El anuncio generó debate dentro de la comunidad de Página/12

Dólar turista: ¿una medida antipática?

El jefe de gabinete aseguró que se busca reducir el déficit de la cuenta viajes y también incentivar el turismo local. Acá, algunas de las contribuciones destacadas.

"Los que más tenemos debemos aportar más que los que menos tienen. Los que ganamos un mango, y encima nos llevamos el mango ganado a otro país, es lógico que debamos de alguna manera ayudar a los que menos tienen y no pueden viajar afuera. Es la famosa distribución de la riqueza. En mi caso, no tengo una vida de lujos , vivo en un tres ambientes, pero gano suficiente como para bancarme en efectivo un viaje a Europa que haré en mayo. Solo una pequeña porción de argentinos podemos hacer esto. Hay que ser solidarios."
Daniel Espinoza

"Estimados, tendríamos que verlo de manera distinta a como se lo debate hasta ahora. Con esta alternativa se genera un combo entre mayor recaudación y freno de salida de dólares no esenciales. Se encarece Netflix o un consumo en el exterior, pero no afecta a productos ni insumos importados ni bienes que se transan localmente a precio dólar como alimentos o energía. La otra alternativa para mejorar el saldo en divisas es no diferenciar, devaluar en general y con eso frenar todo, lo accesorio y lo esencial, y además arrastrar el precio de todo lo transable con el exterior. Golpe inflacionario y más freno a la economía."
VLLM

"La otra alternativa sería segmentar para que no nos pase como con la 125. No todo consumo es igual, está el que se patina 100 mil dólares en un viaje de placer y no le costaría dejar 40 o 50% para los que no podemos darnos ese lujo y está el que viaja con lo justo, ya sea por trabajo o por visitar a familiares o conocer diversos países que requerirían un aumento mucho menor. Sin contar que se pierde la oportunidad de mejorar la competitividad de la aerolínea de bandera y hacer una diferencia entre el que compra un paquete por internet y otro que compra en una agencia y está dando trabajo local. Creo que es un problema complejo y poner una alícuota general es hacer una simplificación inconveniente que va a traer muchas complicaciones."
Crisfer

"Tenemos que ser más inteligentes, porque esta medida nos pone en contra gran parte de la sociedad, le hace hacer carne propia a los laburantes con los dueños del país, y no va a frenar la salida de dólares (nadie dejar de comprar por un aumento del 30%). No se puede poner en la misma bolsa a un empleado de comercio que paga Netflix y a un gerente que se va a Europa dos veces al año, lo único que conseguís es que en la mesa de laburo ambos se quejen de lo mismo y el empleado termine votando como el gerente. Las erogaciones por servicios o compras chicas al exterior por montos chicos, se van a seguir haciendo y los dólares se van a seguir yendo, el Estado va a recaudar pesos con eso, ¿y qué va a hacer? (y en el caso de que retenga dólares, solo amortigua el impacto con descontento de gran parte de la sociedad). En todo caso, si se quiere ir a fondo, directamente hay que impedir todo gasto, salvo medicina e insumos para la industria (lo cual sería impracticable). Poner un cupo mensual de dólares para consumo y cuando se acaba... se acaba. La medida tiene la orientación correcta, pero no parece que tenga la aplicación adecuada ni monetaria ni políticamente."
Sun _Tzu

"No estoy tan convencido de que sea difícil explicar la medida a quien quiera oír. Es obvio que habrá quejas, como las hubo siempre. Pero si hablamos de datos duros, creo que explicando bien se entenderá que no podemos aguantar el actual nivel de gastos en dólares en las actuales circunstancias. Hice una búsqueda rápida para hablar de datos concretos: según el Banco Central, durante 2017 los turistas argentinos gastaron 10.700 millones dólares en el exterior. De eso, 60% servicios y 40% bienes. O sea, un agujero enorme. Considerá que en 2020 tendremos el mayor vencimiento de deuda (impagable) de la última década. Hablamos de una economía quebrada."
Negrolor

"Es razonable y yo comprendo la medida, el asunto es que, al mismo tiempo que se pone un encarecimiento para un tipo de uso del dólar, las compras en dólares, no se lo hace con el dólar de atesoramiento (200 por cabeza) que, justamente, es el que pega "la vuelta" y se va al colchón o al dólar ilegal, para que los de mayores ingresos de todos los alcanzados por ese 30%, hagan turismo en el extranjero, puedan comprar dólares para hacer sus gastos en el exterior en efectivo y sortear la restricción. Realmente creo que debe haber alternativas de conseguir un ahorro de divisa similar, pero segmentando al público alcanzado, ya sea por persona, por monto, por tipo de consumo, etc. Si llegamos al extremo de no poder permitir erogación alguna, entonces, los 200 dólares per cápita tampoco deberíamos permitirlos y, sin embargo, lo hacemos. Más lo analizo y menos me cierra."
Sun _Tzu

"Fue una medida del último período CFK y funcionó muy bien aunque hubo quejas de los usuarios, nadie se murió de hambre por pagar ese impuesto. La mentalidad de que lo extranjero es mejor es muy difícil de erradicar en grupos que confunden la libertad de comercio con la ausencia de cargas impositivas." 
Blancalis37

"El problema es que un porcentaje obsceno de los dólares se pierden en bienes puramente de consumo. La divisa extranjera es un bien sumamente escaso para la Argentina. Y los que hay disponibles deben de utilizarse lo más posible para aumentar la capacidad de Argentina de atraer dólares (para incrementar nuestras exportaciones). La medida le va a molestar a muchos, pero esos muchos son los que viven una fantasía, los que viven por encima de sus medios son las clases medias-altas y altas, que quieren gastar más dólares de los que hay." 
luisaaugustofretes

Si querés sumarte a la conversación, Unite a Página/12 .


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ