El senado Taiana impulsa la medida en el marco de la crisis desatada por el coronavirus

Piden la condonación de la deuda externa para los países de América Latina

El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica y referentes políticos internacionales reclaman que los organismo multilaterales de crédito perdonen las deudas y que los acreedores privados acepten una reestructuración. 

En el marco del avance generalizado del coronavirus, referentes políticos internacionales se sumaron a la campaña que lanzó el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) para que el Fondo monetario Internacional (FMI) y otros organismos multilaterales condonen las deudas externas soberanas de los países de América Latina. La iniciativa, que impulsan el senador Jorge Taiana, los ex presidentes Rafael Correa, José Luis Rodriguez Zapatero y Dilma Rousseff y el ex vicepresidente de Bolivia, Álvaro Garcia Linera y otras decenas de personalidades en todo el continente, busca además que los acreedores privados internacionales acepten un proceso inmediato de reestructuración de la deuda que contemple una mora absoluta de dos años sin intereses.

"Ante tantas dificultades económicas, producto del avance de la pandemia del COVID-19, la condonación de la deuda externa es una acción tan justa como necesaria”, explican los impulsores de esta campaña a través de un documento que publican a través de la home del organismo que integran y en el que invitan a “centros de pensamiento, universidades, instituciones religiosas, sindicatos, patronales y gobiernos a que se unan a este pedido”.

Allí hacen suyas las predicciones de algunas entidades internacionales sobre el futuro post coronavirus en el mundo, como los 2 billones de dólares que se perderán a nivel global según Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y Desarrollo. O los 25 millones de empleos que están en riesgo según la Organización Internacional del Trabajo. O la fuga de capitales desde los países emergentes, que según el Instituto Internacional de Finanzas ya alcanzó el valor récord de 60 mil millones de dólares.

Al igual que “ocurrió en otros momentos históricos marcados por grandes catástrofes como guerras, enfermedades y pandemias”, plantean desde la CELAG, “esta es una oportunidad única para evitar que el peso de la deuda sea un escollo aún mayor que añadir al complejo reto de superar este momento social y económico tan crítico", detallan en el documento.

La iniciativa que ha sido denominada "La hora de la condonación de la deuda para América Latina" y plantea que “no” es posible “exigir a los países que hagan políticas efectivas en materia de salud pública para afrontar la actual pandemia y, al mismo tiempo, pretender que sigan cumpliendo con sus obligaciones de deuda”. “Si ya el pago de deuda es un peso-muerto para cualquier economía latinoamericana, en estos momentos de tanta adversidad económica y social, por la pandemia, el pago de la deuda es simplemente imposible de pagar. Es inviable”, planteó a este diario Alfredo Serrano Manci, director del CELAG. Los registros postulan que, en promedio, el nivel de endeudamiento externo alcanza el 43.2 por ciento del PBI de América Latina entera. En Argentina, la deuda representa casi el 100 por ciento del PBI.

Según Serrano Manci, la propuesta es viable “si hay voluntad política”. “Si el FMI, BM, y otros organismos han manifestado que desean ayudar al mundo ante esta situación, deben empezar por esto, por condonar la deuda”, añadió. “Es una cuestión no solo de solidaridad sino de pragmatismo. Es imposible crear riqueza económica en este presente tan complicado para afrontar la deuda”, completó.

Además, los firmantes solicitan a las Naciones Unidas que "a la mayor urgencia convoque a la Asamblea General para discutir una resolución que proporcione el marco legal internacional para llevar a cabo esta estrategia efectiva de condonación de la deuda externa de América Latina y fomentar el proceso de reestructuración con los acreedores privados".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ