Las expectativas de rectores, docentes y estudiantes tras la asunción de Alberto Fernández
Los universitarios apuestan a recuperar protagonismo
Consultados por PáginaI12, referentes de la comunidad académica plantean su esperanza de volver a participar de las políticas públicas y de que el Estado promueva nuevamente al sistema educativo y científico.

Ante el primer discurso de Alberto Fernández como presidente, referentes de la comunidad universitaria plantearon, en diálogo con PáginaI12, sus expectativas y su posicionamiento ante el nuevo gobierno y el final de la administración de Mauricio Macri. Rectores, estudiantes y referentes de las federaciones docentes coincidieron --salvo los ligados al radicalismo universitario-- en que los cuatro años de macrismo fueron "devastadores" para toda la sociedad y particularmente para el sector universitario que sufrió serios ajustes. En ese contexto, la asunción de Fernández "abre un abanico de posibilidades” para recuperar el desarrollo del sistema universitario y científico, se esperanzaron.

"El discurso de asunción del Presidente fue un gran discurso que abordó todos los temas centrales. Tuvo la visión de un verdadero estadista de los problemas que enfrenta Argentina en esta coyuntura", señaló Alejandro Villar, rector de la Universidad Nacional de Quilmes, en diálogo con PáginaI12. "Hay mucha expectativa de que las universidades volvamos a ser participes de políticas públicas vinculadas a lo que podemos aportar", agregó.

Sandra Torlucci, rectora de la Universidad Nacional de las Artes (UNA), consideró que uno de los desafíos que tendrá el nuevo gobierno es "la restitución de la participación política del sistema universitario". "Debemos dejar de pensar a las universidades por separado, y tenemos que buscar criterios y formas de tratamiento del sistema universitario en su conjunto", indicó a este diario.

Para Delfina Veiravé, rectora de la Universidad Nacional del Nordeste y vicepresidenta del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) "la expectativa es positiva". "La conformación del equipo del Ministerio de Educación con especialistas que conozco y valoro por su trayectoria y compromiso con la educación pública, alienta a pensar que van a encararse políticas de mejora. Así como es alentador que la Secretaria de Políticas Universitarias sea ocupada por Jaime Perzyc, un rector que ha presidido el CIN, conoce el sistema y siempre ha promovido el diálogo y la construcción de consensos, con lo que auguramos que el CIN tendrá un rol importante en la coordinación de políticas con el Estado."

Entre los docentes también hubo definiciones de respaldo al nuevo gobierno y críticas a la gestión macrista. Desde la Fedun, Daniel Ricci, consideró que el discurso de Alberto Fernández "fue lo que uno esperaba escuchar, que haya un cambio de modelo de país donde se empiece a invertir en educación, en salud, en trabajo, en terminar con el hambre". "Más allá de que uno va a reclamar por el presupuesto, por salarios, los universitarios tenemos que tener un fuerte rol de acompañamiento". En la misma línea se pronunció Carlos De Feo,  de la Conadu: opinó que "el nuevo gobierno le reserva a la universidad un papel importante en las políticas de Estado". Y Claudia Baigorria, de Conadu Histórica, dijo: "Tenemos las expectativas que tiene todo el pueblo argentino, de un fin de un ciclo neoliberal que ha sido un gobierno muy denostador de todo lo que es la educación pública. Creo que este gobierno va a mostrar señales claras de la defensa de la universidad pública y respeto por las organizaciones docentes".

Desde el movimiento estudiantil, el vicepresidente de la FUBA, Matías Onorato (MLI), consideró que "si va a haber un pacto social, las universidades tienen que formar parte de ese acuerdo". "Esperamos que el nuevo gobierno impulse políticas de ingreso, permanencia y egreso de la universidad. También en relación con los programas de becas, y que se abra el debate sobre el boleto universitario", señaló.

"Nos genera mucha esperanza todo lo que dijo Alberto, porque volvemos a tener un presidente en la Casa Rosada que entiende y define la importancia de la universidad pública para el desarrollo de un país. Es fundamental que vuelva a existir un programa de becas, una politica de inclusión y no de meritocracia", apuntó Eva Dimopulos, ex presidenta de la FUBA y dirigente de La Mella. 

Desde la agrupación radical Franja Morada tomaron una postura distinta. Frente a las críticas al ajuste presupuestario formuladas tanto por rectores como por sindicatos, el presidente de la FUA, Bernardo Weber, reivindicó la administración de los fondos universitarios que hizo el macrismo: consideró que en los últimos cuatro años el presupuesto se acercó mucho a las demandas de las universidades aunque --dijo-- la inflación "dificultó" su ejecución. Sobre el nuevo gobierno, dijo que espera encontrar "vocación de diálogo". "En el gobierno kirchnerista hubo muy poco diálogo, esperemos que esta vez sea diferente", señaló Weber, quien consideró prioritario sostener el programa de becas universitarias.  

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ