Fisfe difundió números de la actividad industrial

Los fierros siguen flojos

Automotriz, metalurgia y máquinas, rubros en picada.Automotriz, metalurgia y máquinas, rubros en picada.Automotriz, metalurgia y máquinas, rubros en picada.Automotriz, metalurgia y máquinas, rubros en picada.Automotriz, metalurgia y máquinas, rubros en picada.
Automotriz, metalurgia y máquinas, rubros en picada. 
Imagen: Andres Macera

La producción industrial en Santa Fe cayó en tres de los últimos cuatro años. El dato, que refleja la dramática situación de la industria como consecuencia de las políticas económicas del gobierno anterior, se desprende del último informe publicado por la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) correspondiente a enero de este año. El deterioro del nivel de actividad de 2019 se fundamentó en el magro desempeño de la industria automotriz (-32,7%), productos de metal (-9,6%), maquinaria y equipo (-21,7%), autopartes (-15,6%), lácteos (-7,9%), siderurgia (-15,5%), sustancias químicas (-4,6%), entre otras. Contrariamente, resultaron actividades expansivas la molienda de oleaginosas (+5,9%) y carne vacuna (+3,7%). De todos modos, los industriales santafesinos destacaron que algunas medidas impulsadas por el gobierno nacional --modificación del sistema de licencias no automáticas de importación, facilidades de pago, y la reducción de tasas de interés, entre otras-- permiten "vislumbrar mejores señales para la industria manufacturera". 

Un total de 33 ramas industriales exhibió retrocesos de producción en 2018 y 2019. Los peores resultados se dieron en Productos químicos básicos, Calzado, Textiles, Productos farmacéuticos, Maquinaria de uso especial, Vehículos automotores, y Otro equipo de transporte, al presentar en 2019 el tercer año consecutivos de menor actividad. El informe agrega que el nivel de actividad industrial en Santa Fe enfrentó en el último mes de 2019, y por vigésimo mes consecutivo, una disminución de -0,6% interanual, acumulando en doce meses un retroceso de -6,5% en relación al año anterior. 

El trabajo realizado por el Instituto de Investigaciones Económicas de Fisfe precisó que desde comienzos de la etapa recesiva el total de asalariados declarados se redujo en -16,3 mil.  "En noviembre de 2019, último dato oficial publicado, se verificó, por décimo quinto mes consecutivo, una nueva caída interanual, en este caso de -2,4%, equivalente a una pérdida de -12,4 mil trabajadores asalariados", señalaron.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ