ENCUESTA DEL NO 2019 | Las bandas entrevistadas eligieron lo que más disfrutaron en el año

Mejor show argentino y Revelación: Ca7riel y Paco Amoroso

El dúo dinámico de la música urbana local se consolidó como revelación y repartió shows memorables en Obras y Niceto Club.
Imagen: Cecilia Salas

Si Ca7riel fue el artista revelación de 2018 en la encuesta anual del NO de ese año, en esta ocasión lo fue el tándem que lleva adelante junto a Paco Amoroso . Además, por goleada. Una cosa no anula la otra ni tampoco se superponen: ellos demostraron que sus identikits artísticos cumplen a cabalidad con la ley de conservación de la materia, e incluso su sociedad los potencia. Estamos frente al gran proyecto musical argentino que legó la década pasada. Si bien rapean y trapean, no son propiamente un dúo de música urbana. Son algo todavía superior: un laboratorio sonoro que desborda contemporaneidad y que entendió mejor que cualquiera, al menos en un país distante de los epicentros de las tendencias, el poder del groove y el arte de la lisergia.

 

Fueron llamados “los nuevos Kuryaki”. Aunque, a diferencia del grupo de Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur, no son aún un icono insular sino más bien la nueva gran cosa que está siempre por suceder. Y en esa tensión, como si se tratara de un súper poder, arrasan con lo que esté a su paso. Será por eso que cada recital suyo, más que una simple performance, es toda una experiencia. Cuentan que nadie vuelve a ser el mismo una vez que los ve sobre el escenario. Si hasta el propio Adrián Dárgelos, de Babasónicos, se rindió a sus pies. Y en persona. Ya sea en complicidad con las noveles lumbreras de la ATR Band o en formato soundystem con el MAL FLA TRVP SET, el mismo que llevaron a su debut europeo en el festival catalán Sónar, la dupla se desdobla hasta transformarse en un ente inexplicable parido en otra galaxia. Una muy lejana.

No obstante, acá en la Tierra, y más precisamente en este terruño, Ca7riel y Paco Amoroso también arrasaron en la encuesta 2019 del NO en la categoría que proponía encontrar el ”mejor show local” del año. Pero los votantes no se pusieron de acuerdo en si el más destacado fue la terna de actuaciones de agosto en Niceto Club o si lo fue su desembarco en el estadio Obras Sanitarias. Pero más que La celebración, título que valló todo Buenos Aires y las redes, esa presentación funcionó como ”La consagración”.

 

La epopeya comenzó hace exactamente un año, cuando el 25 de enero de 2019 estrenaron el video de Jala jala, simple que, amén de secundar a A mí no y Piola (fue el primero que ambos hicieron juntos), no sólo formalizó su relación sino que también los introdujo a una masa que aún no sabía de su existencia. Y vaya que la estremeció. Y al que no se enteró con eso, lo agarraron con el neologista Ouke, con una estética que es una lectura chacaritense de Pass This On, de The Knife. Y al que se hizo el boludo, el desentendido o el loco no le quedó más remedio que ahondar en el fenómeno mediante los clips de Mi sombra y, más recientemente, de Cono hielo. Lo que seguramente generó que los que lo vieron quedaran abducidos por esta rara avis de la nueva revolución musical argentina.

En el medio de ambos clips, Ca7riel lanzó un video solista, McFly, lo que demostraba que, por más que son una de esas hermandades que aparecen cada dos décadas, tienen independencia y vida propia en paralelo a la entidad que los contiene. Paco tuvo igualmente el suyo en diciembre: Todo el día. Aunque no fue tan unipersonal, porque el single desliza el sello de Axel Fiks, quien comenzó a girar en la órbita del binomio tras aportar las bases para el tema que el rubio MC estrenó en su sesión con Bizarrap: No sé.

 

“Siempre traté de sonar lo menos argentino que se pueda, porque me parece más divertido encararlo por otro lado”, le confesó Paco Amoroso al NO en marzo. “Algunos creerán que soy careta, pero me sale así. Yo soy el punk del futuro.” Más tarde, ante la pregunta de si el tándem encontró su lugar en la escena local, el artista devolvió: “No sé si tenemos nuestro propio sonido, pero sí nuestra propia voz. No pensamos tanto en qué queremos que suceda con los temas, sino que los hacemos (...) Yo fui metalero, estaba pelado y tomaba vino. Después tuve mi etapa jazzera, y cuando me di cuenta de que no tenía la fuerza para estudiar, naturalmente me pasé hacia el rap”. Las industrias estadounidense y europea ya pusieron la vista en ellos, y coinciden en algo: su mundialización es inminente.

* La distinción de Ca7riel y Paco Amoroso como el “mejor show argentino” y la “revelación musical”está en el marco de la Encuesta del NO, donde lxs músicxs que fueron entrevistadxs durante el año eligieron lo que más disfrutaron de 2019. Encontrá el detalle de todos los votos acá.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ