El supuesto espía y su declaración por el Memorándum con Irán

Allan Bogado dice que lo "guionaron" funcionarios de Macri

Imagen: Twitter

El ex espía Allan Bogado denunció que el gobierno de Mauricio Macri le guionó su declaración para perjudicar a Cristina Kirchner. Según dijo, el ex secretario general de la Presidencia Fernando De Andreis les dio instrucciones a sus abogados para que él declare en contra de CFK a cambio de no ir preso en la causa por el Memorándum de Entendimiento con Irán.

Bogado había sido señalado por Alberto Nisman en su denuncia como el nexo entre los argentinos que supuestamente buscaban la impunidad del atentado a la AMIA y los imputados iraníes. Sin embargo, según la versión del ex agente inorgánico, los Servicios de Inteligencia le mintieron al fiscal fallecido y le ocultaron que él ya no formaba parte de la AFI desde hacía un año.

En diálogo con los periodistas Gustavo Silvestre y Ariel Zak, en Radio 10, Bogado, quien aparece en el reciente documental de Netflix sobre la muerte de Nisman, apuntó contra Jaime Stiuso. Lo acusó de haber “usado” a Nisman para vengarse de CFK. Además, afirmó que a Nisman le mintieron y lo empujaron al suicidio. “Los Servicios tienen un poder que te pueden llevar a eso”, expresó.

Otra declaración guionada

Durante la etapa de instrucción de la causa iniciada por Alberto Nisman antes de morir, el juez Claudio Bonadio le tomó declaración indagatoria a Allan Bogado. En esa oportunidad, el ex agente habló de un pacto para triangular tecnología nuclear local con Irán, vía Venezuela y aportó documentación que supuestamente probaba el acuerdo. La maniobra --siempre según Bogado-- buscaba evitar el bloqueo de Naciones Unidas a Irán. El objetivo era demostrar que el gobierno de CFK quería la impunidad de los iraníes a cambio de negocios.

Ahora, Bogado reveló que eso que dijo ante el Juzgado federal 11 fue direccionado por el macrismo. En concreto, puntualizó a Fernando De Andreis, ex secretario General de la Presidencia, como el hombre que recibió a dos de sus abogados, quienes recibieron las instrucciones de lo que debía decir para no quedar detenido. Bogado, además, dijo que le mandaron un mail con los detalles del “guión” desde la misma casilla de la cual le mandaron lo que debía decir a Leonardo Fariña, también guionado y entrenado para perjudicar a CFK en una causa judicial. “Van a ver que el mail es el mismo de otros testigos reservados”, dijo, en referencia a la extensión "el turista". Según el espía “o hacía eso o iba preso”. Y dijo estar dispuesto a contar todo en la Justicia, en el marco de la causa por el Memorándum que ya está elevada a juicio, a cargo del Tribunal Oral Federal 8.

La denuncia de Nisman

Para Bogado, Nisman fue víctima de los servicios de inteligencia, que le mintieron y lo usaron: “Lo que veo después de mucho tiempo y de lo que hemos vivido es que alguien o algo, no creo que un solo hombre, haya perpetrado en su cabeza hacer una denuncia tan grave con algo que se caía en tres días”, dijo. Y apuntó al rol de Jaime Stiuso: “Para mí Stiuso jugó una situación muy importante donde el fiscal Nisman quedó fuera de juego. Le mintió”, expresó. Y detalló que cree que Stiuso lo usó a Nisman, que “seguramente” fue una venganza contra Cristina Kirchner, quien lo había desplazado de la AFI.

Según relató Bogado, él fue agente inorgánico de la Side desde 1988 hasta el 2014 --año en el que fue desplazado Stiuso-- y que su misión “era reunir información”. Explicó que en ese momento estaba recolectando datos sobre Yussuf Khalil y sobre la comunidad islámica en la Argentina en general.

En noviembre de 2014, Stiuso denuncia a Bogado ante la Justicia por alardear en la Aduana que era parte de la SIDE para hacer negocios. La denuncia de Stiuso fue en términos institucionales, es decir bajo su cargo de jefe de operaciones de la ex SIDE.

En enero de 2015 se concreta la denuncia de Nisman contra Cristina, donde figuran conversaciones telefónicas de Bogado con Khalil. Nisman dice en su presentación que son la prueba de que hombres de la ex SIDE directamente relacionados con CFK, negociaban la impunidad con los iraníes y los mantenían al tanto de lo que estaba pasando en la causa judicial. La versión de Bogado es que Nisman, sin saberlo, lo señala en su denuncia como un agente de inteligencia, cuando él ya no formaba parte de “la casa” desde hacía un año. Bogado dice que Stiuso y “los servicios” conocían ese dato, pero se lo ocultaron a Nisman.

La muerte del fiscal

Bogado puso el foco en los llamados que hizo el fiscal antes de morir. Según él “hay una persona muy importante que es Mazzino”. Detalló que del entrecruzamiento de llamadas se desprende que Alberto Mazzino fue el intermediario que usó Stiuso para hablar con Nisman, horas antes de la aparición sin vida del fiscal. El objetivo de Stiuso habría sido no quedar registrado en ninguna comunicación con Nisman.

“Para mí es un hombre (Nisman) que jugó todas las cartas y no tenía más. Se quedó sin las cuarenta cartas. Jugó fuerte”. Según su parecer, el ex titular de la UFI AMIA “era un hombre manipulable” y fue abandonado. “Por eso no le atendían el teléfono”, especuló. Y recordó que la carrera jurídica de Nisman “fue con los Servicios, que le daban información”.

Además, llamó a la Justicia a investigar las llamadas --horas antes y después de la aparición del cuerpo del fiscal-- entre Laura Alonso, Patricia Bullrich, Alberto Mazzino y Jaime Stiuso. “Ahí está la clave de la muerte”, lanzó. Y agregó que “hay que ver los llamados anteriores al viaje” de Nisman a Europa. También reclamó poner el foco en quién lo llamó para que volviera a Buenos Aires para presentar la denuncia, para saber “por qué vuelve en forma tan urgente a presentar una mentira”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ