Viajaban por problemas de salud a Salta capital 

Otra vez la Policía impidió la libre circulación de wichís

Alrededor de 50 miembros del pueblo wichí, entre quienes se encontraban niños y niñas, se trasladaban a Salta por turnos médicos y no pudieron continuar el viaje por una intervención de la Policía Vial.
Imagen: Gentileza El Tintero de Salta

Cincuenta miembros de Misión Salim y de la Comunidad Wichí Lewétes de Padre Lozano que se trasladaban por turnos médicos en colectivo a Salta Capital quedaron varados en el cruce de la localidad de Pichanal luego de haber sido demorados en un control policial que encontró supuestas irregularidades en el conductor y el transporte. Esta es la segunda vez que la Policía de Salta impide la libre circulación de habitantes del pueblo wichí.

Los pasajeros quedaron abandonados en la ruta nacional 34 desde las 1.40 hasta las 14 de ayer aproximadamente, cuando, según el relato del cacique Leonardo Simplicio, el mismo chofer en el mismo colectivo fue a buscarlos y los dejó esta vez varados en Embarcación. Entre los pasajeros, hay niños y niñas y bebés para asistencia pediátrica.

Simplicio, referente de Misión Salim, sostuvo que la Policía esgrimió ahora que el colectivo de la empresa "Cabrera" de Embarcación no tenía los papeles en regla. El control policial se produjo cerca de las 2 de la madrugada, los viajeros habían partido a las 22 desde Padre Lozano, con destino a Salta Capital pero no pudieron llegar.

Simplicio dijo que una policía femenina en un primer momento "decía que íbamos con algo raro, que estábamos llevando droga, le dije que revise y no lo hizo". "Después nos decían que el colectivo no podía llevar pasajeros sentados atrás". Por último, la policía sostuvo que "el colectivo no tiene seguro ni carnet. Primero dieron una versión, luego otra", afirmó el vocero. 

"El comisario decía que el colectivo tenía 72 horas para circular por la ruta. El colectivo nos dejó abandonados en Pichanal. Nos han tenido toda la noche. Fue para que nosotros no podamos viajar, es bien clarito que estamos siendo perseguidos", expresó Simplicio. 

La Policía informó a Salta/12 que intervino en el operativo la Policía Vial realizando un acta de infracción al colectivo cuando se encontraba en el kilómetro 1336 de la ruta 34. La fuerza explicó que el conductor no contaba con documentación correspondiente para poder circular ya que tenía la licencia de conducir vencida y que el vehículo tampoco contaba con permiso para transporte de pasajeros de larga distancia. La Policía retuvo el colectivo, que quedó en el predio de Caballería hasta que llegó un chofer alternativo con licencia de conducir quien lo retiró y como no podía llevar pasajeros, los viajeros quedaron varados en el cruce de Pichanal. 

Lo llamativo fue que en la última consulta efectuada a Simplicio este jueves informó a Salta/12 que ya se encontraban varados en Embarcación porque "la Policía" habría dispuesto que el mismo chofer con infracción en el mismo colectivo que no estaba supuestamente apto para transporte de pasajeros volviera a buscarlos entre las 14 y 15. Este chofer los dejó en Embarcación, no los trasladó a Padre Lozano desde donde habían partido.  

"Tenemos turnos médicos, de pediatría, ginecología, psicología", sostuvo Simplicio. Dijo que no pretendían manifestarse, que aún necesitan viajar a la Capital y están esperando que algún funcionario les provea transporte. El cacique contó que habían pagado de forma particular el colectivo que es de Embarcación y que desde la empresa no les dieron explicaciones. Simplicio dijo que permanecen en la Estación de Trenes de Embarcación sin ningún acompañamiento de la Municipalidad del lugar.

"En Padre Lozano no hay nada. Hay un mini hospital que no tiene nada. No tenemos médicos, enfermeros, agentes sanitarios, nada, estamos abandonados", aseveró Simplicio. Por ello, sostuvo que tienen que trasladarse a Salta Capital para recibir asistencia médica. 

Habitantes de Misión Salim estuvieron en la ciudad de Salta a finales de febrero pasado, reclamando por la falta de acceso a la salud y a la educación. Esa vez la provincia les proveyó de algunos bolsones de mercadería y les puso un colectivo para que regresaran a su lugar de origen. El 3 de marzo Simplicio y otros integrantes de la comunidad intentaron regresar a la capital provincial para manifestarse con el mismo reclamo, pero la Policía los retuvo en Embarcación y los obligó a regresar a Misión Salim. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ