corderos".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ