El represor fue condenado a perpetua por delitos de lesa humanidad

Argentina pidió a Francia que le quite la Orden de Mérito a "Sérpico"

La ministra de Justica y Derechos Humanos, Marcela Losardo, junto con su par francesa Nicole Belloubet. La ministra de Justica y Derechos Humanos, Marcela Losardo, junto con su par francesa Nicole Belloubet. La ministra de Justica y Derechos Humanos, Marcela Losardo, junto con su par francesa Nicole Belloubet. La ministra de Justica y Derechos Humanos, Marcela Losardo, junto con su par francesa Nicole Belloubet. La ministra de Justica y Derechos Humanos, Marcela Losardo, junto con su par francesa Nicole Belloubet. 
La ministra de Justica y Derechos Humanos, Marcela Losardo, junto con su par francesa Nicole Belloubet.  

Las políticas de memoria, verdad y justicia integran la comitiva oficial en la gira de Alberto Fernández por Europa. Luego de las reuniones que el Presidente y parte del Gabinete nacional mantuvieron con organismos de derechos humanos argentinos instalados en Italia, la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, solicitó formalmente a su par francesa, Nicole Belloubet, que el país galo retire la Orden Nacional al Mérito otorgada hace más de tres décadas al represor de la Escuela de Mecánica de la Armada Ricardo Cavallo, cuando era agregado de esa fuerza en la embajada argentina en París.

Las ministras se reunieron en la sede del Ministerio de Justicia de Francia, en el marco de la visita oficial que el presidente realiza en ese país. Entre temas vinculados a "la lucha contra la violencia en la sociedad y, en particular, contra las mujeres y en el ámbito familiar", postularon desde la cartera local a través de un comunicado, Losardo presentó a su par francesa un pedido que desde hace décadas los sobrevivientes del centro clandestino que funcionó en la Esma realizan al Estado: que Francia retire la condecoración otorgada a Cavallo en 1985.

Losardo explicó que el pedido apunta a “cerrar así un episodio que contradice los valores democráticos y de respeto a los Derechos Humanos que comparten ambos países”, destacaron desde el Ministerio de Justicia. La ministra Belloubet, por su parte, explicó a Losardo que la condecoración no fue entregada por el Ministerio de Justicia y se comprometió a elevar el tema al presidente Emmanuel Macron.

La solicitud, además, responde a uno de los objetivos que la titular de la cartera de Justicia argentina expresó al inicio de su gestión y que apunta a devolverle a los derechos humanos "la centralidad" que tuvieron durante los gobiernos kirchneristas. en ese sentido, las políticas públicas en materia de memoria verdad y justicia viajaron con la ministra a la gira presidencial que Fernández inició la semana pasada por Europa. En Italia, por ejemplo, la ministra entregó a sus referentes de organizaciones de derechos humanos legajos de la Conadep para respaldar juicios por desaparecidos que se abrieron en aquel país.  

El camino de "Sérpico", desde la condecoración hasta las condenas

Francia condecoró a "Sérpico" --uno de los alias del represor durante el terrorismo de Estado-- en 1985. El otrora oficial de la Marina integró la patota de la Esma entre 1976 y 1979, en donde secuestró, torturó y asesinó gente en el marco del plan sistemático de exterminio de la última dictadura cívico militar argentina. 

A principios de la década siguiente, cuando los militares perdían poder y su dominio llegaba a su fin, fue premiado por la Armada con un puesto diplomático en la embajada argentina en Francia, en donde fue condecorado con la Orden Nacional de Mérito. 

Foto: Télam

En 1989 se trasladó a México, en donde intentó reciclarse como empresario y acabó siendo funcionario al frente del Registro Nacional de Vehículos. Sin embargo, sus crímenes no cayeron en el olvido. En agosto de 2000 fue extraditado a España a pedido del juez Baltazar Garzón, para ser juzgado por asesinatos y lesiones: entonces, la Fiscalía exigía 17 mil años de cárcel para él. 

Allí permaneció detenido a la espera de un juicio oral en su contra. Sin embargo, los primeros años del nuevo siglo trajeron cambios en Argentina en relación con los crímenes de lesa humanidad de la última dictadura. 

Con la declaración de nulidad para las leyes de impunidad que protegieron a los responsables de secuestros, torturas, desapariciones, muertes y robo de bebés, el proceso judicial en su contra se reactivó. 

En 2008, la autoridad máxima judicial española autorizó la extradición de Cavallo, solicitada por la Justicia argentina, para que sea juzgado en su propio territorio. Finalmente, en 2011 fue condenado a cadena perpetua por múltiples crímenes y posteriormente por los vuelos de la muerte.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ