Paritaria

Febrero viene con ajuste

(Desde Santa Fe) 

El gobierno de Omar Perotti anunció ayer en la mesa paritaria con los gremios estatales UPCN y ATE que cumplirá la política salarial de 2019 y pagará hasta el último ajuste de la cláusula gatillo que estaba pendiente. Los docentes y trabajadores públicos cobrarán entonces el sueldo de febrero, en los primeros días de marzo, con un aumento del 3,8 por ciento, que fue el índice de inflación de diciembre, según reveló el secretario general de UPCN, Jorge Molina. El pedido de los sindicatos para que se pague el plus fue hecho por escrito. Molina dijo que el ministro de Gestión, Rubén Michlig se comprometió a responder “a la mayor brevedad”, pero después se la jugó y adelantó que “vamos a tener una respuesta positiva: el 3,8% de diciembre se va a pagar con los sueldos de febrero”. Su colega de ATE, Jorge Hoffmann, coincidió que eso “nos daría más tranquilidad en la discusión de la política salarial” de 2020. “No estaremos compelidos a resolverla de inmediato porque habría una respuesta para el mes de febrero”, planteó.

En la paritaria docente, el miércoles, la ministra de Educación Adriana Cantero anticipó que la propuesta salarial de la semana que viene incluirá un aumento en el arranque del año y una “metodología de actualización” de salarios para que los trabajadores “no pierdan poder adquisitivo”. Ayer, en la paritaria estatal, en la Casa Gris, Molina y Hoffmann aportaron otro dato: dieron por hecho que los sueldos públicos de febrero incluirán el aumento del 3,8% de la inflación de diciembre. Y esto comprende también a los maestros.

El ministro Michlig abrió la mesa paritaria con UPCN y ATE junto al subsecretario de Trabajo, Juan Manuel Pusineri, lo que puso en foco la ausencia del ministro de Economía, Walter Agosto.

“Lo más importante es la cuestión salarial”, dijo Molina. Le planteamos al gobierno la necesidad imperiosa de que se liquide el aumento del 3,8%, que es el índice inflacionario de diciembre, para cumplir (la política salarial de 2019) y dar paso a una nueva instancia de discusión" en 2020. El pedido "fue hecho por escrito" y Michlig "se comprometió a responder a la mayor brevedad posible porque los sueldos se tienen que liquidar con antelación a la fecha de cobro", explicó Molina.

Sin embargo, ayer hubo algún guiño político, porque al toque -y ante la pregunta de otra colega- Molina adelantó: "Yo creo que tendremos una respuesta positiva, que en febrero se va a liquidar el aumento del 3,8%, que es el índice de diciembre. Por lo tanto, se cumplirá la política salarial de 2019".

Y si eso ocurre -apuntó Hoffmann- "nos daría más tranquilidad en la discusión” paritaria de 2020. “No estaríamos compelidos a resolver la política salarial de inmediato porque ya habría una respuesta para el mes de febrero”.

El otro asunto que plantearon UPCN y ATE fue la “situación de los trabajadores contratados” en el gobierno de Miguel Lifschitz, que analizará una comisión técnica. "Entendemos que los 'contratos de última instancia' -como los llaman- son contratos que el gobierno (de Perotti) tiene derecho a revisar. Muchos se hicieron después de que (el gobernador) ganara las elecciones, que ya había un gobernador electo" y Lifschitz los hizo igual. "Entonces, es razonable que el gobierno tome sus recaudos y los analice. No estamos anticipando ninguna decisión tampoco", concluyó Molina.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ