En Córdoba; hay otros tres chicos internados
Otra muerte de un adolescente por un cuatriciclo
Dos vehículos chocaron en un camino rural cerca de Río Segundo. Los heridos están internados. Tienen entre 13 y 17 años.
La clínica donde están internados los heridos en el choque de Río Segundo.La clínica donde están internados los heridos en el choque de Río Segundo.La clínica donde están internados los heridos en el choque de Río Segundo.La clínica donde están internados los heridos en el choque de Río Segundo.La clínica donde están internados los heridos en el choque de Río Segundo.
La clínica donde están internados los heridos en el choque de Río Segundo. 

Un adolescente de 15 años murió por el choque entre dos cuatriciclos en un camino rural cerca de la localidad cordobesa de Río Segundo, mientras su acompañante y los dos ocupantes del otro vehículo --todos adolescentes-- permanecían internados en la tarde del martes con heridas de diferentes consideración.

Todos los involucrados en el siniestro son menores de edad y conocidos entre sí, y según las investigaciones judiciales habrían colisionado mientras iban a alta velocidad, en un hecho que ocurrió en la tarde del lunes.

El joven fallecido perdió la vida instantáneamente, informó a los medios Paula Demaría, secretaria fiscal del juzgado de menores de Río Segundo, mientras que los otros tres fueron trasladados a la Clínica Privada Vélez Sarfield de la capital provincial.

Por su parte, Marisa Gesell, directora de la clínica, indicó lo siguiente en el parte médico: “Uno de ellos tiene 13 años, está internado en la terapia pediátrica, en estado estable con traumatismos múltiples. Los otros dos, uno de 15 años y otro de 17 años, están en terapia de adultos, en estado reservado”.

La circulación en cuatriciclos se volvió problemática a partir de que en las temporadas veraniegas los jóvenes comenzaron a utilizarlos para transitar por los médanos y playas, en especial en balnearios de Pinamar, Cariló y Villa Gesell.

Uno de lo casos más impactantes ocurrió en febrero de 2018, cuando un nene de 7 años murió mientras manejaba un cuatriciclo en la playa Costa Esmeralda, a 13 kilómetros de Pinamar, y fue embestido por otro cuatriciclo de mayor cilindrada, conducido por un joven de 23 años. 

Fue la tercera muerte en poco más de un mes en esa temporada por el manejo desregulado de cuatriciclos en los médanos de la costa atlántica.

Tras la reiteración de accidentes mortales, el Gobierno nacional modificó la ley de tránsito a través de un DNU, por lo que los cuatriciclos comenzaron a ser considerados "vehículo automotor", con obligación de patentamiento, uso de casco, licencia especial y verificación técnica vehicular (VTV). 

En febrero pasado, fueron tres los muertos por ese tipo de accidentes en la costa atlántica. En marzo, la comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados avanzó en la firma de un dictamen de consenso para regularizar el uso de cuatriciclos y triciclos motorizados, que establece medidas de seguridad y requisitos que estos vehículos deberán cumplir para su circulación.

El texto introduce modificaciones a la Ley de Tránsito (24.449) con el fin de contemplar a estos vehículos. De acuerdo al proyecto, para manejar cuatriciclos se deberá contar con licencia de conducir "clase A", tendrán que poseer faros delanteros, luz para la patente trasera y luces intermitentes de emergencia. También, y al igual que las motos, para poder circular en este tipo de vehículos sus ocupantes estarán obligados a llevar puestos cascos y estará prohibido conducirlos con "una alcoholemia superior a 200 miligramos por litro de sangre".

Asimismo, se establece en 50 km/h la velocidad máxima permitida para este tipo de vehículos y resultará obligatorio el seguro y la VTV.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ