Cosecheros en peligro

Denuncian que las bodegas incumplen medidas sanitarias

El Sindicato Vitivinícola de Cafayate aseguró que los trabajadores son trasladados amontonados en camiones sin ningún tipo de protección, y que comparten utensilios a la hora de comer.
La cosecha de la vid en Cafayate La cosecha de la vid en Cafayate La cosecha de la vid en Cafayate La cosecha de la vid en Cafayate La cosecha de la vid en Cafayate 
La cosecha de la vid en Cafayate  

La actividad vitivinícola no se frenó con la cuarentena dispuesta por el presidente de la Nación, Alberto Fernández. En el Decreto de Necesidad y Urgencia 297/20 quedaron exceptuadas las industrias de alimentación, su cadena productiva e insumos, entre los que se encuentra la uva necesaria para producir el vino, considerado un alimento. Además, fue un pedido que realizó el gobernador mendocino Rodolfo Suárez por las importantes pérdidas que podría generar un parate en la cosecha, cuando falta menos de un mes para terminar la vendimia.

En ese marco, el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines (SOEVA) de Salta, Nelson López, denunció ante el Comité de Emergencias de Cafayate a las bodegas locales por incumplir con las medidas sanitarias dispuestas por los gobiernos nacionales, provinciales y municipales a raíz de la propagación del coronavirus.

El dirigente gremial relató a Salta/12 que los cosecheros son trasladados en camiones o colectivos, amontonados y sin ningún tipo de protección. López dijo haber corroborado esta situación por lo menos en las bodegas Animaná y El Esteco, y se quejó del ingreso de camiones procedentes de Chile y de otros puntos del exterior sin ningún tipo de control. También denunció que los trabajadores no cuentan con elementos de higiene cuando paran a comer, y que comparten los utensilios.

A través de un comunicado, el SOEVA denunció y repudió “la actitud temeraria y displicente de las empresas vitivinícolas nucleadas en la Asociación de Bodegas de Salta que al día de la fecha no han tomado las medidas sanitarias correspondientes para el cuidado de la salud de nuestros afiliados vitivinícolas, subestimando así la gravedad de la pandemia que nos aqueja a nivel mundial”.

López explicó que intentó convocar a un paro de actividades para garantizar condiciones adecuadas de trabajo, pero los empleados temporarios se oponen por miedo a ser sancionados o despedidos.

Lamentó que el Comité de Emergencias de Cafayate no preste atención a su denuncia, y añadió que intentó notificar a la Secretaría de Trabajo de la provincia, pero no logró que lo atendieran, debido a la cuarentena. 

Por su parte, el presidente de Bodegas de Salta Asociación Civil, Horacio Thoman, reconoció que no puede asegurar que todas las compañías cumplan con los protocolos de seguridad, pero dijo que en los casos que conoce se están tomando los recaudos necesarios para evitar la propagación del virus.

“Yo no le puedo decir respecto de lo que está pasando en todos los viñedos, pero en los que yo conozco eso no es así. Hay protocolos buscando que la gente no esté muy aglomerada, se tienen que asear antes de comer, las cuestiones del barbijo…”, dijo el representante de los bodegueros a Salta/12. 

“La mayoría de las empresas son extranjeras o grandes empresas nacionales que desarrollan actividad vitivinícola en varias provincias, con lo cual tienen una serie de protocolos”, aseguró, aunque reconoció que “los dueños de las unidades chicas que están más alejadas tienen un problema grave para levantar la cosecha y ellos por ahí recurren a cuadrilleros que se encargan de llevar a la gente” en las condiciones señaladas por López.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ