La Unión Industrial Argentina se lo presenta al Presidente

Protocolo sanitario pensando en volver

La central fabril busca el regreso de más actividades y promete reforzar las medidas de seguridad. Reunión clave en Olivos.
Miguel Acevedo, de la UIA, elevará el proyecto al gobierno.Miguel Acevedo, de la UIA, elevará el proyecto al gobierno.Miguel Acevedo, de la UIA, elevará el proyecto al gobierno.Miguel Acevedo, de la UIA, elevará el proyecto al gobierno.Miguel Acevedo, de la UIA, elevará el proyecto al gobierno.
Miguel Acevedo, de la UIA, elevará el proyecto al gobierno. 
Imagen: Sandra Cartasso

La Unión Industrial Argentina prepara un protocolo sanitario destinado a empresas y trabajadores con el fin de minimizar el contacto social en un próximo periodo de flexibilización de la cuarentena. Estas recomendaciones serán presentadas en la reunión que este martes tendrá lugar en Olivos entre el presidente, Alberto Fernández, directivos de la entidad y de la CGT. Incluye el reforzamiento de la limpieza de los lugares de trabajo, el control de temperatura a los trabajadores, horarios escalonados, estimular el uso de la modalidad de trabajo remota, limitar las reuniones de trabajo e impulsar a los empleados a utilizar la bicicleta o el auto para evitar el transporte público. Este protocolo evidencia que a partir de la reanudación de actividades, el empresariado deberá tener un rol central para evitar la propagación del virus.

La semana pasada, el gobierno comenzó en los hechos con la flexibilización de la cuarentena, al incluir una serie de actividades entre las exceptuadas al decreto que frenó casi por completo la economía. Además de los iniciales sectores vinculados a alimentos, transporte público, salud y otros servicios esenciales, se sumaron la venta de materiales de construcción, industrias minera, nuclear y forestal, maquinaria agrícola, el comercio exterior, mutuales y cooperativas de crédito. Pero persiste la necesidad de que la economía vuelva a funcionar, especialmente para que no se destruya por completo el empleo informal, fuente de ingresos del tercio de la población.

"Todas las empresas que empiecen a trabajar deberán tener un protocolo muy cuidado de cómo van a ser las relaciones dentro de las fábricas, las distancias, la higienización de los trabajadores. Hay que evitar los cuellos de botella y recomendaciones que se van a tener que cumplir", afirmó este lunes el titular de la UIA, Miguel Acevedo. “No creo que el lunes abramos la puerta y salgamos todos juntos. Va a ser algo paulatino, una liberación en etapas", aclaró el dirigente. En la entidad consideran que hay rubros como autopartistas que abastecen y exportan a la cadena de valor, metalurgia, la cadena foresto industrial, producción de cigarrillos, laboratorios y otras industrias exportadoras que generan dólares que deben ponerse en marcha.

Los empleadores pasarán a tener un rol fundamental en la correcta organización del espacio de trabajo. Algunas de las definiciones del protocolo de la UIA son las siguientes: “Asegurar que el lugar de trabajo se encuentre limpio y ordenado; reforzar la limpieza de las superficies; realizar un control de temperatura diario a todos los trabajadores al momento de su ingreso al lugar de trabajo; prohibir el ingreso a quienes registren una temperatura superior a 37,5 grados; establecer horarios de entrada y salida escalonados; colocar y mantener disponible alcohol en gel, o bien establecer estaciones de lavado en todas las áreas comunes de trabajo; identificar a una persona por sector que se convierta en el referente con el objetivo de que se cumplan las normas básicas y que explique a sus compañeros la importancia de cumplirlas y estimular el uso individual de computadoras y teléfonos fijos y móviles”.

La UIA también sugiere “estimular el uso de pañuelos de papel al toser o estornudar y descartarlos luego de su uso; reemplazar el contacto directo entre trabajadores por los métodos virtuales y/o teléfono; estimular el teletrabajo y sectorizar el comedor de manera que se respeten las distancias de seguridad y prevención”. La entidad fabril sugiere que de encontrarse un caso positivo de coronavirus en el lugar de trabajo, “es necesario aislar en forma urgente al trabajador, organizar el traslado a su domicilio y aislar inmediatamente a los trabajadores con los que tuvo contacto”. También advierte que hay que “ejecutar inmediatamente un procedimiento especial e integral de limpieza y desinfección total que permita reiniciar la producción en el menor plazo posible”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ