Proyecto de Ley

Pedirán en el Congreso la emergencia sanitaria para el norte salteño

Ante la grave situación que se vive en el extremo norte de la provincia, el diputado Lucas Godoy presentará un proyecto que habilitará al gobierno nacional a disponer de partidas y medidas extraordinarias para atender la situación. Podría replicarse en la Legislatura provincial.
Godoy abordó la Emergencia Sanitaria con Santiago CafieroGodoy abordó la Emergencia Sanitaria con Santiago CafieroGodoy abordó la Emergencia Sanitaria con Santiago CafieroGodoy abordó la Emergencia Sanitaria con Santiago CafieroGodoy abordó la Emergencia Sanitaria con Santiago Cafiero
Godoy abordó la Emergencia Sanitaria con Santiago Cafiero 

Las seis muertes en un mes en el norte salteño, cuatro de ellas por desnutrición, sumada a la histórica postergación social y económica en varias regiones de la provincia, llevaron a que el diputado nacional del Frente de Todos, Lucas Godoy, redacte un proyecto de ley que declare la Emergencia Sanitaria para los departamentos Rivadavia, San Martín, Orán y Anta.

Esta iniciativa, que en principio sería con una extensión de un año, surge del trabajo conjunto con los demás legisladores del FDT, especialmente con la diputada provincial Gladys Paredes, médica de profesión y representante de San Martín.

El proyecto que ingresaría esta semana en la Cámara Baja, fue puesto en conocimiento al jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero, ya que fue uno de los temas que abordó Godoy durante el encuentro que mantuvieron el viernes último en Casa Rosada.

La iniciativa establece que el Estado Nacional, en coordinación con el Gobierno de la Provincia de Salta y los municipios alcanzados por la emergencia deberán elaborar un mapa de situación y un programa de emergencia que atienda las situaciones más urgentes y de riesgo sanitario, además de montar un sistema de monitoreo y seguimiento del estado del sistema sanitario.

También se constituirán equipos de emergencia compuestos por profesionales médicos que se presentarán en los lugares en que sus servicios sean requeridos, con el apoyo de los municipios y gobiernos provinciales.

Todas las necesidades en cuanto logística y elementos que aseguren la real y efectiva atención de la personas afectadas, será proveído por la Nación en coordinación con el gobierno provincial y municipal.

Entre los fundamentos de la emergencia se encuentran la falta generalizada de insumos en los hospitales, para internación como ambulatorios; la falta de profesionales principalmente en el área pediátrica, tanto de médicos y enfermeros, y también el caso puntual del hospital de Tartagal, que recibe los pacientes de Rivadavia Banda Norte, y que tiene la sala de terapia de niños pero no cuenta con recursos para su óptimo funcionamiento.

Otro de los grandes problemas que quedó en evidencia con los desgraciados sucesos de estos días es la falta de mantenimiento de las ambulancias, o directamente la ausencia de ellas, especialmente aquellas preparadas con doble tracción para las dificultades geográficas y viales de la región.

Según explicó Godoy, la declaración de emergencia sanitaria habilita a la Nación a distribuir partidas presupuestarias para paliar la grave situación, e indicó que esto buscaría replicarse en la Legislatura de Salta, con una iniciativa similar presentada por el bloque del FDT, porque es necesario que la provincia también destine recursos. 

Tanto la Nación como Salta no cuentan con un presupuesto para el actual ejercicio y están funcionando con un prórroga del año anterior. 

Convenios con universidades 

Además, los legisladores salteños solicitarán en el proyecto que el Ministerio de Educación de la Nación pueda hacer convenios con aquellas universidades nacionales que cuentan con la carrera de medicina, para que los alumnos hagan la residencia y práctica profesional previa a la graduación en los departamentos declarados de emergencia.

Godoy señaló que "la falta de recursos humanos capacitados para la atención de las patologías de pacientes ambulatorios e internados, podría paliarse recurriendo a los hospitales escuelas del país, que tendrían un régimen de residencia en esos lugares con una duración de tres meses a un año". 

Los profesionales tendrían garantizados los gastos de viáticos y vivienda el tiempo en que permanezcan en la provincia.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ