El aluminio y el acero quedaron fuera del aumento de 25 por ciento

Estados Unidos no cobrará arancel a la Argentina

Donald Trump había asegurado que aplicará ese gravamen a las compras provenientes de Argentina y Brasil como compensación por las devaluaciones del peso y el real.
Las empresas exportan 1500 millones de dólares a distintos mercados.Las empresas exportan 1500 millones de dólares a distintos mercados.Las empresas exportan 1500 millones de dólares a distintos mercados.Las empresas exportan 1500 millones de dólares a distintos mercados.Las empresas exportan 1500 millones de dólares a distintos mercados.
Las empresas exportan 1500 millones de dólares a distintos mercados. 

Estados Unidos exceptuó a la Argentina del aumento de 25 por ciento en sus aranceles al ingreso de acero y aluminio del exterior. La excepción fue confirmada este domingo por el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Culto, Felipe Solá. “Acabamos de haber sido dejados de lado, en el buen sentido, por una comunicación interna a la Presidencia”, anticipó el canciller en declaraciones radiales. El potencial de exportación del sector se estima en unos 700 millones de dólares al mercado norteamericano. Las empresas favorecidas por la excepción son la productora de aluminio, Aluar, y las acereras Acindar (ArcelorMittal), Tenaris-Siderca y Ternium, ambas del Grupo Techint, y Gerdau, que en conjunto exportan 1500 millones de dólares anuales a distintos mercados, según la Cámara Argentina de Acero.

El presidente Donald Trump había anunciado el 2 de diciembre que habría una revisión de la política de aranceles. A través de su cuenta de Twitter denunció que Brasil y Argentina habían llevado a cabo devaluaciones abruptas de la moneda y, como contrapartida, iba a restablecer aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes de estos países. 

El titular de Aluar, Javier Madanes Quintanilla, fue el primero en pronunciarse en contra de la vuelta de los aranceles, por la inacción del gobierno anterior en los últimos meses. Se quedaron inmovilizados a partir del año pasado. Les hemos dicho cuáles eran las medidas con las que había que atacar los problemas y eso se ignoró”, había señalado el empresario a principio de mes. El 40 por ciento de la producción de aluminio se exporta a los Estados Unidos. En el caso del acero, desde Acindar aseguraron que tienen una cuota de 1100 toneladas asignada con destino al mercado estadounidense. El jueves la Cámara reiteró su “preocupación por el estado latente de la intención del presidente Trump, manifestada a través de sus redes sociales, de instaurar aranceles a la importación de acero y aluminio”1.

El trabajo del secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Jorge Neme, junto con la Embajada argentina en Estados Unidos, a cargo de Jorge Argüello, estuvo enfocado en las últimas semanas en demostrar que las modificaciones en el tipo de cambio no fueron digitadas para darle competitividad artificial a la economía. Solo había sido mala praxis del gobierno anterior. “Estados Unidos iba a subir un 25 por ciento los aranceles al acero y aluminio argentino. Hicimos una defensa de la posición argentina y acabamos de haber sido dejados de lado de esa medida. Salió la lista de los países y no estamos. Las cámaras están apropiadamente informadas. Es un gran mérito”, aseguró el canciller Solá, en referencia al trabajo diplomático.

Según la proclama de la Casa Blanca, a partir del 8 de febrero aumentará un 25 por ciento los aranceles sobre el acero y otro 10 por ciento sobre el aluminio. Quedaron exceptuados los productos derivados del acero de Argentina, junto a los de Australia, Brasil, Canadá, México y Corea del Sur. En aluminio comparte la excepción con Australia, Canadá y México. “Es una excelente noticia para la Argentina que las cosas sigan como están y no se nos sancione con el 25 por ciento de aranceles de ingreso a Estados Unidos en acero y aluminio. Seguimos como estábamos, esa medida no nos perjudica”, agregó Solá.

La excepción de Trump incluye también “productos derivados” del aluminio y el acero, lo que permitirá proteger el empleo en estos sectores. Un producto no estará incluido cuando su costo “represente, en promedio, dos tercios o más del costo total de los materiales del artículo derivado (aluminio y acero)”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ