Biblioteca Proteatro

Obras de Saba

El Instituto Proteatro fue creado en 1999 y desde entonces se dedica al fomento de la actividad teatral no oficial de la ciudad de Buenos Aires. Algunas de las propuestas destinadas a lograr ese objetivo incluyen la promoción de grupos de producción, la creación y el mantenimiento de salas de teatro independiente y proyectos como la Colección Biblioteca Proteatro, llevada adelante entre el Instituto, Eudeba y el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires. La iniciativa busca jerarquizar y dar difusión al texto escrito, dramatúrgico o de investigación a través de canales institucionales. Es en este marco que se publicó La letra caníbal. Textos dramáticos reunidos, de Mariano Saba. Doctor en Letras (UBA), investigador del Conicet, egresado de la Carrera de Dramaturgia en la EMAD (dirigida por Mauricio Kartun) y docente en numerosas instituciones, Saba ha reunido en sus años de oficio una gran cantidad de piezas teatrales que no sólo fueron montadas en distintos escenarios sino que, además, obtuvieron importantes reconocimientos en el ámbito teatral. La letra caníbal reúne parte de una producción que su colega Andrés Binetti —con quien escribió la Trilogía Argentina Amateur— define en el prólogo como “una obra en profunda beligerancia con el teatro displicente, una dramaturgia de la conmoción”. El ejemplar incluye las obras Madrijo, El vuelo de la mosca, Lógica de naufragio, Esto también pasará, Remar y Veneno, además de un estudio postliminar a cargo del actor y director teatral Ezequiel Lozano, quien al igual que Saba se desempeña como investigador del Conicet. La colección cuenta con otros títulos que reúnen la obra de Héctor Levy-Daniel, Cecilia Propato Carriére y César Brie. Lola Proaño Gómez, otra de las prologuistas, sostiene: “El teatro de Saba resiste y expresa, poéticamente, sin necesidad de descripciones directas, el presente argentino y la angustia de amplios sectores de la sociedad”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ