El gobierno de Lenín Moreno los autorizó a viajar después de tres meses

México dio asilo a cuatro asambleístas ecuatorianos 

Son miembros de Revolución Ciudadana, partido de Rafael Correa; habían denunciado la persecución política del gobierno de Ecuador. 

Ya están en México los cuatro asambleístas ecuatorianos que permanecían asilados en la embajada mexicana en Quito. Luego de casi tres meses en la sede diplomática azteca el gobierno de Ecuador les dio la autorización para viajar. Se trata de los asambleístas Gabriela Rivadeneira , Soledad Buendía, Carlos Viteri y Luis Fernando Molina. Todos son miembros del partido Revolución Ciudadana (RC) que lidera Rafael Correa . Habían pedido asilo a México tras denunciar la persecución política llevada a cabo por el gobierno ecutoriano. Sostienen que el presidente Lenín Moreno quiere impedirle a RC participar en las próximas elecciones.

Los cuatro asambleístas se habían refugiado en la embajada durante las protestas que sacudieron el país en octubre pasado . Este jueves el ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, José Valencia, anunció que el gobierno había autorizado su salida.  “Hace unos momentos los ciudadanos en cuestión tomaron un vuelo comercial hacia la Ciudad de México", informó el ministro, sin responder preguntas de los periodistas.

Correa y sus partidarios acusan a Moreno de haber iniciado una persecución política en su contra, por lo que algunos salieron del país y un grupo se refugió en la embajada de México. El 13 de octubre pasado, antes de ingresar en la embajada, Rivadeneira había dejado en claro por qué llegó a esta decisión. “En el marco de su ejercicio de criminalización de la política, el gobierno apuntó contra la oposición con participación parlamentaria, en una estrategia que combina estigmatización con distintas estrategias de persecución”, había escrito la asambleísta en un comunicado. En ese momento Rivadeneira denunció que la estaban siguiendo de manera ilegal policías, militares y agentes de civil. Esa situación motivó su solicitud de asilo. Situaciones semejantes denunciaron los otros tres asambleístas que la acompañaron en el edificio diplomático mexicano.

A juicio del gobierno ecuatoriano la autorización del viaje a México va en contra de esa teoría. "Detrás del discurso de persecución política está un interés político de un sector que busca la impunidad ante los delitos por los que muchos son hoy procesados por órganos judiciales competentes", manifestó Valencia. 

Desde RC emitieron un comunicado criticando la demora de la cancillería ecuatoriana, ya que los asambleístas permanecieron más de 86 días en la Embajada de México en Quito. Tambíen sostuvieron que otorgar el asilo confirma que no pudieron encontrar pruebas para avanzar judicialmente contra los cuatro legisladores. "El único objetivo del gobierno, al intentar desmantelar las primeras líneas de conducción de nuestro movimiento, es aniquilarnos politicamente e impedir nuestra participación democrática en las próximas elecciones. No lo lograrán", establece el comunicado.


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ