Villa Gesell y Pinamar restringieron los accesos y establecieron controles

Coronavirus: "Quedate en casa", pidieron los intendentes, y la costa se llenó de turistas

Pese a las disposiciones oficiales y el pedido de los residentes para no recibir gente, cientos de autos saturaron la ruta en el acceso a las localidades turísticas.
Imagen: Télam

La postal del jueves, con largas filas de vehículos en los accesos a Pinamar y Villa Gesell, dejó en evidencia que aún hay sectores de la sociedad en los que todavía no calaron las recomendaciones de aislamiento y prevención lanzadas por autoridades y decenas de sanitaristas, infectólogos y virólogos, nacionales e internacionales, para tratar de frenar la pandemia de coronavirus. Ni las campañas de los propios intendentes consiguieron frenar la afluencia de personas a los partidos de la Costa Atlántica bonaerense en la previa del fin de semana largo. 

Esta misma semana se había registrado una postal similar en el balneario bonaerense de Monte Hermoso . Las imágenes con turistas llegando a la costa se replicaron desde temprano en las redes sociales.

Ante esta situación, los partidos de Villa Gesell y Pinamar centralizaron los ingresos a las distintas localidades. Para ingresar a Villa Gesell el intendente Gustavo Barrera habilitó solo el sector sur, donde se revisó auto por auto a los cientos de turistas que viajaron a esa ciudad balnearia.

"Con guantes, barbijos y materiales descartables nuestros trabajadores de Tránsito y Seguridad realizan los controles en el Acceso Sur, único habilitado en #VillaGesell. #Dia3 #NoSonVacaciones #EnCasaPorTodos #QuedateEnCasa", tuiteó el intendente Barrera en la red social, al compartir fotos de los controles.

Algo similar sucedió en Pinamar, donde solo se mantuvo un ingreso, para llevar un seguimiento de quienes entraban a la ciudad. "Controlamos auto por auto, reitero una vez más: en la República Argentina, el único que puede restringir la libre circulación en el territorio de la República es el Presidente, con autorización del Congreso solicitando Estado de sitio", escribió en sus redes sociales el intendente de Pinamar, Martín Yeza, ante el reclamo de los residentes de la ciudad para que no dejara entrar a los turistas.

El intendente Yeza sostuvo que "se tomó muy bien la decisión de bloquear vuelos y micros, pero el problema los tenemos los que estamos a distancia de auto de Buenos Aires. Lo que necesitamos es que el Estado nacional intervenga con la fuerzas federales para que realicen el control de las rutas nacionales y provinciales que llegan a la Costa Atlántica”.


Sin excursiones en Mar del Plata

En paralelo, con un escenario mutante, en el que hasta este jueves se registraban 97 infectados y 3 de muertos en todo el país, el intendente de General Pueyrredón (Mar del Plata), prohibió la circulación del servicio de excursión urbana, suburbana, interurbana y acuática hasta el 31 de marzo, luego de que se viralizara en las redes sociales un video en el que se ve un contingente de adultos mayores en un bus recreativo.

Al mismo tiempo, el gobierno nacional y el bonaerense pusieron en marcha un operativo de control de temperatura a los automovilistas que circulan por la Autopista Buenos Aires-La Plata, que enlaza con la ruta 2 hacia la costa. El operativo, a cargo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, se implementó en el peaje Hudson de la Autopista y la ruta 2, en dirección a la Costa Atlántica.


"La prioridad es la cuestión sanitaria"

Con el fin de semana largo en puerta, el Ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens dijo a Página/12 que desde su cartera hablaron “con cada uno de los intendentes de las ciudades turísticas más importantes para pedirles que envíen desde sus municipios un mensaje claro y contundente diciendo que van a estar todos los comercios cerrados, que no van a tener absolutamente nada para hacer en esas localidades". "Este es un golpe durísimo para la industria del turismo pero la prioridad número uno está puesta en la cuestión sanitaria”, añadió.

"Estamos haciendo un esfuerzo fenomenal desde el Gobierno, pero no alcanza. Necesitamos la colaboración y la responsabilidad de todos y todas. Para cuidarnos, tenemos que quedarnos en nuestra casa. Que nadie tenga dudas, para que este virus no se propague y no tengamos consecuencias mucho más graves, esto es lo mejor que podemos hacer”, remarcó el ministro Lammens.

En este sentido, el Ministerio a su cargo adoptó medidas concretas para desincentivar el turismo interno, en línea con el pedido del Ministerio de Salud de fomentar el aislamiento social. Por ello, estableció que los hoteles no podrán recibir argentinos ni argentinas hasta el 31 de marzo. Esos establecimientos solo estarán habilitados para alojar a extranjeros no residentes en el país hasta dicha fecha.


Devolución de reservas

Por ello, los agentes de viaje, establecimientos hoteleros y las plataformas digitales de servicio de alojamiento temporario donde se haya realizado la reserva deberán devolver a los turistas argentinos toda suma de dinero percibida por hospedajes para el período que va entre el 16 y el 31 de marzo. 

Quienes ya se encuentran hospedados, en cambio, estarán habilitados para continuar su estadía. Estas medidas se sumaron a las suspensiones -desde las 00 hs de este viernes hasta las 24 del martes 24 de marzo- de los vuelos de cabotaje, micros y trenes de larga distancia. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ