Testimonios de los damnificados

Créditos UVA para autos: del sueño a la pesadilla

Centenares de testimonios dan cuenta de la dramática situación que viven los que adquirieron un vehículo automotor con los créditos UVA. Las historias fueron recopiladas en un libro virtual titulado “Del sueño a la pesadilla”.

* Laura, 40 años, Avellaneda, provincia de Santa Fe. Banco HSBC: “Mi marido es carpintero. Vendimos nuestro autito y como nos faltaba dinero, tomamos un crédito UVA porque nos dijeron que era el mejor. Y acá estamos, con 17 cuotas pagas que de 11.000 pesos pasaron a 20.000. Debemos al banco casi el doble de lo que nos dio. No sé hasta cuándo vamos a poder aguantar".

* Mónica, 36 años, de Río Negro. Fiat crédito: "A finales de 2017 fui a la concesionaria y me recomendaron un crédito UVA. Macri dijo que sería 'la solución'. Sólo subiría un 5 por ciento anual. Saqué un vehículo debiendo 255.000 pesos. Ya he pagado casi dos años y debo lo mismo, aunque adelanté cinco cuotas. Mi cuota comenzó en 6.000 y ahora pago 14.500. Soy mamá sola con dos niños y con un sueldo de 30.000 pesos".

* Yamila Amado, 40 años, docente, Mar del Plata, Banco Provincia: "En agosto del 2018 saqué el Préstamo UVA para poder comprarme un auto usado. En el banco me dijeron que podía subir 100 pesos la cuota. Saqué 215.000 pesos con una cuota de 6.300. Con 16 cuotas pagas en fecha, cada vez debo más (casi 300.000 pesos) y la última cuota fue de 11.000, casi el doble de la inicial. La situación es desesperante, todavía me faltan tres años y ni vendiendo el auto llego a cubrir lo que debo".

* Norma Zalazar, 32 años, empleada de comercio en Salta. Banco Santander Río: "Mi crédito era de 379,397,90 y en abril del 2018 empecé pagando 11.200 pesos. Hoy debo 479.792,67 y estoy pagando 22.999. Ya no puedo seguir así".

* Emiliano De Paula, provincia de San Juan, docente de la Universidad local: "En noviembre de 2017 obtuve un crédito UVA automotor, debido a la rapidez con que salían y la supuesta inflación. Luego de sumar los recibos de sueldo de toda la familia para poder llegar a los requisitos crediticios, accedí al préstamo instantáneamente a la concesionaria Le Pont. La de 400 mil pesos. La cuota inicial fue de 9 mil pesos, hoy enero de 2020 pago 20 mil de cuota y debo 607 mil pesos más gastos administrativos y me faltan tres años para cancelar el crédito. Una verdadera estafa y usura".

* Claudio Piccone, La Plata, empleado: "A fines de 2017 saqué el préstamo para cambiar mi vehículo. En la agencia entregué el mío, más los ahorros que tenía y el dinero del préstamo que fueron 211.000 pesos. La primera cuota fue de 5.000 pesos y actualmente es de 13.500 pesos. Me está aumentando a un ritmo. Voy por la cuota 30, pedí 211.000 y debo 245.000 pesos".

* Andrea Mariel Moran, 49 años, provincia de Buenos Aires. Empleada: "En mayo de 2018 compramos un auto a en una agencia Ford, a través del banco ICBC. No tuvimos nunca contacto con el banco ya que hicimos todos los trámites en la agencia. Nos otorgaron 470.000 pesos. Comenzamos pagando 11.000 pesos. Este mes de enero fue de 23.092,42 y debo después de un año y medio 619.253,10 pesos. De más está decir que mi sueldo no se actualizó de la misma manera. ¡Eliminación del UVA ya!"

* Adrián Talarico, 51 años, casado, cuatro hijos, San Miguel del Monte, Banco de la Provincia de Buenos Aires: "En diciembre de 2018 me otorgaron un crédito de tipo personal en UVAs para comprar un vehículo utilitario para uso particular y comercial. El monto otorgado fue de 400.000 pesos, a pagar en 48 meses, con una cuota inicial de 10.000 pesos. Hoy, luego de 12 meses y con todas las cuotas pagadas a término, el monto adeudado es de 503.274 pesos (26 por ciento más que el monto acordado) y el valor de la cuota de 16.740 pesos (67,4 por ciento más que al inicio). Necesito una pronta intervención del BCRA cómo organismo responsable para encontrar alguna solución razonable que me permitan cancelar el crédito en el plazo acordado".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ