"No se metan con los aportes"
Protesta del gerente y afiliados de la obra social del fósforo 
Es porque el juez federal Julio Bavio dispuso el embargo de 24 millones de los aportes de afiliados, por una deuda con una empresa. 

El gerente de la Obra Social del Personal de la Industria del Fósforo (OSPIF) en Salta, Giovanni Echegaray, junto a 50 afiliados se manifestaron ayer en el Juzgado Federal 1 exigiendo una respuesta del juez Julio Bavio sobre una presentación de impugnación de deuda y para que libere embargos que impuso sobre los aportes de trabajadores y trabajadoras. 

La secretaria del magistrado, María Zenteno, les dijo que el juez podría dictaminar el lunes o martes de la semana próxima, según contó Echegaray. 

La obra social está esperando una respuesta de Bavio por una presentación judicial en la que se oponen a que siga el embargo a los aportes de afiliados. Mediante una sentencia de julio, el magistrado ordenó a OSPIF pagar 24 millones a la gerenciadora Salmet por una deuda que era de 300 mil pesos en 2011. Ya les embargaron 14 millones.

“Sacan la plata de los afiliados, así no podemos brindar buena cobertura”, aseguró Echegaray. El gerente de OSPIF sostuvo que la anterior gestión contrajo una deuda con Salmet “una gerenciadora que se ocupaba de los servicios de la obra social, de contratar prestaciones de clínicas y hospitales. Ellos hicieron malversación de fondos y se declararon en quiebra”. Indicó que la obra social no pagó la deuda porque no había a quien hacerlo en su momento cuando Salmet, que es una sociedad anónima, cerró.

Echegaray dijo que se reunió con el encargado de la Superintendencia de Salud, Sergio Humacata. “Nos dio un documento donde dice que no se puede tocar el dinero de los afiliados”. Esa documentación fue presentada al juez. 

El gerente de OSPIF dijo que Bavio debe dar una respuesta con celeridad para evitar que les embarguen 10 millones. Contó que ofrecieron como seguro de caución un hotel del sindicato en San Clemente del Tuyú, valuado en 14 millones de dólares, pero el juez decidió embargar los aportes de los afiliados.

“Teníamos una propiedad, un hotel, clínicas en Córdoba, en Buenos Aires o en La Plata que podían embargar pero prefirieron la plata de la gente, es ilegal”, afirmó Echegaray.

El embargo se está haciendo sobre las recaudaciones de los aportes de los afiliados de Salta y “parte de otras provincias”, explicó el gerente, detalló que en la provincia solo tienen ingresos que apenas superan los 2 millones y dijo que Bavio les impuso un embargo de 4 millones por mes.

Echegaray explicó que desde la obra social, con la representación del abogado Jorge García, presentaron un recurso de amparo y pidieron que se impugne la deuda porque los valores actualizados, según los cotejos que hicieron, dan un monto de 7 millones, no de 24.

El gerente dijo que su preocupación y la del presidente de la obra social, Clay Eloy Jara, es que no poder seguir brindando las prestaciones como corresponde. Detalló que brindan cobertura con el 3% del monto del recibo de sueldo y también a monotributistas y destacó en este sentido que son de las pocas obras sociales que recibía a monotributistas sociales en Salta, cuando el resto no quiere hacerlo. "No tenemos coseguros, no cobramos plus. No cobramos órdenes (a los usuarios) se les entrega una credencial”, enumeró. 

“En el caso de una mamá con un niño que tiene un tumor cerebral, el juez nos puso un recurso de amparo. El juez nos intima a nosotros para que cumplamos con las prestaciones pero a la vez él nos está sacando los aportes para las prestaciones”, sostuvo. Aclaró que a la madre y al niño le brindaron la cobertura total por una intervención en Buenos Aires y este martes la mujer fue al Juzgado, invitada por él. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ