El sistema de carriles diferenciados alivió un poco el tráfico

Otra mañana con demoras en los accesos a la Ciudad de Buenos Aires

Imagen: Bernardino Avila

La modificación en la modalidad de los controles implementados en los accesos a la Ciudad de Buenos Aires en el marco de la cuarentena obligatoria por el coronavirus mejoró un poco las largas filas de autos que se produjeron ayer en el primer día de restricción en los ingresos.

El tránsito desde el norte por la Autopista Panamericana, por ejemplo, se mostraba más ágil gracias a que se ubicaron una mayor cantidad de controles en distintos puntos de la traza, especialmente en los accesos a la importante arteria, con la colaboración en muchos casos de los distintos municipios.

En cambio, en otro de los accesos con importante tráfico, la Autopista Buenos Aires-La Plata o la Ricchieri, se registraron hasta tres kilómetros de cola y las demoras para ingresar eran de varios minutos.

A partir de este jueves, se implementó también la diferenciación de carriles, con vías exclusivas para profesionales de la salud y el transporte de bienes esenciales.

Según aclararon las autoridades porteñas, el objetivo de los carriles diferenciados es priorizar la circulación del personal de la salud y de seguridad y facilitar el abastecimiento de alimentos y bienes de primera necesidad para que puedan ingresar y salir de la Ciudad en forma ágil y con las menores demoras posibles.

El personal de sanidad y seguridad puede ingresar y salir de la Ciudad por todos los puntos habilitados, ya sean los destinados a Transporte Público, Camiones, o de uso general, con prioridad por el carril izquierdo.

El tránsito se organiza por el carril izquierdo para personal de salud y seguridad, el central para autos particulares con la debida autorización para circular, y el derecho para camiones y colectivos.

Además, se amplió la cantidad de accesos para tránsito pesado, ya que ahora los camiones pueden utilizar los accesos que eran exclusivos para transporte público. Entre ellos se destaca el puente Victorino de la Plaza (puente entre Pompeya y Puente Bosch, que da acceso desde Provincia a la avenida Vélez Sarsfield, luego Entre Ríos y luego Callao).

Por otro lado, el operativo de control sobre el Puente Pueyrredón se desplazó 1.500 metros para permitir una mejor distribución del tránsito (camiones-transporte público-vehículos particulares) y mejores maniobras y fluidez. El control se había ubicado este miércoles arriba del Riachuelo, pero este jueves se corrió 1.500 metros, ubicándose antes de llegar a la Avenida Suárez.

En tanto, a la altura de la Usina del Arte, a partir de las 5, se sumó un nuevo puesto con agentes de Tránsito en los tres carriles de ingreso a la Ciudad. Este control refuerza los del lado de Provincia en Dock Sud y Hudson, en coordinación con la Provincia de Buenos Aires.

Accesos exclusivos 

En Avenida General Paz, los cruces en 27 de Febrero, Avenida de los Corrales, Juan B. Justo, Avenida de los Constituyentes, Avenida Francisco Beiró, Avenida Juan Bautista Alberdi, Avenida Mosconi, Tinogasta, cruce Francisco Fernández de la Cruz, Puente Pedro de Mendoza, Emilio Castro, Tonelero, Víctor Hugo, Avenida Lope de Vega, calle Ricardo Gutiérrez, cruce Emilio Lamarca, cruce Ricardo Balbín, cruce Avenida del Libertador, Puente Victorino de la Plaza y Puente Olímpico Ribera Sur, son exclusivos para personal de la salud, colectivos y camiones con productos esenciales.

Accesos generales

En tanto, en la Autopista Ricardo Balbín Buenos Aires-La Plata, Puente Avellaneda, Puente Pueyrredón, Puente Alsina, Puente LA Noria, y los cruces de la Avenida General Paz en cruce Avenida Coronel Roca, Empalme Autopista Dellepiane, Eva Perón, Rivadavia, Acceso Oeste, Avenida San Martín, Empalme Acceso Norte y Avenida Cabildo, los accesos generales para personal de la salud y todo tipo de vehículos.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ