El oficialismo se apresta a votar lo que el PJ no quiere

Todo cocinado para la picardía de Miguel

El plan oficial para convertir en ley el presupuesto 2020 que Lischitz le armó a Perotti llega esta semana al recinto
"Lo de Lifschitz es un acto político irracional", se enojó Busatto. "Lo de Lifschitz es un acto político irracional", se enojó Busatto. "Lo de Lifschitz es un acto político irracional", se enojó Busatto. "Lo de Lifschitz es un acto político irracional", se enojó Busatto. "Lo de Lifschitz es un acto político irracional", se enojó Busatto. 
"Lo de Lifschitz es un acto político irracional", se enojó Busatto.  

Ya está en marcha un operativo para convertir en ley el presupuesto 2020 que Miguel Lifschitz le armó a Omar Perotti y el Senado aprobó sobre tablas. El presidente de la Cámara de Diputados Antonio Bonfatti convocó esta semana a tres sesiones: el miércoles y jueves, a las 15 y el viernes, a las 10. Así que el plan del oficialismo es darle ingreso en el pleno de mañana, sacar el despacho en la comisión del ramo para que ingrese en los asuntos entrados del jueves. Y el viernes ya estaría en el orden del día para ser tratado en el recinto, reveló a Rosario/12 el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Julián Galdeano. Ese trámite legislativo no requiere de mayorías especiales, pero si el Senado aprobó el proyecto Lifschitz en menos de 24 horas y Diputados completa la sanción en tres días, será un hecho sin antecedentes en Santa Fe. “Nosotros creemos que hay que parar esta locura irracional de Lifchitz con un gesto de madurez de Diputados que frene este proyecto, que es inviable económicamente y extorsivo políticamente”, dijo el diputado Leandro Busatto. Que el presupuesto 2020 lo elabore el gobernador electo y lo trate la Legislatura que asumirá en quince días, agregó.

Esta semana no sólo termina el período ordinario, también el mandato de la mayoría de los diputados. De los 50, sólo once de ellos renovaron sus bancas en las elecciones del 16 de junio, así que a los 39 restantes apenas le quedan diez días en el cargo. Y entre los 28 del oficialismo, sólo fueron reelectos cinco, los otros 23 se van.

Ayer, Bonfatti convocó a la Cámara a sesionar tres días seguidos: miércoles, jueves y viernes. Y después Galdeano explicó por qué. “El miércoles le vamos a dar ingreso a la media sanción del Senado (del presupuesto 2020), para lo cual necesitamos sólo constituir el quórum. Ya convoqué a la comisión de Presupuesto para el miércoles a la tarde y el jueves a la mañana. Si hay dictamen, ingresaría en los asuntos entrados del jueves, para lo cual tampoco necesitamos mayoría de dos tercios. Y el viernes ya estaría en el orden del día para ser tratado”, adelantó a este diario. “Eso, en principio, todavía no hemos charlado con los demás bloques para ver qué opinan y cómo viene la mano. Hoy (por ayer), giramos el presupuesto analítico a todos los integrantes de la comisión” en la que tiene mayoría el oficialismo (6 a 5).

El diputado Busatto –uno de los dos peronistas que integran la comisión de Presupuesto- dijo que si la Cámara convierte en ley el proyecto Lifschitz será un “acto político irracional”. “Hay que parar esta locura irracional de Lifschitz, con un gesto de madurez de la Cámara” y “no tratar un presupuesto que es inviable económicamente y extorsivo políticamente. Apelamos a que la Cámara lo frene” para que Perotti pueda elaborar su proyecto y “lo trate la Legislatura que asumirá en quince días", agregó. Los senadores nuevos y reelectos jurarán el miércoles 4 y los diputados –entre ellos el propio Lifschitz, que aspira a suceder a Bonfatti- el jueves 5 de diciembre.

“Perotti le pidió a Lifschitz que no enviara el presupuesto”, pero igual lo mandó. “Es la primera vez” que un gobernador saliente “hace un presupuesto pensando que dentro de quince días” será el jefe de la oposición. “Esto no pasó nunca en la provincia”, dijo Busatto. “No vamos a convalidar un acto político irracional” que condicione al gobernador electo. “Yo diría que es una maniobra desestabilizante del gobierno de Perotti”.

—¿Desestabilizante? –repreguntó Rosario/12.

—No tengo dudas. Es un presupuesto extorsivo desde lo político e inviable desde lo económico. Lo que quieren es que el gobierno de Perotti arranque con poca estabilidad para tomar decisiones en materia económica. Es un acto político que carece de razonabilidad, que intenta desestabilizar al gobierno que entra –insistió Busatto.

—Es grave.

—Claro que es grave. No es un jaque a la democracia santafesina, pero sí busca condicionar claramente la acción de gobierno de Perotti y eso no le da la estabilidad necesaria para que el gobernador tome las decisiones que debería tomar -concluyó.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ