El recorrido artístico y de gestión del cineasta
Tristán Bauer, el próximo ministro de Cultura

Tierra arrasada es la última película de Tristán Bauer, que narra los últimos cuatro años de neoliberalismo puro y explícito. Cultura, el área que conducirá quien fuera el titular de Radio y Televisión Argentina durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, es, definitivamente, una tierra arrasada de manera sistemática: durante la gestión de Pablo Avelluto padeció una reducción permanente del presupuesto, subejecución de partidas, recorte de programas y despidos de trabajadores. Además fue devaluada de ministerio a secretaría. Los desafíos para la nueva gestión serán múltiples y deberán apuntar a sanear el vaciamiento. En este contexto, una de las principales expectativas es que Cultura recupere su rango ministerial .

No hay prácticamente organismo o programa del Estado que no haya sufrido las consecuencias del desguace. Más allá de los desafíos puntuales para la nueva etapa, lo que está en juego es una visión de la cultura: está a la vista que el macrismo la relegó a un rol decorativo. La gestión de Bauer está llamada a restaurar para el área la potencia perdida, retomar el diálogo con sectores clave y motorizar la industria

Quién es Tristán Bauer

Además de dedicarse a la realización de documentales de fuerte contenido político (como El camino de Santiago) y largometrajes de ficción (entre ellos el célebre Iluminados por el fuego), el hombre elegido para revitalizar el sector ocupó cargos de gestión durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Fue el primer director de Canal Encuentro, creado en 2007, y luego comenzó a pensar y diseñar el canal infantil Pakapaka, lanzado en 2010. En junio de 2008 asumió como titular del Sistema Nacional de Medios Públicos (SNMP), tras la salida de Rosario Lufrano. Con la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, quedó al frente de Radio y Televisión Argentina (RTA), organismo creado por la norma, que tiene bajo su órbita la TV Pública y Radio Nacional. Ejerció este cargo durante seis años. Renunció el 10 de diciembre de 2015, pese a que su mandato se extendía por dos años más. La producción de materiales que adquirieron reconocimiento nacional e internacional, una mirada de la televisión por fuera de la lógica comercial y un acompañamiento al abandono del histórico rol secundario del Estado en términos de política comunicacional, fueron algunos ejes de su trayectoria.

Robusteció el sistema de medios públicos mediante una renovación tecnológica y la creación de nuevas señales, y fomentó la amplitud en el acceso a la televisión por parte de la ciudadanía. Cuando estaba al frente del SNMP, el Gobierno creó el sistema de Televisión Digital Abierta (TDA) con un paquete de señales educativas, culturales e informativas (como Encuentro, Pakapaka y DeporTV). Orientada a personas y regiones excluidas del acceso al servicio televisivo, la iniciativa se propuso zanjar una deuda histórica del Estado. De 2009 data la creación de Fútbol para Todos, programa que garantizaba la emisión gratuita de los partidos de fútbol por TV.

Dependientes del Ministerio de Educación de la Nación y muy valorados por la sociedad, Encuentro y Pakapaka son dos pilares de su gestión. Ambos fueron diezmados durante el macrismo. Con la premisa de la televisión como herramienta pedagógica, Encuentro dio espacio a una programación cultural y educativa con perspectiva histórica y latinoamericana, rica para el trabajo de los docentes en las aulas. Por su parte, Pakapaka surgió inicialmente como franja infantil de Encuentro. Primera señal infantil estatal de la región, puso en pantalla nuevos lenguajes y enfoques e hizo hincapié en la historia, con producciones originales emblemáticas como La asombrosa excursión de Zamba. Bauer también tuvo una participación activa en la construcción de los masivos festejos del Bicentenario.

Se graduó como director de cine en 1982 en el Centro Experimental del Instituto Nacional de Cinematografía, actualmente la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica. Fundó el grupo Cine Testimonio, abocado a retratar la realidad social del país. Ha presentado películas como Cortázar (1994), Evita, una tumba sin paz (1997), Iluminados por el fuego (2005) y Che. Un hombre nuevo (2010). Recibió múltiples premios. El último fue el que otorga el Festival de Cine de la Universidad de Yale, por mejor largometraje a El camino de Santiago, acerca de la desaparición y muerte de Santiago Maldonado. Actualmente dirige la carrera de Cine Documental del Instituto de Arte de la Universidad Nacional de San Martín.

El futuro de la cartera de Cultura

Al frente de la cartera de Cultura podría sumar dos espacios que ahora dependen del Sistema de Medios Públicos: el CCK y Tecnópolis. Uno de los nombres que circuló como parte de su equipo es el del antropólogo Alejandro Grimson. 

El proyecto de creación de un Instituto Nacional del Libro, la ampliación del Museo Nacional de Bellas Artes y la culminación de la reforma del Palais de Glace son algunos hitos por cumplir. Al interior de la Secretaría deberá concentrarse en los 600 contratos de trabajadores precarizados que vencen este mes. Los trabajadores están preparando un informe para entregar a la nueva gestión sobre la situación de la cartera. “No tengan dudas de que vuelve Zamba y vuelve mejor”, celebró Bauer en declaraciones recientes. En una entrevista con Página/12, definió a la cultura como “sanadora” y “reparadora” en tiempos de crisis.
 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ