El empresario exculpó al piloto del helicóptero

“Pacha” Cantón: “Yo tiré el cordero”

Cantón vive en Uruguay hace años y protagonizó un accidente en 2012. Cantón vive en Uruguay hace años y protagonizó un accidente en 2012. Cantón vive en Uruguay hace años y protagonizó un accidente en 2012. Cantón vive en Uruguay hace años y protagonizó un accidente en 2012. Cantón vive en Uruguay hace años y protagonizó un accidente en 2012. 
Cantón vive en Uruguay hace años y protagonizó un accidente en 2012.  
Imagen: El País

El empresario Eduardo “Pacha” Cantón reconoció ante las autoridades uruguayas que fue él quien arrojó desde un helicóptero un cordero a la pileta de la casa de Federico Álvarez Castillo en José Ignacio. 

Lo admitió ante la Dirección Nacional de Aviación Civil de Uruguay en Montevideo. “Yo tiré el cordero, intenté hacer una broma que salió mal y pido perdón”, dijo Cantón en su declaración el martes pasado aunque recién ahora trascendió.

El episodio ocurrió el pasado jueves 9 de enero, confirmó Cantón, quien señaló que el cordero había sido criado en uno de sus campos. El animal fue subido a un helicóptero Robinson 44 pilotado por Carlos “Chopo” Cano, quien según el empresario fue ajeno al suceso. Cantón declaró que había avisado a Álvarez Castillo cómo llevaría el animal a su casa.

Cantón se expone a una multa económica, pero no a una acción penal, con lo que la causa se cerrará. “Tirar un objeto desde una aeronave, siempre y cuando no dañe a alguien o destruya alguna propiedad, no constituye un delito”, afirmó la fiscal de Maldonado Ana Dean, a cargo de la investigación. “En principio, con los pocos elementos que tenemos hasta ahora, y con lo que se ve en el video, diría que no se configura ninguna de las conductas tipificadas como delito”, expresó al diario El Observador.

Para las autoridades uruguayas, se violó el artículo 26 del Código Aeronáutico. “No podrán arrojarse de las aeronaves sustancias u objetos que puedan ocasionar contaminación del medio ambiente, daños a las personas o a los bienes en la superficie, salvo en caso de fuerza mayor en los lugares que determine la Reglamentación”, dice ese artículo. A su vez, el artículo 192 señala las sanciones, que van de una advertencia hasta la cancelación de la autorización, pasando por una inhabilitación de hasta diez años.

Cantón ya fue noticia en 2012 cuando a bordo de su yate embistió a un bote en el Delta de San Fernando. Una mujer y su hija murieron. El yate no estaba autorizado a navegar en esa zona. Loa familiares de las víctimas lo acusaron de no haber querido ayudar.

Con el testimonio de Cantón se cayó la coartada del dueño de Etiqueta Negra, que se había manifestado ajeno al hecho y dijo ignorar quién había tirado el cordero, algo que definió como un probable atentado. El video viralizado que muestra la caída del cordero (primero se había dicho que era un cerdo) se grabó dentro de la casa de Álvarez Castillo y más que asombro hay carcajadas cuando la pileta rebalsa por el impacto del animal.

En declaraciones a Infobae, Álvarez Castillo afirmó: “El video lo filmé yo porque se paró un helicóptero en el techo de mi casa y nunca imaginé lo que terminó pasando”. A su vez, en un mensaje a sus amigos, contó que él sacó el cordero de la pileta y lo regaló. “Me consta que fue cocinado y comido por un grupo de trabajadores. Mi familia y yo fuimos víctimas de un ataque mediático y voy a tomar medidas contra todos los que hablaron sin saber la verdad”, dijo a sus allegados.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ