La deuda externa aumentó u$s 120 mil millones en 4 años

Crisis y superávit comercial

La deuda externa bruta alcanzó a fines del año pasado 277.648 millones, lo que representó un incremento del 76,1 por ciento en cuatro años. Se trata de un aumento de 120.129 millones respecto del monto informado en el último trimestre de 2015. Así lo informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En relación con el último trimestre de 2018, la deuda externa bruta marcó un leve retroceso de 0,1 por ciento, contra los 277.921 millones de dólares computados en ese período. El Indec informó además que en febrero hubo un superávit comercial de 1129 millones de dólares.

Los datos del intercambio comercial del mes pasado detallaron que las exportaciones fueron de 4324 millones de dólares, con un retroceso de 2,8 por ciento interanual. Las importaciones se ubicaron en 3195 millones y marcaron una caída del 20,1 por ciento. Entre las importaciones que más bajaron se destacó el retroceso de vehículos automotores de pasajeros. Se trató de una merma del 55,3 por ciento.

En el centro de estadísticas oficial indicaron que el resultado de la Balanza de Pagos, que reúne todos los movimientos de mercancías, bienes y servicios con el exterior, arrojó un déficit de 3462 millones de dólares en el cierre de 2019, contra el rojo de 28.003 millones de dólares registrado a finales del 2018. La devaluación y la caída de la actividad económica fueron dos elementos claves para explicar la disminución del déficit de cuenta corriente.

Los datos del Indec detallaron el fuerte endeudamiento de los últimos años. A fines de 2015, cuando asumió Mauricio Macri, la deuda externa bruta era de 157.792 millones de dólares. Al cierre de 2016, el monto trepó hasta 192.462 millones, entre otras cosas por el acuerdo, vía emisión de nuevos títulos, con los fondos buitres, que recibieron fallos favorables en tribunales de los Estados Unidos en los juicios contra el Estado argentino.

En 2017 la deuda escaló 21 por ciento respecto de la de 2016 y se ubicó en 232.952 millones de dólares. Luego creció 19 por ciento en 2018 para llegar a los 277.921 millones en el cierre de ese año. Este endeudamiento generó una fuerte crisis financiera para la Argentina y la necesidad de encarar un programa de reestructuración de los bonos con los acreedores privados.

Este año el Gobierno buscará reestructurar 68.843 millones de dólares de bonos emitidos bajo legislación extranjera, en manos de tenedores privados, y refinanciar otros 44.000 millones de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El objetivo del equipo económico es recuperar la capacidad de crecimiento del país y hacer sustentable la deuda.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ