El Gobierno lo prometió antes de las elecciones

Largas filas por el bono de 5000 pesos que nadie sabe si existe

Cientos de personas fueron al edificio del Ministerio de Producción y Trabajo en busca de la asignación que fue frenada por la Justicia por "clientelar". Los trabajadores del organismo no tenían instrucciones claras respecto a ese pago y se improvisó un formulario de preinscripción para solicitar el beneficio.
Imagen: Bernardino Avila

La Secretaría de Trabajo amaneció con una larga fila de personas que se acercaron a solicitar el famoso bono de 5000 pesos para desocupados que prometió el gobierno días antes de las elecciones. Como la Justicia suspendió su pago hasta después de las elecciones por considerarlo una práctica clientelista, muchos fueron hasta la Secretaría para pedir el suyo.

A primera hora de la mañana, la fila daba vuelta la manzana. Cientos de desocupados llegaron hasta el edificio de Alem al 600 para consultar por el trámite y conseguir la asignación. Pero a pesar del anuncio, los trabajadores del organismo no tenían instrucciones claras respecto a este pago. Hasta ayer, nadie sabía que responderle a los interesados.

“Estoy acá por la necesidad que tenemos, la situación económica no ayuda a nadie. Vine con el nene temprano a ver si Dios quiere y nos dan el bono”, contó a la AM 750 una señora que a las 9 de la mañana ya estaba en la cola. La mujer trabajaba en una empresa textil, que cerró hace unas semanas. “Veinte años y me quedé en la calle. Hay que seguir la lucha”, se lamentó.

Hasta ayer, los empleados del exministerio no sabían qué hacer frente a las consultas. “Las autoridades no aparecen, no dan la cara, y se hacen cargo trabajadores que no tienen nada que ver. Terminan haciendo solidaridad con la gente que viene a pedir su bono”, había dicho un empleado.

Por la cantidad de consultas recibidas, desde el organismo pegaron un cartel en la puerta. “Para información sobre el bono desocupados llamar al COC (Centro de Orientación al Ciudadano)”, es lo único que decía el letrero.

Esta mañana, la información que llegó hasta los empleados fue otra. Los trabajadores de la Secretaría contaron que toda la información con respecto a este bono les llegó de manera “muy desprolija” y en partes. “Empezó a correr con el boca a boca. Primero fue un grupo de gente y desde ayer hay todo el tiempo dos cuadras de cola”, contó a Página/12 Hernán Izurieta, delegado general de la junta interna de Ate Trabajo.

Según el dirigente, cuando las autoridades se dieron cuenta de que la medida era irreversible y los desocupados seguían llegando hasta la puerta de la Secretaría, improvisaron un “dispositivo de preinscripción para solicitar el beneficio”. Personal de la mesa de entradas, con ayuda de empleados de Seguridad, inscriben a los interesados en un formulario, que luego sirve para chequear que la persona no cobre ninguna otra asignación o beneficio. 

“Nunca existió una comunicación clara, todo es muy confuso. Nuestros compañeros de Mesa de Entradas están intentando contener la afluencia masiva, con ayuda del personal de seguridad que está dando una mano para atender a todo el mundo”, agregó Izurieta sobre lo que describió como una “situación caótica”.

El delegado hizo hincapié en que el contexto es “de mucho destrato”. “Claramente el bono se anunció por una necesidad electoral y ahora nadie sabe muy bien qué hacer”, dijo por último.

ANSES dice que no tiene nada que ver

Desde el organismo de seguridad social remarcaron que la ANSES no tiene “ningún tipo de intervención en el otorgamiento del bono” que se bautizó como “Beneficio especial 2019”.

“Es importante que cuando se acerque algún beneficiario a consultar, le indiquen que debe concurrir a las agencias territoriales del Ministerio de Producción y Trabajo. Allí se les abrirá el expediente con la solicitud para el pago del bono”, indicaron desde el organismo en la comunicación oficial que llegó a todos los empleados.

En las oficinas de la ANSES, aclararon, lo único que pueden hacer los interesados es solicitar el CUIL en caso de que no lo tuvieran, ya que es uno de los requisitos para solicitar el bono.

Hace unos días, cuando comenzó a circular la información de un supuesto bono para desocupados, muchos interesados comenzaron a acercarse a diferentes oficinas de la ANSES. Incluso en algunas de ellas hubo disturbios por la falta de respuesta.

Salta/12 dio a conocer que en la oficina de la Unidad de Atención Integral de la calle Jujuy, de esa localidad, detuvieron a un hombre que reaccionó violentamente cuando las autoridades le dijeron que no existía información sobre dicho bono. “La gente debe saber que no hay normativa. Esta es una información que circuló por las redes. Pero nada más”, contó Antonio García, delegado de ATE de esa localidad. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ