El fallo defendió el derecho de las víctimas a expresarse

La Justicia rechazó una demanda de Héctor Magnetto contra Lidia y Osvaldo Papaleo

El CEO del Grupo Clarín había exigido ante la Justicia una indemnización por las denuncias formuladas por los Papaleo sobre la apropiación de Papel Prensa. La Sala A de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil consideró que no hubo injurias ni calumnias.
Imagen: Télam

La sala A de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil rechazó una apelación interpuesta por el CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, quien pretendía ser indemnizado por la familia que fue dueña de Papel Prensa. En junio del año pasado, el juez Hernán Pagés falló contra el hombre que conduce el poderoso medio, porque consideró que intentó atacar la libertad de expresión. La resolución se dio en el marco de una causa derivada de la denuncia por la apropiación de Papel Prensa de parte del Grupo Clarín y la influencia del empresario. "El fallo defiende el derecho de los demandados, Lidia y Osvaldo Papaleo, a expresarse libremente respecto de los delitos de los que fueron víctimas, es decir, secuestro, torturas y privación ilegítima de la libertad", dijo a PáginaI12 su abogado, Marcelo Parrilli.

El abogado agregó que ese derecho también los había habilitado a acompañar como querellantes al Estado Nacional que, a partir del decreto 1210/2010 del Poder Ejecutivo dictado bajo el mandato de Cristina Fernández de Kirchner, instruyó a la Secretaría de Derechos Humanos y a la Procuración del Tesoro para que intervinieran en todos los ilícitos vinculados con la transferencia de la empresa Papel Prensa S.A. del grupo Graiver, en favor de los diarios Clarín, La Nación y La Razón durante la dictadura.

"La sentencia de la Sala A de la Cámara Civil, al rechazar la posibilidad de cualquier injuria o calumnia por parte de los demandados constituye un paso importante para evitar que mediante acciones de carácter civil, en las que se demanden, como en el caso, indemnizaciones millonarias, se impida a las víctimas de delitos de lesa humanidad que ejerzan sus derechos en sede penal y además que sean silenciadas", agregó Parrilli.

Luego de que la Corte Suprema cerrara la causa Papel Prensa en 2017 y sobreseyera a todos los involucrados, Magnetto decidió avanzar contra los denunciantes Lidia y Osvaldo Papaleo. Sin embargo, el juez Pagés consideró que se debía "privilegiar la garantía de la libertad de expresión". Así, la Justicia civil rechazó una indemnización millonaria reclamada por el CEO del multimedios. Magnetto pidió que se condenara a los Papaleo "a resarcir los daños y perjuicios ocasionados debido a las calumnias e injurias que le profirieron", y le exigió un millón de pesos a Lidia Papaleo y 750 mil a Osvaldo Papaleo. La viuda del banquero David Graiver había querellado a Magnetto y a Ernestina Herrera de Noble por la apropiación irregular, bajo el terrorismo de Estado, de la empresa Papel Prensa. 

En el fallo, los jueces Ricardo Li Rosi, Hugo Molteni y Sebastián Picasso no observaron "que los demandados hayan obrado con culpa, mucho menos con dolo, al momento de sostener su postura frente a hechos de trascendencia pública como lo fueron aquellos que rodearon la cesión de acciones de Papel Prensa S.A. por parte de integrantes y allegados al Grupo Graiver". Y agregaron que "en definitiva, las versiones sobre los detalles, actuaciones personales y roles que les cupo a los individuos que fueron protagonistas de los hechos que se suscitaren, se acomodan necesariamente a las teorías que cada uno sostiene sobre las azarosas y controvertidas circunstancias que rodearon el tema de Papel Prensa y a la familia Graiver (...) Teorías que, por falta de otro sostenimiento por fuera de las propias versiones, llevó a la solución penal que dio base a este conflicto civil".  

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ