Sonrie 360° es la primera serie latinoamericana de terror grabada para realidad virtual

Mutazion: cine, contenido transmedia y rock and roll

Su película Sonríe, de 2012, tiene casi un millón de vistas. Ahora expanden ese universo con una serie web y otra película.
Además de la serie web Sonríe 360°, Mutazion filmó la película Snuff SRL, en torno del mismo universo.Además de la serie web Sonríe 360°, Mutazion filmó la película Snuff SRL, en torno del mismo universo.Además de la serie web Sonríe 360°, Mutazion filmó la película Snuff SRL, en torno del mismo universo.Además de la serie web Sonríe 360°, Mutazion filmó la película Snuff SRL, en torno del mismo universo.Además de la serie web Sonríe 360°, Mutazion filmó la película Snuff SRL, en torno del mismo universo.
Además de la serie web Sonríe 360°, Mutazion filmó la película Snuff SRL, en torno del mismo universo. 
Imagen: Cecilia Salas

Fue una cuestión de capricho de parte del director Marcelo Leguiza y sus compañeres de la productora Mutazion el dejar finales abiertos en todas sus películas y nunca generar ninguna secuela. Sin embargo, el fetiche se vio modificado hace dos años, cuando para ganar un concurso del INCAA decidieron retomar el universo de su película más popular , Sonríe, y explotarlo de forma innovadora en dos nuevas producciones. Todo al mismo precio.

Sonríe fue el cuarto largometraje de Mutazion. Una película gore de humor negro que desde su lanzamiento en 2012 cosechó casi un millón de vistas en Youtube y anécdotas llamativas como que el actor James Franco quisiera adquirir los derechos para distribuirla. La experiencia hizo que Leguiza y compañía buscaran subir la apuesta de los contenidos y la calidad de las cosas que venían haciendo: películas, videoclips, cortos. “Cuando vimos el concurso para series web en redes sociales, pensamos la forma de hacer una serie diferente, y que esas diferencias generasen más posibilidades de ganarlo”, recuerda el director. Así surgió Sonríe 360°, la primera serie de terror de Latinoamérica grabada en 360 grados.

Por entonces la realidad virtual (o VR, por su sigla en inglés) era un formato nuevo, al punto de que en el INCAA no sabían cómo ver el proyecto de Mutazion. Leguiza había asistido a unos talleres del director José Celestino Campusano (responsable de varias producciones en VR 360°) para entender cómo trabajaba. “Fue un aprendizaje para todas las áreas: se labura completamente diferente”, resume. “A nivel técnico y artístico, tenés que buscar la forma en que Dirección de Arte y Fotografía trabajen para esconder las cosas, porque se ve todo.”

Algo similar ocurre al generar el contenido de guión y la idea: “Siempre tenés que pensar que a la persona que mira capaz le chupa un huevo ver lo que le querés mostrar. Entonces, en el desarrollo tenés que pensar en dos universos para la historia: uno para el que quiere ver el espectador y otro para el que querés mostrar como director. Y el presupuesto cambia; es todo doble”.

 

Con el presupuesto devaluado en un 40 por ciento gracias a #Macrisis, sumado a los tiempos burocráticos con los que paga el Incaa, tener la cintura para hacer algo que pareciera más grande fue producto de los años de experiencia en filmar en el under. “Aunque también a nivel historia tuvimos que achicar un montón de cosas”, reconoce Leguiza. Aprovechando los recursos, a la par que filmaban los capítulos de la serie con cámara 360°, capturaban las escenas de la forma tradicional. Así, casi sin querer, nació la segunda película sobre el universo de Sonríe: Snuff SRL.

Esta segunda entrega no continúa los personajes ni la historia de la película de 2012. El joven director reconoce que la hicieron “de caprichosos, nomás”. Snuff SRL tiene un final alternativo, diferente al de la serie y con escenas agregadas, aprovechando el tiempo entre capítulos. “Cada uno se grabó casi en plano secuencia, sin cortes, con lo cual teníamos un montón de tiempo para volver a repetir las escenas en formato tradicional. Aprovechamos ese tiempo para hacernos una película nueva.” Es hermoso cómo el under enseña a optimizar los recursos.

Cada capítulo de Sonríe 360° promedia los cinco minutos y las particularidades del formato se despliegan en todas las áreas. “La cámara graba en 360 grados, la plantás, todo el equipo se va y monitorea desde una habitación o lugar contiguo”, explica. También fue diferente el trabajo con les actores: “Están grabando una escena que parece teatro, porque no están los equipos tradicionales, pero no necesitás la intensidad del teatro. En este caso nos ayudó que el argumento trata de una productora de cine snuff, y podía haber cables y alguna luz porque básicamente se encargan de filmar torturas. Pero en escenas de exteriores pasó que estaba escondido en una camioneta con tres técnicos y una actriz, monitoreando desde ahí”, cuenta, y agrega que escondieron cámaras tipo Go-Pro en la utilería y la escenografía, para tener más planos para la película.

Gracias al apoyo del núcleo de Mutazion, y junto a su socio y responsable de sonido, Oscar Pata (integrante del combo industrial DHD), Leguiza repasa que una vez que se terminó el rodaje de la serie VR, grabaron escenas nuevas y un final diferente para la película. “Volvimos a grabar con Esteban Prol, –el protagonista– un relato omnipresente que va guiándote alrededor de la historia, y se agregaron casi quince minutos más que no tienen que ver con la serie.”

Sonríe 360° estrenará sus capítulos 1 y 2 este domingo 1º de diciembre a las 22, y luego un capítulo por domingo, en los canales de Mutazion de Youtube y Facebook . En tanto, planean el estreno de Snuff SRL planea antes de fin de año: “Ya está editada y falta agregar una escena nomás”, cuenta Leguiza, que además anticipa que se estrenará en sala y online el mismo día. “Hoy está bueno hacer películas para cine pero también contenido transmedia, que es lo que nos sirvió con Sonríe. De un millón de personas, setecientas mil la vieron completa, y es un numerazo para una película argentina. Es más que el promedio de cualquiera que se estrena hoy en sala.”

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ