La opinión de dos expertos de la cuestión social
 

Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA

“Caída del salario”

“Hasta acá el modelo ajusta con bajos salarios y con endeudamiento”, dijo ayer Agustín Salvia, en una entrevista radial luego de que se presentaran los números de pobreza de la institución. El directivo aseguró que se está lejos de la crisis de 89-90 o 2001-2002, pero sostuvo que si este año “hay crecimiento del empleo pero no aumenta el salario real, sólo se va volver en el mejor de los casos a la situación de 2015”. Para que haya una recuperación, Salvia insistió en que “tienen que pasar ambas cosas: aumento del empleo y del salario real”. Consultado por un diagnóstico del primer año de gobierno de Cambiemos, el titular del Observatorio prefirió no hacer evaluaciones apresuradas porque consideró que no era “oportuno” hacerlo en un año de ajuste, pero afirmó que en el segundo año de gobierno “la pobreza va a bajar uno o dos puntos nada más o mantenerse en los niveles actuales”. Silva pronosticó que la cifra de pobreza que exhibirá el 28 de marzo el Indec, respecto del tercer trimestre de 2016, se ubicará en “32,2 por ciento o un poquito por arriba de ese número”. También defendió la metodología con la que elabora el índice de pobreza, que suele dar cifras mayores en la cantidad de pobres respecto del Indec. Silva reconoció que no se actualizó la canasta alimentaria para “no perder comparación con períodos previos”, a diferencia del Indec que la cambió tras el apagón estadístico. “El ingreso se compara con una canasta básica alimentaria de una familia de clase media baja para su subsistencia, que parar el tercer trimestre del año fue de 10.900 pesos para no ser pobre y de 7800 para no ser indigente, algo por debajo del Indec”, aseguró Salvia.


Andrés Asiain, director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz 

“La muestra tiene problemas”

El director de CESO sostuvo que hay discrepancias entre sus mediciones y las de la UCA, “porque la muestra que utilizan tiene problemas”. En diálogo con este diario, el economista aseguró que el Observatorio de la UCA utiliza una base propia, y no la encuesta de hogares del Indec, que no toma en cuenta el consumo de sectores de altos ingresos, por lo que “se sobreestiman los niveles de pobreza”. “Es una canasta total mucho menor de cobertura de bienes y servicios. No obstante, como el problema de la muestra está siempre, sí se puede ver cómo creció la pobreza aunque no sirve para conocer el nivel absoluto”, aseguró Asiain. “En nuestras mediciones, el nivel de pobreza nos dio para el primer semestre del año pasado un crecimiento de 5 puntos respecto de igual período de 2015, con lo cual 2.157.000 argentinos entraron en situación de pobreza”, afirmó el titular del CESO. Asiain sostuvo que el incremento en la cantidad de pobres respondió “en la primera mitad del año a la devaluación y el impacto de los precios de los alimentos, mientras que en la segunda parte a tarifas y precios regulados”. “Todo esto en un contexto de caída de la industria y destrucción del empleo. Incluso dentro del espacio liberal: una situación más contemplativa en tarifas y precios de los alimentos hubiese permitido una menor creación de pobres”, agregó. Respecto a las previsiones de aumento de precios, sostuvo que la inflación real va a ser mayor a la que registrarán los índices, porque después de los tarifazos del año pasado la incidencia quedó desactualizada y va a ser subestimada en próximas mediciones”, concluyó Asiain.