Los organismos de derechos humanos tucumanos y el nombramiento de Gilda Pedicone de Valls

Repudio a la designación de una bussista en la Legislatura de Tucumán

El vicegobernador Osvaldo Jaldo nombró como directora de Asesoría Letrada de la Legislatura a Pedicone, quien fuera defensora del genocida Antonio Bussi.
La bussista repudiada, Gilda Pedicone de Valls.La bussista repudiada, Gilda Pedicone de Valls.La bussista repudiada, Gilda Pedicone de Valls.La bussista repudiada, Gilda Pedicone de Valls.La bussista repudiada, Gilda Pedicone de Valls.
La bussista repudiada, Gilda Pedicone de Valls. 

Los organismos de derechos humanos de Tucumán rechazaron y repudiaron la decisión del vicegorbenador Osvaldo Jaldo de designar en la Legislatura provincial a Gilda Pedicone de Valls, quien fuera fiscal de Estado de la provincia y defensora del genocida Antonio Domingo Bussi. En ese sentido considerán que Jaldo "ignora las políticas en materia de Memoria y que representa un guiño a quienes promueven una política negacionista y exhibicionista del Terrorismo de Estado".

Pedicone de Valls es una abogada que tuvo una larga relación con el genocida Bussi, a quien conoció en 1976 cuando siendo joven se incorporó a la Fiscalía de Estado. Luego sería su funcionaria e incluso su abogada defensora cuando al genocida le descubrieron cuentas bancarias en el exterior que no había declarado. 

En ese sentido los organismos de derechos humanos consideran que el vicegobernador no puede desconocer los antecedentes políticos de Pedicone de Valls y por lo tanto consideran que Jaldo "ignora las políticas en materia de Memoria y que representa un guiño a quienes promueven una política negacionista y exhibicionista del Terrorismo de Estado encarado en esta provincia por Antonio Bussi, en sus dos administraciones de la provincia".

El documento que dieron a conocer lleva la firma de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo (filial Tucumán); Fundación Memorias e Identidades del Tucumán; ANDHES; H.I.J.O.S. Tucumán; Asamblea Permanente por los Derechos Humanos; Secretaría de DDHH de la CTA Tucumán; Asociación Sur por los Derechos Humanos; Agrupación de Ex Presos Políticos Héroes de Trelew y la Comisión por los Derechos Humanos de Tafí Viejo.

En su comunicado, los organismos tucumanos señalan que la Legislatura tucumana se "está convirtiendo en un verdadero huevo de serpientes". Es más, a modo de ejemplo recuerdan que el legislador por Fuerza Republicana, Gerardo Huesen, asumió su banca jurando por el genocida ante "el silencio generalizado del cuerpo legislativo". 

Por otra parte señalan que Jaldo no quiso recibirlos en 2018 cuando quisieron explicarles el rechazo a la designación del juez penal Facundo Maggio por haber sido defensor de genocidas. 

"En el marco de una emergencia sanitaria que nos interpela a reforzar lazos sociales pero también en el Mes de la Memoria que nos recuerda el poder que tuvo el Estado para destruir el tejido social, no permitiremos que estos hechos queden invisibilizados", cierra el comunicado de los organismos de derechos humanos de Tucumán. 

A continuación el comunicado completo:

Tenemos memoria y Pedicone de Valls no debería ser directora de la Legislatura tucumana

Los Organismos de Derechos Humanos de Tucumán repudiamos la designación de Gilda Pedicone de Valls como Directora de Asesoría Letrada, cargo recientemente creado por el vicegobernador Osvaldo Jaldo, en otra maniobra política más, que lo pone a la altura de los antecedentes de sus nuevos aliados políticos. 

De esta manera, Pedicone de Valls se queda a cargo de los abogados del Poder Legislativo y en su despacho circularán las asesorías Letrada, Administrativa y Legislativa, además de la Judicial y de Investigaciones Administrativas. Seguramente, para esta designación, se tuvo en cuenta la experiencia de Pedicone de Valls, ya que fue fiscal de Estado del Bussi devenido en democrático, y quien la buscó para que fuera su abogada, con la cuestión de sus cuentas en Suiza. Sin dudas, el genocida tenía toda la confianza en esa joven letrada que había entrado a prestar sus servicios en la Fiscalía de Estado, ya entre mayo y octubre de 1976.

Desde nuestra perspectiva, esta designación, es otro aspecto político de la presidencia de la Legislatura que ignora las políticas en materia de Memoria y que representa un guiño a quienes promueven una política negacionista y exhibicionista del Terrorismo de Estado encarado en esta provincia por Antonio Bussi, en sus dos administraciones de la provincia.

De esta manera, la legislatura tucumana se está convirtiendo en un verdadero huevo de serpientes. Recordemos que el legislador por Fuerza Republicana, Gerardo Huesen, juró su cargo por la memoria de genocida Bussi ante el silencio generalizado del cuerpo legislativo. Y tenemos muy presente, que en 2018, Jaldo se negó a recibirnos en tanto organismos de derechos humanos que buscábamos informarle –por si él no lo sabia—el porqué de nuestro rechazo a la designación de Facundo Maggio como juez penal provincial. En el marco de una emergencia sanitaria que nos interpela a reforzar lazos sociales pero también en el Mes de la Memoria que nos recuerda el poder que tuvo el Estado para destruir el tejido social, no permitiremos que estos hechos queden invisibilizados. 

Si bien la situación nos invita a ser responsables y tener conciencia ciudadana y no estaremos en la calle, estamos convencidos que la lucha sigue en todos lados.

Memoria, verdad y justicia

30.000 compañeros detenidos desaparecidos

¡Presentes! ¡¡Ahora y siempre!!

Asociación de Madres de Plaza de Mayo; Fundación Memorias e Identidades del Tucumán; ANDHES; H.I.J.O.S Tucumán; APDH Asamblea Permanente por los Derechos Humanos; Secretaría de DDHH de la CTA Tucumán; Asociación Sur por los Derechos Humanos; Agrupación de Ex Presos Políticos Héroes de Trelew; Comisión por los Derechos Humanos de Tafí Viejo.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ